PDA

Ver la Versión Completa : (INFO) Segunda División Chile - Años '60 y '70



janox81
30/08/2010, 16:28
Segunda División Chile - Años '60 y '70



Buenas peloteros todos, cachuriando por la red me encontre este archivo fotografico de la sagunda division de Chile de la decada del 60 y 70 correspondiente a la revista Estadio - Gol y gol .
Bádminton, Lister Rossel, el equipo de la UTE o el viejo Green Cross, fotos y datos ineditos de nuestro futbol.

http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193086654_f.jpg

Clásico Militar 1974


Torneo Primera División, Octubre 1974
Estadio El Bosque
Aviación 2 - Naval 2

El primer partido que los dos equipos pertenecientes a ramas de las fuerzas armadas disputaron en primera división. Se jugó en el estadio El Bosque, a un costado de la base aérea del mismo nombre. Desde hace 20 años, luego de la disolución de Aviación, no se disputa fútbol profesional en ese lugar.

Ambos equipos desaparecerían en los años ochenta por decisión de los altos mandos castrenses, aunque Naval fue refundado por particulares y hoy milita en Tercera.

Ojo con la presencia de uniformados escoltando a ambos equipos y a los centenares de aviadores en las tribunas. Extraño retrato de una época, justo un año después del golpe.

Fuente: Revista Estadio, José Carvajal.


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193143593_f.jpg



Hinchada Pirata 1976


Torneo Segunda División (junio 1976)
Estadio Santa Laura
Audax Italiano 0 - Coquimbo Unido 0

Cientos de hinchas de Coquimbo viajaron en micro a Santiago para el duelo de punteros contra Audax por la fase regular del grupo norte; se contabilizaron más de 1.100 socios visitantes. Al cabo, ambos cuadros clasificarían para la ronda final: Audax subió a Primera en la liguilla de promoción y los piratas terminaron quintos (ascenderían al año siguiente).

Nótese la exótica barra femenina de la primera fila, extravagante antecesora de Al Hueso Pirata.

Fuente: Archivo Estadio, Leopoldo Canales.


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193234827_f.jpg

Bádminton de Curicó


Torneo Segunda División (octubre 1971)

En 1969 se revocó la fusión entre Ferroviarios y Bádminton, que alcanzó a durar 20 años. Desaparecido el Ferrobádminton, cada mitad siguió sendas tortuosas. En el caso de los aurinegros, emprendieron el mismo rumbo que otras instituciones pequeñas de Santiago: el traslado a provincia. Nació así el Bádminton de Curicó, último estertor de una escuadra fundadora del fútbol chileno (conocida popularmente como 'El Rodillo' y entre cuyos adeptos se contaban Leonel Sánchez y Carlos Caszely).

La ciudad de las tortas ansiaba el retorno del fútbol profesional, ausente desde el descenso en 1966 del viejo Luis Cruz Martínez. El Bádminton se afilió a la Asociación Curicó en marzo del '70 y semanas después debutó en el torneo de Segunda División. Su expedición fue mediocre y se salvó por los pelos de caer en la liguilla de descenso (que condenó a otro club hoy extinto, el Municipal); al año siguiente 'el Rodillo' terminaría último y descendido a divisiones amateur.

Dirigentes curicanos -azuzados por instructivos de la Asociación Central de Fútbol- decidieron en 1973 que el nombre del club no representaba bien a la provincia y lo cambiaron por el obvio Curicó Unido. Así acabó la historia del Bádminton, sus colores y tradición.

En la foto, tomada probablemente en el estadio La Granja de Curicó, se observa a los jugadores Quintero y Orrego, integrantes del último plantel con el que Bádminton jugó en el fútbol rentado.




http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193320123_f.jpg

Leonel en Ferroviarios 1972


Torneo Segunda División (julio 1972)
Estadio Santa Laura

"Yo vivía cerca del Zanjón de la Aguada: recuerdo que cuando chicos nos bañábamos ahí en medio de la basura. Me gustaba el fútbol y era hincha del Ferrobádminton porque nos prestaban su cancha para jugar.

