Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo
  1. #1

    Predeterminado como usar el 100 % de nuestro cerebro

    ¿Cómo usar el 100% de nuestro cerebro?


    Desde hace tiempo, los expertos nos han informado que solo usamos el 5% de nuestro cerebro. Algunos han dicho que los genios usan, posiblemente, el 10%; otros aportan cifras distintas, pero que no se alejan mucho de las mencionadas. Recientemente, y desde distintas áreas del conocimiento, hemos recibido información de algunos investigadores acerca de que es posible empezar a desarrollar, mediante diversos ejercicios propuestos, el restante 95% de nuestro cerebro.

    Algunos psicólogos y terapeutas han propuesto (a quienes son diestros, es decir, que escriben con la mano derecha y la usan preferentemente) realizar ejercicios consistentes en escribir, dibujar y ejecutar con la mano izquierda lo que habitualmente hacen con la derecha. Con estos ejercicios se pretende estimular el hemisferio derecho –en el cual radican la intuición, la creatividad, el amor, la espiritualidad– para desarrollarlo.

    Los descubridores de la Endolingüística (Cristiane Meulemans y Josef Elías, de la Fundación Meulemans ) ofrecen cursos –mediante ejercicios especiales de Lingüística diseñados por ellos– orientados a la estimulación, en el hemisferio derecho del cerebro, de la contraparte correspondiente a la zona del lenguaje del hemisferio izquierdo. Uno de sus cursos se llama “Cerebro total”, cuyo objetivo es “despertar” esta área del cerebro, la parte creativa del lenguaje. Quien practique esos ejercicios estará en condiciones de aprender todos los idiomas que desee. Son muchas las personas que han aceptado el reto y han aprendido, simultáneamente, varios idiomas en un corto tiempo. Para ello, es necesario tomar sus cursos y utilizar las herramientas que entregan en los mismos, además de disciplina, bastante disciplina.

    Desde hace todavía más tiempo (más de 30 años), Maharishi Mahesh Yogui, Maestro de la India , vino a Occidente a enseñar su técnica de la Meditación Trascendental , la cual se imparte en los diferentes centros de Maharishi existentes en la mayoría de –si no es que en todos– los países. Sin haber sido presentada como la respuesta a la pregunta “¿Cómo usar el 100% de nuestro cerebro?”, la técnica de la Meditación Trascendental proporciona, entre otras cosas, coherencia entre las vibraciones de ambos hemisferios cerebrales, además de liberación de tensiones en el sistema nervioso. (Para profundizar acerca de esta técnica, conviene leer el libro de Maharishi La ciencia del ser y el arte de vivir , o, mejor aún, acudir a un centro donde la enseñen, ya que ahí se encuentran profesores entrenados para ello directamente por Maharishi.)

    Más recientemente, a partir de la publicación del libro de Daniel Goleman, La inteligencia emocional , que ha provocado una verdadera revolución entre psicólogos, psicoterapeutas, educadores y el público en general, hemos tenido la oportunidad de leer, además del libro mencionado, los resultados obtenidos por diversos profesionales al poner en práctica los conceptos ahí vertidos.

    En los aparadores de algunas librerías se encuentran títulos como El cerebro amoroso y El corazón inteligente .

    Otras obras que, sin mencionarlo de manera específica, desarrollan ideas similares son La enfermedad como camino , de Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke; La revolución de la inteligencia y El derecho a ser inteligente , de Luis Alberto Machado, intelectual venezolano, quien, a últimas fechas, parece que se ha convertido en un místico –si no es que ya lo era cuando escribió esos pequeños pero grandes libros–, a juzgar por algunos de sus poemas, que pueden leerse en Internet.

    Y hablando de místicos, todo parece indicar que la clave se encuentra en el autoconocimiento. Una de las premisas fuertes de Santa Teresa es, precisamente, el “conocimiento propio”, como ella lo llama, a lo largo de toda su obra, pero especialmente en su libro El castillo interior o Las moradas . También afirma la santa, en el Libro de su vida , que, después de pasar ¡18 años! dedicada en forma disciplinada a la contemplación, el Señor le concedió una de sus más grandes “mercedes”, que luego describe con –más o menos– las mismas palabras que usa un meditador trascendental para compartir sus experiencias al meditar.

