Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo
  1. #1

    Predeterminado Ensayo sobre el sentido de mi vida.

    Aquí pondré un ensayo con nota que tuve que hacer. La verdad, no es tema para debate directamente, pero puede llegar a serlo si comentan y opinan. Quiero hacer un debate no tan ordenado, sino más bien con cabida a desvirtuar cuando apetezca (siguiendo la línea, no preguntando entre medio "¿Cuántas marraquetas compras a la semana?" xD).

    Es sobre mi vida, y me gustaría que ustedes pusieran también un mini ensayo sobre el sentido de su vida, o de "la" vida.

    Ya, aquí va, opinen y díganme qué nota me saqué (no sé todavía, porque es para mañana (hoy xD), pero el que adivina se gana un candy xD).

    Veo esta hoja y pienso que nada me resulta más intimidatorio que saber que tengo que ahondar profundamente en mí para escribir algo relativamente convincente, sea porque lo creo o para ocultar que no tengo idea lo que es “el sentido”. Como sea, tengo que evitar caer en contradicciones.
    Creo que la tesis base para encontrarle un sentido la vida es asumir que no existe un sentido de la vida; uno mismo debe inventarlo, sea para seguir con un desarrollo semi-ordenado de vida o para cegarse ante lo verdaderamente miserables que son en general. Yo creo que el sentido es sólo algo abstracto e inexistente que nos hacemos creer que está ahí, con finalidades múltiples. No digo que esté mal, al contrario. El humano es el único animal capaz de inventar cosas a través de un proceso de análisis, y el sentido es un gran invento. Es útil, llenador, opaca cosas e, incluso, permite soñar y justificar los actos incoherentes sin mayores explicaciones lógicas más que “es el sentido de mi vida”. Yo creo que hay que tener un sentido para vivir, aunque no exista, y creo que todos lo tendrán en algún momento de la vida. Opacar nuestra calidad de animales con un sentido, atribuyéndonos algo más que los demás animales no tienen, es arrogante, pero bueno. ¿Para qué vivir una y otra vez diciéndonos que no somos más que animales, siendo esta la realidad, si podemos decirnos algo más profundo y elaborado para llenar nuestra alma en un plano terrenal, incapaz de ser llenada efectivamente mientras vivimos? En realidad, no somos más que animales, pero, ¿algún humano acepta eso?
    Mucha gente dice que “todo es por algo”, pero el no saber ese algo me da todo el derecho de dudar de la veracidad de esta noción e intentar buscar el sentido planteándolo de otra forma más coherente. Podemos hablar de la vida como un banquete, como un rompecabezas, como un sueño, como un camino largo. Entonces, ¿quiénes se sientan en ese banquete?, ¿cómo saber que estamos en el lugar adecuado?, ¿cómo aunar las piezas del rompecabezas correctamente y saber que es el rompecabezas correcto?, ¿cómo hacer que la vida sea más que un sueño, algo más “real”?, ¿cómo seguir ese camino que creemos que ahí está?, ¿adónde nos lleva?
    Aunque no nos percatemos, nuestra alma se esfuerza por hallar un sentido mientras estamos vivos, pues le importa tenerlo cuando dejemos de estarlo. Nota que los infinitos finitos con los que intentamos llenarla no alcanzan para llenar su infinidad. Se cae en el riesgo de caer en un vacío existencial aparentemente sin retorno. Se huye, buscando llenarse como persona, a un hoyo aún más grande. Fuga de un vacío a otro vacío. Como dijo Albert Camus, “hay un problema verdaderamente serio con el hombre, y es determinar si vale o no la pena vivir”.
    Estamos hechos de muchas partes que pueden ser llenadas por medio de un círculo en común. Un círculo cerrado, cuyo tope es la impotencia de dicha parte. Diremos que son partes finitas. ¿Cuál es entonces la parte infinita que nuestra alma pide que llenemos? Hablaré un poco acerca de mí y de lo que creo yo que es mi infinito en este momento, con la inmensa posibilidad de equivocarme. Mientras yo crea que mi sentido es el que creo que es, será ese, pues yo lo invento y defino como estime. Sé que mis aptitudes físicas no sin infinitas, sé que mis aptitudes intelectuales tampoco lo son, ni los conocimientos del mundo, ni la vida en sí misma, ni lo que te pueda dar tu entorno ni lo que puedas recibir mundanamente. Tengo que ir más allá de lo terrenal, tengo que enfocarme en un plano sin cabida a la vida para entenderla. Como sentido para mi puedo descartar