Soy un tipo picado y bueno para los combos: mi padre fue campeón sudamericano de boxeo. Cuando iba a empezar, él me dijo: ‘hijo, si usted quiere ser boxeador yo le enseño; si quiere ser futbolista tenemos que llevarlo donde alguien que le enseñe a jugar bien’. Yo quería jugar fútbol y me llevaron a la ‘U’ a los 10 años.

A los 16 yo trabajaba en La Nación, era tipógrafo. Vivía por Vicuña Mackenna y tenía que entrar a trabajar todos los días a las seis y media de la mañana. Mi jefe me daba permiso a las nueve y media para ir a entrenar a Recoleta, y luego volvía en la tarde. Cuando los dirigentes de la ‘U’ supieron, me preguntaron cuánto ganaba en el diario y me ofrecieron el doble hasta que me firmaran un contrato profesional para que no trabajara más. Así que me fui a mi casa, les conté a mi papá y a mi mamá, y me dijeron ‘¡qué bueno!’. Ahí me empecé a levantar más tarde, entrenaba con una juvenil muy buena donde jugaban Carlos Campos, Sergio Navarro y Luis Eyzaguirre. Con ellos fuimos campeones invictos, hicimos 97 goles y nos hicieron apenas 25.

Ya llevo 55 años en el equipo, soy un símbolo y un ídolo en la Universidad de Chile... toda la gente me quiere. Al menos el ’69, mi último año en la ‘U’, salí campeón. Me retiré del fútbol a los 37 años, quería hacerlo en la Chile para agradecerle al club, pero no se pudo y terminé en Ferroviarios."

En la foto, el veterano Leonel se presenta en un estadio Santa Laura repleto junto al plantel de Ferroviarios, sensación de la Segunda División de ese año 1972. El cuadro azul terminó segundo detrás de Palestino, en un torneo donde sólo ascendía el campeón. El crack colgaría las botas al año siguiente.

Fuente: Archivo Estadio, Juan Silva.



http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193403423_f.jpg

Ovalle a Primera 1975


Torneo Segunda División (noviembre 1975)
Estadio Ferroviario de Ovalle
Ovalle 2 – Linares 1

Noviembre de 1975 fue un mes dulce para Deportes Ovalle. Dirigido por Guillermo Díaz -veterano del Mundial el ’50- el cuadro del Limarí logró su primer y a la fecha único ascenso a Primera División. Los verdes acabaron ese torneo en la segunda ubicación de la tabla, tres puntos por detrás de Universidad Católica.

La ciudad se había estrenado en el profesionalismo en 1963 con el equipo ‘Ovalle-Ferroviarios’ (vestía de azul como el Ferro original). Al año siguiente, ‘Ovalle’ a secas descendió a su asociación provincial, de la cual regresaría en 1965. En la década que vino comenzó a adquirir cada vez mayor protagonismo en la Segunda División: entre 1970 y 1973 no bajó del 6º lugar de la tabla; en 1974, bajo la conducción técnica de Luis Santibáñez, no alcanzaría la liguilla final. La gloria estaba reservada para 1975.

En las imágenes se observa el júbilo popular en las celebraciones por el ascenso. En la última fecha, Ovalle derrotó como local por 2 a 1 a Linares en el hoy desmantelado Estadio Ferroviario (del cual ya hablaremos en otra ocasión). Los dos tantos de Horacio Astudillo permitieron a los limarinos sacar dos puntos de luz a Ñublense, su más cercano seguidor. El jugador que se ve colgado de la reja es el volante Adrián Tapia.

Al año siguiente, en su debut en las grandes ligas, Ovalle cumpliría una dignísima presentación. Terminó en un cómodo décimo lugar y se dio el gusto de ganarle como local por 3 a 1 a Colo Colo y 4 a 0 a Wanderers. El ’77, sin embargo, ocupó el antepenúltimo puesto y descendió luego de un desempate con Santiago Morning. Aunque luego tuvo un par de buenos campeonatos y peleó el ascenso, durante los ochenta el rendimiento ovallino decayó notablemente. En 1991 bajó a Tercera, subió el 93 de la mano de Gustavo Huerta y el 2005 -obra y gracia del descenso programado- nuevamente volvió a caer al infierno. Hoy Ovalle es animador de la Tercera División, muy lejos de la gloria vivida tres décadas atrás.