    Un boom en nuestros días, y desde hace más de dos décadas, lo constituye Un curso de milagros , libro que solo es necesario mencionar, ya que la información acerca del mismo abunda en Internet; además, casi seguramente, la mayoría de quienes lean esto ya lo conocen.

    Para las grandes tomas de conciencia, también es sumamente recomendable la lectura de todos los libros de Kryon, canalizado por Lee Carrol, los cuales se encuentran en la red.

    Los anteriores son solo algunos de los textos en los que podemos leer acerca de las distintas formas de activar la parte “dormida” del cerebro, mediante diversos ejercicios.

    En la actualidad, están a nuestra disposición una gran cantidad de psicoterapeutas que practican diversas técnicas (algunos afirman que cada psicoterapeuta es único en su técnica, aunque varios de ellos se hayan formado con el mismo maestro). Encontramos terapias de Regresión, Renacimiento, Reconciliación interior, etcétera, etcétera.

    Lo sepamos o no, todos nuestros esfuerzos están orientados a la autorrealización. Los hemisferios cerebrales representan los aspectos racional –izquierdo– e intuitivo –derecho–. Los orientales lo explican con el yin y el yang , día-noche, frío-caliente y demás opuestos.

    Con cada una de nuestras actividades orientadas a la toma de conciencia, ocurren paulatinamente ligeros “acercamientos” entre ambos hemisferios cerebrales. Por la información que hemos recibido y con base en la motivación que nos produce cada pequeño logro, podemos confiar en que pronto alcanzaremos nuestro objetivo.

    A lo largo de la historia, el ser humano ha representado la búsqueda de la unidad entre lo femenino y lo masculino a través de –entre otras expresiones del arte y la cultura– las bellas narraciones acerca de príncipes que luchan con monstruos y dragones –los cuales simbolizan al ego– para lograr el derecho a obtener la mano de la princesa, de despertar con su beso a la Bella Durmiente (hermosamente representada en la película de Disney).
    Todos somos la Bella Durmiente . Cuando logremos la coherencia entre nuestros hemisferios cerebrales, el “beso total” de ambos –el masculino y el femenino–, alcanzaremos la autorrealización plena.

  2. #2

    Compadre, el tema se nota interesante pero lei un poco y kede con los Ojos pa la caga.

    ¿¿Seria mucha molestia cambiarle la letra y el color pa leerlo mejor??

    Gracias por el aporte Cumpa!!

  3. #3

    si wn! la letra qlia es muy clara. cambiaala porfaa el tema me encanto!

  4. #4

    interesante men . vael x la info

  5. #5

    Se agradece la info ..

  6. #6

    lo lei todo porq lo vale xD

    pero si o si quedai con los ojos para la caga

  7. #7

    mm eta interesante !!

    asi que voy a empesar a usar mi mano izquerda xD

    se agradese !!

  8. #8

    yo soy casi anbidiestro
    cuando pendex me kebre la mano
    derecha y aprendi a usar la otra
    aprendi arto ingles al punto de q mi nivel era avanzado
    a los 13 años
    pero aparte de eso
    soy un weon mas XD
    se agradece

  9. #9

    compadre no es pa awatiar
    pero es cierto que si tu dominas el 100
    de tu mente...podrias hacer cosas...........que nunca en tu vida imaginarias , podrias romper vasos viendolos...el 100 de nuestra mente es imposible llegar en esta vida....con los que sabemos y hay para alimentarla.....hoy no es posible ;)

  10. #10

    Cita Iniciado por 0jodeor0 Ver Mensaje
    Compadre, el tema se nota interesante pero lei un poco y kede con los Ojos pa la caga.

    ¿¿Seria mucha molestia cambiarle la letra y el color pa leerlo mejor??

    Gracias por el aporte Cumpa!!
    x2
    porfa amigo cambiele la letra si es posible gracias por su atencion :P

Página 1 de 5 123 ... ÚltimoÚltimo

Etiquetas para este Tema