Fuente: Archivo Estadio, Óscar Lagos.



http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193670372_f.jpg

Parrilladas UTE


Poco tiempo pasó antes de que la Universidad Técnica del Estado (fundada en 1947) decidiera formar un club de fútbol a imagen y semejanza de sus pares de la Chile y la Católica. En esos años, no hay que olvidar, en Santiago sólo existían tres universidades. El equipo debutó en la Segunda División en 1954 y hacía de local en el incómodo estadio institucional hasta hoy ubicado en Av. General Velásquez. Según se puede ver en una contraportada de una revista Estadio de 1958 (http://www.estadio.latinowebs.com/cgi-bin/i/images/p4050013.jpg), vestía un original uniforme con listas verticales negras y naranjas.

En el ascenso la UTE alcanzó a participar en quince torneos y se convirtió en permanente habitante de la medianía de la tabla. En 1958 fue última, pero como la liga se amplió de 10 a 12 clubes no sufrió el descenso; su mejor ubicación fue un cuarto lugar en 1962. Su último partido en el profesionalismo lo disputó a fines de 1969 (triunfo 3 a 1 como visita ante Municipal).

Antes de comenzar el campeonato de 1970, las autoridades universitarias comunicaron que se retiraban de la liga para concentrar sus esfuerzos en el deporte estudiantil. Revista Estadio lo lamentó amargamente: “La falta de dinero y la política de la dirección de la Universidad provocaron el desaparecimiento por un año, tal vez para siempre, de la rama de fútbol del club de la UTE… la decisión se produjo en el momento más inoportuno: al revisar la lista de sus jugadores, se ve que la mayoría se incorporó a instituciones de primera división y se desempeña a plena satisfacción de los técnicos”. Entre los emigrados se contaba al zaguero Boris Canales (a Unión Española), el interior izquierdo Jaime Barrera (a U. de Chile) y el alero Hugo Herrera (a Palestino). Que se sepa, la USACH nunca ha vuelto a mostrar interés en sostener a un equipo profesional.

Uno de los que de seguro dejó el fútbol rentado fue Carlos Reynoso (con ‘Y’), quien aparece en la foto y nada tiene que ver con el volante que triunfó en México (con ‘I’). Se le ve en el estadio universitario en una foto sin fecha de fines de los ‘60. Aparentemente el uniforme de la UTE a esas alturas era sólo naranjo. Sin mayores datos sobre su persona, sólo cabe agregar que el muchacho califica sin duda como aspirante al cetro del jugador más robusto que ha pasado por nuestras canchas.


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1193750039_f.jpg

SAU Portuario 1972


Torneo Segunda División (julio 1972)
Estadio Santa Laura
Ferroviarios 4 – San Antonio Unido Portuario 4

Nada menos que un cuarto de siglo lleva esperando San Antonio para el regreso del fútbol profesional al puerto. Fundado en 1961, el SAU entró al Torneo de Ascenso al año siguiente luego de que la dirigencia central acepara su postulación. En ese campeonato terminaría un punto por detrás del campeón, Coquimbo Unido. Los buenos augurios para el debutante, sin embargo, jamás se concretaron en el paso al fútbol de elite.

Con el correr de los años los sanantoninos fueron sumergiéndose en la tabla, aunque en 1970 se dieron el gusto de ganar su único trofeo oficial, el Torneo de Apertura de la Segunda División. En la final el San Antonio Unido Portuario (nombre usado entre 1967 y 1975) derrotó al propio Coquimbo.

En el lejano 1983 –luego de un demencial campeonato que contó con la participación de 24 cuadros- San Antonio Unido perdió la categoría. Los morados se negaron a jugar en Tercera y el puerto quedó representado durante algunos años por San Antonio Atlético y Cóndor, viejos equipos de barrio. Recién el ’91, tras un largo receso, el SAU se decidió a reverdecer laureles en el amateurismo. Aunque ha sido habitual protagonista de las liguillas de ascenso, siempre queda en el camino en los tramos finales.

En la imagen se observa al arquero Acevedo, del SAUP, despejar el balón ante el acoso de un delantero de Ferroviarios. El partido, jugado en el Estadio Santa Laura como preliminar de un encuentro de Primera, finalizó con un espectacular 4 a 4. En ese torneo Ferro fue subcampeón; los portuarios, sextos.


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1194009185_f.jpg



Trasandino en conserva


Torneo Segunda División (octubre 1976)
Estadio Fiscal de Chillán
Ñublense 3 – Trasandino 2

Hasta bien entrados los sesenta, el equipo de Los Andes era conocido como Transandino; no ha quedado registro del momento en que su nombre perdió esa “N” extra por un asunto obviamente lingüístico. El club verde fue fundado precisamente por trabajadores del 'Ferrocarril Transandino Los Andes-Mendoza' en 1906. Durante décadas jugó en la asociación provincial del Aconcagua y también disputó algunos torneos extraoficiales en el interior argentino, aprovechando la comodidad con la que sus jugadores podían atravesar en tren de un lado a otro de la cordillera.

En 1952 nació oficialmente la Segunda División chilena y Transandino fue uno de sus fundadores: jugaba de local en el hoy demolido Estadio Ferroviario y solía animar durísimos clásicos con sus vecinos sanfelipeños. Durante los ’50 transitó por la zona cómoda de la tabla, pero la gloria estaba reservada para 1961. Al final de ese campeonato el “Tra” terminó en el tercer puesto, detrás de Unión Calera y Unión San Felipe. De acuerdo a las bases subirían los cuatro primeros, pues al año siguiente el torneo de Primera contaría con 18 escuadras. En una decisión insólita que hasta hoy día es calificada como "infamia" en Los Andes, la ACF decidió que Trasandino no estaba capacitado para jugar en el fútbol grande y por secretaría determinó el ascenso de Magallanes, ¡sexto en la tabla de posiciones! Recién 20 años después se haría justicia y el cuadro del cóndor llegaría a Primera, pero esa es otra triste historia que ya revisaremos.

La fotografía corresponde a la ronda final del torneo de Segunda de 1976. El arquero Prado, de Trasandino, contiene una carga del delantero chillanejo Pérez; el defensa chascón que observa es Villarroel, quien luce en su camiseta verde el desproporcionado logo de Conservera El Globo de Los Andes. El partido se jugó ante un estadio repleto y le permitiría a Ñublense escaparse de uno de sus principales escoltas. Un par de fechas más tarde los rojos ascenderían por primera vez en su historia; Trasandino acabó tercero y jugó la liguilla de promoción. Ratificando la mala estrella que los ha perseguido por décadas, en ese repechaje los andinos empataron en puntaje con Huachipato y Audax (y no subieron por diferencia de goles).


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1194271767_f.jpg

Green Cross, el equipo pije


Torneo Primera División (1964)
Santiago Morning 2 – Green Cross 1

“Green Cross es un club lindo, un club de caballeros”. Así definió alguna vez el defensa argentino Arnoldo Gobbo al cuadro albiverde.

Fundado en 1916 por jóvenes aristocráticos, Green Cross poseía una lujosa sede en calle Ahumada, editaba la revista ‘El Pije’ y tenía ramas de atletismo, ciclismo y rugby. En los albores del profesionalismo era una de las instituciones deportivas más importantes de Santiago, lo que refrendó con el histórico título de 1945. Sin embargo, su declinación fue rápida: las clases altas fueron seducidas por los emergentes equipos universitarios, ‘los pijes’ pasaron a ser comparsas de los torneos nacionales y terminaron por descender en 1958.

En 1961 Green Cross retornó a Primera para sufrir la mayor desgracia que recuerde la historia de nuestro balompié. Al regreso de Osorno -donde habían derrotado por 1 a 0 a un combinado local por la Copa Chile- el avión LAN en el que viajaba todo el plantel y cuerpo técnico se estrelló en el Cerro Lástimas, en las cercanías de Linares. Todos los ocupantes fallecieron (incluyendo árbitros y dirigentes) y así quedó sellado el triste destino de la institución de la Cruz de Malta.

Al año siguiente Green Cross volvería a descender; regresó a Primera en 1964, convertido en un club pequeño y sin recursos. Su crítica subsistencia obligó a aceptar la alternativa de la fusión con un cuadro provinciano: Deportes Temuco, participante del Ascenso desde 1963, acogió al nuevo Green Cross-Temuco. El gestor del traslado fue Germán Becker Bachler, en cuyo honor fuera luego rebautizado el estadio temuquense. La accidentada historia del renacido “indio pije” amerita una futura entrega.

La instantánea corresponde al torneo de 1964, último año en el que Green Cross jugó en Santiago. El partido, disputado en un estadio abarrotado como parte de una reunión doble, acabó con victoria de Santiago Morning. Los ‘pijes’, que eran visitas, usaron el uniforme alternativo (su divisa tradicional era blanca con ribetes verdes). En ese campeonato terminarían decimoterceros entre 18 equipos.

Fotografía: Archivo Revista Gol y Gol.



http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1194529554_f.jpg



Coquimbo Unido y Fusionado


Torneo Segunda División (1976)
Estadio El Teniente de Rancagua
O'Higgins 2 – Coquimbo Unido 1

Cierto domingo de los lejanos ochenta -cuando arreciaba la crisis entre los clubes grandes y la ACF de Miguel Nasur- el gran JM leyó los resultados de la Polla Gol. Los últimos tres encuentros de la cartilla habían sido disputados por San Felipe, Calera, Curicó, Coquimbo, Malleco y algún otro. “¡Qué unido es el fútbol chileno!”, exclamó pícaro el comentarista al notar que todos estos clubes llevaban “Unión” o “Unido” adosado al nombre.

Cuando se habla de clubes fusionados en Chile, suele pensarse en casos aislados de la capital: Santiago Morning, Ferrobádminton o Green Cross-Temuco. Se tiende a olvidar, sin embargo, que la gran mayoría de los equipos de regiones nacieron de la unión -a menudo forzada- de escuadras rivales de la misma ciudad. Desde la década de los ’60, la dirigencia central prácticamente obligó a que cada cabecera de provincia fuese representada sólo por un cuadro en el profesionalismo. Los que no querían, quedaban fuera. Así surgieron instituciones con varias cabezas y escaso arraigo, como Deportes Concepción (por citar un caso obvio). Quienes rechazaron olvidar su nombre, historia y colores -Fernández Vial o Talca National, por ejemplo- fueron postergados sin piedad.

El caso de Coquimbo Unido es sólo una muestra de esta absurda política que privó al torneo nacional de los clásicos provincianos que, por citar un caso, hacen grande al fútbol argentino o inglés. Para ingresar al ascenso, en 1958 concurrieron media docena de equipos del puerto (entre ellos algunos que ya contaban con medio siglo de historia, como Unión, Coquimbo FC y Ferroviarios). A regañadientes, todos se fusionaron para dar vida al cuadro pirata, que debutaría al año siguiente en la Segunda División.

En la imagen se ve una cabriola del delantero coquimbano Fernando Pérez en un estadio El Teniente lleno hasta las banderas. Ese año ’76 los piratas habían retornado al fútbol profesional luego de una temporada en el amateurismo; para su regreso decidieron abandonar su original camiseta mitad negra, mitad amarilla. El partido por la liguilla final acabó con victoria de O’Higgins (otro subproducto de varias fusiones), que a la postre ascendería. Por un punto, Coquimbo no clasificó a la promoción.

Fotografía: Archivo Estadio, Óscar Lagos.


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1194880458_f.jpg



Ferroviarios a estadio lleno


Torneo Segunda División (septiembre 1972)
Estadio Santa Laura
Ferroviarios 1 – Ñublense 1

La lenta agonía del tren chileno, que se arrastra por cuatro décadas, ha disipado la íntima relación que tuvo el gremio ferrocarrilero en el desarrollo del fútbol nacional. El histórico Ferroviarios sobrevive a duras penas en la Tercera División y da lástima en un reality show; Fernández Vial, pese a ser uno de los equipos populares del sur, lleva casi quince años en el Ascenso. Hoy no existen más cuadros ligados a los rieles en el fútbol profesional o semiprofesional.

Distinta era la cosa en la primera mitad del siglo XX. En un país sin carreteras decentes, el ferrocarril era un medio de transporte esencial. Tanto, que una vez popularizado el fútbol en la zona central, fueron sus trabajadores los encargados de llevarlo a cada rincón del territorio. En 1916 nació el Unión Ferroviaria de Santiago, poderoso conjunto amateur que a partir de los ‘40 se convertiría en animador permanente de la ‘División de Honor’ (especie de segunda división sin ascenso). En paralelo, en cualquier ciudad chilena que contara con estación de tren surgió un equipo ligado a los sindicatos ferroviarios.

El cuadro azul ganó el torneo en 1949 y -por razones poco claras- esa vez sí obtuvo el derecho a participar en la elite: ocuparía la plaza dejada por Bádminton, colista de Primera. Aduciendo una regla no escrita que supuestamente impedía el descenso de los ocho fundadores del campeonato profesional, dirigentes del ‘Rodillo’ convencieron a la ACF de permitir la fusión de ambas escuadras: nació así el Ferrobádminton, extraña alianza que tomó los colores negriamarillos del Bádminton y duraría veinte años.

El acuerdo, como ya viéramos antes, acabó en 1969: Bádminton se marchó a Curicó; Ferroviarios volvió a sus colores originales y se quedó en el estadio San Eugenio, abierto al fútbol profesional en 1954. Crónicas no verificadas aseguran que alguna vez entraron 30 mil espectadores en sus gélidas graderías orientadas de oriente a poniente (a contramano de casi todos los estadios de Chile).

En la foto se ve la espectacular entrada del Ferroviarios ’72 de Leonel Sánchez y el ‘Fifo’ Eyzaguirre. De ganar, los azules hubiesen alcanzado la cima de la tabla. El partido contra Ñublense se jugó de preliminar de otro encuentro de Segunda División, en el que el líder Palestino derrotó a San Luis y consolidó la punta restando dos fechas para el final del torneo. Ferro terminó a la poste segundo, no subió y nunca más estaría cerca de hacerlo. ¿A cuántos espectadores congregarían hoy Palestino y Ferroviarios en dos cotejos del Ascenso? Cálculo estimado: 150.

Fotografía: Adolfo Saavedra.


http://sp1.fotolog.com/photo/49/25/45/golygol/1195134815_f.jpg

Estadios desaparecidos


La imagen de arriba es histórica por un par de razones. Esa tarde de noviembre de 1975 Ovalle subió por única vez a Primera División. En la pintoresca foto, además, se observa un estadio que ya no existe: el Ferroviario de la capital del Limarí (rebautizado más tarde como “Willy González” -en honor a un arquero trágicamente fallecido- y demolido en 1991).

A diferencia de países futbolizados, en Chile no existe la tradición de los estadios desaparecidos. En Inglaterra casi cada club carga con la leyenda de su primer campo demolido porque se hizo chico o viejo. Acá, en cambio, los ejemplos son contados. Cavancha, en Iquique; el Ferroviario de Los Andes; el Campos de Sports de Ñuñoa, Carabineros, Militar e Independencia, en Santiago. ¿Alguno más?

No es que por estos pagos veneremos la historia: simplemente no se construyen estadios y los que hoy están en uso a menudo son los mismos de hace medio siglo o más. En general, los partidos de nuestra liga se ven desde graderías fiscales en ruinas. Por lo demás, como dice el querido JM, “Chile es el único país del mundo donde los estadios se achican”. En Santa Laura -que podía recibir a 28 mil espectadores- hoy no se acepta que entren más de 4 mil; el Nacional ha sido reducido a 59 mil localidades (¡17 mil asientos menos que su capacidad original!).

En las últimas dos décadas apenas se ha construido un estadio de fútbol en Chile: el Tierra de Campeones de Iquique. En regiones algunos son parchados cada lustro y en Santiago se han habilitado otros a duras penas (Maipú, La Pintana, Vulco, USACH). Lo que sí abundan son proyectos que de cuando en cuando encantan a los optimistas: el estadio del cobre de Calama, que se ubicaría en pleno desierto; el multiuso de Quilín; el Nuevo Santa Laura; el complejo de Chiguayante o Hualpén que recibiría a Fernández Vial.

El último de estos voladores de luces parece ser el nuevo estadio de Deportes Concepción, diseñado por sus socios del Schalke 04 alemán. Aunque da mala espina, sólo cabe esperar que el faraónico proyecto no se quede en el papel.

Al menos, con los pies en la tierra, ya parece un hecho que Huachipato tendrá un nuevo campo dentro de un año. No deja de llamar la atención que el único club de provincia con estadio propio quiera construir uno nuevo: la clave está justamente en que Las Higueras es suyo y no fiscal. También están avanzadas las conversaciones para la completa remodelación de La Granja, de Curicó. Los estadios de Coquimbo, Chillán, La Florida y Temuco cierran sus puertas para ser reconstruidos y acoger al Mundial Femenino. Ahora sólo cabe esperar que las Sociedades Anónimas que prometen traer la modernidad a nuestro fútbol se den cuenta de que este espectáculo no puede seguir escenificándose en wáteres a cielo abierto.


Espero les guste

saludos.

continuara...

x.X vitoooo0
30/08/2010, 16:38
buena info

TODAS LAS IMAGENES QE VI ESTABAN A ESTADIO LLENO... PORQE OIDIA NO LLENAN LOS ESTADIOS..?????

گн∂ĽКЄ ㊚
30/08/2010, 16:41
que bkn weon los estadios llenos bonito wn la family y todo un espectaculo, que lastima que hoy en dia ir a ver un clasico sea peligroso y que los conxesumares que va a hacer puras kagas esten dominado nuestro futbol chileno!

Maes!
30/08/2010, 16:57
Que buen tema wm, hay algunos libros que cuentan detalles super Interesantes sobre el futbol de esa decada y mas aun de los equipos como aviacion, Green Groos o ferroviario. Lo busco y lo publico.

morenomyluv
31/08/2010, 01:31
Estadios llenos wn u.u ..... Hoy en día influye mucho que han creado "empresas" nuestro fútbol no soporta tantos equipos en primera . Hay como 10 equipos por cada región (debería haber 1 para identificarse) . ademas de la violencia en los estadios y estas modas juveniles "flaytes".

israelson2
31/08/2010, 01:41
Antes iba mucha más gente que ahora, penoso que esto pase. Aportazo sigue asi

elpepe1288
31/08/2010, 01:48
tan wenas las imagenes se agradece

~Alborracho.-
31/08/2010, 01:53
Te las mandaste wn... ahi sale una foto del gran SAN ANTONIO UNIDO que en ese tiempo se llamaba SAU PORTUARIO... y pensar que en esos años estaba en el futbol profesional y ahora luchando por no descender a cuarta division...

sfuster
31/08/2010, 01:59
wn... el medio tema comadre... se agradece.

cristian lander
31/08/2010, 02:09
ke bonito...
yo jugue en el ferro, pero en el aktual, el ke salio en el cdf... ferro de korazon... en el mismo estadio san eugenio... mi barrio era riko en tradicion... pero todo kedo en el papel... la tia peta vende sopaipas a los ke desarman el estadio y a los pekes ke van a jugar los domingos... EFE KON E!!! FE!!! ERRE KON O!!! RO!!! FE FE FE RO RO RO FERROVIARIOS DE CHILE... me emociona ver eso porke en el klub hay fotos...
saludos!!!

Nashou
31/08/2010, 02:29
grandeee el TRA!!! ajajajjaajajajjajajaj xDDD ... una lastima lo q paso ahi!! u.u
casi toda mi familia (papa, tios, primos) jugaron ahi como en los 70 ... T-R-A TRA T-R-A TRA TRASANDINO DE LOS ANDES!!

se agradece pal recuerdo

newlandon
31/08/2010, 02:43
el estadio san eugenio esta en ruinas.... pq no se puede remodelar, tan caro seria??????... seria una excelente recuperacion para el deporte en santiago... un datito para la dirigencia de la U... jeje

Rabo"TMC"
31/08/2010, 15:01
aportazo wn.

manutemuco
31/08/2010, 15:13
wena info, perrin. en esos tiempos los estadios se llenaban.

pochoclon
31/08/2010, 15:41
compadre... yo no soy futbolero, pero lo felicito por su interesante aporte

Saludos y SALUD !!!

Takuya
03/09/2010, 19:52
APORTAZO WN!
tantas historias relatadas por mi viejo (militar) sobre el Aviación, los dias de gloria de Navalito, y por supuesto de su tierra, el Green Cross de Temuco, de verdad me has hecho recordar todas las tardes que mi padre, al que agradezco todo lo que sé de futbol, me contaba sobre la cantidad incontable de partidos de distintos equipos que vio en su juventud.

Te pasaste wn, simplemente espectacular :')

zipdrive69
03/09/2010, 20:50
wena info se agradece