la estética, pues, sinceramente, mi apariencia no está ligada de ninguna forma a mi autoestima ni a mi calidad como persona. Puedo descartar el activismo sexual, pues es tan solo una parte animal las que nos incita a hacer eso, sin menospreciar el intento de incluirse en alguna sociedad, pero sí creyendo que tal intento es un vacío existencial, visto desde el exterior, claro. Puedo descartar el voyerismo, pues jamás intentaría buscar un sentido basándome en la vida de otra persona o en lo que hace otra persona, apoyo la originalidad, el intelecto. Puedo descartar fácilmente el tener, y los argumentos para esto están dados en la generalidad de mi introducción. Puedo descartar el hedonismo porque si sigo la lógica de que “algo bueno para mí le da sentido a lo que soy y, ergo, a mi vida” caeré en la contradicción de entender que “vida” es “lo que soy”. Puedo descartar el sentido dado por el Carpe Diem, pues estaría viendo la vida sólo como un conjunto de partes y no como el todo verdadero que es. Puedo descartar la ciencia, pues, para mí, ni aunque los paradigmas científicos puedan parecer muy convincentes, nada me asegura que la realidad sea como la ciencia postula. Creo que realidad existe sólo una, pero no somos capaces de asegurar cuál de todas las que creemos que son es. Puedo descartar como sentido también a las religiones y la creencia en un ser superior, porque, al igual que la ciencia, es sólo un paradigma más, del cuál siempre dudaré. ¿Qué sentido me puede quedar? ¿La familia? ¿Los amigos? ¿El dinero? ¿El amor? ¿Hacer el bien? ¿Ser respetado? ¿Ser insigne? ¿Los hobbies? ¿Morir?... Puede que la familia, el amor, los amigos, el dinero o el respeto lo hagan feliz a uno, pero no lo llenan como persona, ¿o sí? ¿Por qué no me llena el dinero? Porque no es indispensable como todos creen. Si bien todos tenemos que tener, no lo podemos tener como sentido, pues sería algo como decir “mi sentido lo da el dinero. Cuando sea millonario, me llenaré como persona”. Para mi ese argumento no es válido, porque es evidente que no pasará tal cosa. ¿Por qué no me llena el respeto que me puedan brindar los demás? Pues porque no. ¿Qué gracia tiene ser respetado y acumular mucho respeto si no lo puedes compartir? “Toma, aquí tienes un puñado de respeto que me dieron, cuídalo”. No creo que una vida que no comparte pueda llenarme. ¿Por qué no me llena hacer el bien? Yo como ser pensante independiente no creo en el bien (ni en el mal, aclarando). Para mi el bien y el mal no están en quien los hace, sino en quien los ve, y punto. Yo puedo robar de una tienda para alimentar a mi familia y mis hijos lo verán como algo bueno, sabiendo incluso que lo robé, teniendo incluso la capacidad de criterio para saber y comprender el significado de “robar”. ¿Por qué no me llena ni mi familia ni mis amigos? Son los que me han instruido, los que me han formado, los que influyeron en mí para ser lo que soy. Ha compartido todo lo que tengo con ellos, pero no estoy lleno como persona. Creo que eso basta para discernir que ellos no son mi sentido, a pesar de que están muy ligados y van comigo por ese camino. ¿Por qué no me da el sentido el amor? Esta respuesta no la podría responder. El amor es la palabra más subjetiva que ha inventado el hombre desde sus orígenes. Existe una infinidad de tipos de amor que no sabría definirlo. He sentido amor fraternal, maternal y paternal, incondicional, sexual, idealizado y puro, pero quedan muchos más. Queda “sentir amor”. Ese amor a secas y a capela que no lleva apellido, porque es simplemente amor. No lo he sentido, y no puedo postular una opinión de sentido basándome en eso, a pesar de que podría ser efectivamente este mi sentido. Quiero ser médico, pero mi vida no acabará ahí. Ejerceré como médico y me jubilaré y mi vida no habrá acabado. Estaré en el lecho de muerte e inclusive así no tendré una vida, completa, recién salida del horno del mundo. Luego de muerto habré vivido mi vida completa. La tendré. Lo habré conseguido. Sólo será mi alma merodeadora lo que quede, la que analice todo, sin que el cuerpo la prive de comprender, pues para mi el cuerpo es como una cárcel que impotencia al alma. ¿Debo suicidarme entonces para poder encontrar el sentido rápido? Valga la redundancia, ¿qué sentido tendría eso? Ninguno. Mientras más viva y más conozca más cerca estaré de, luego de muerto, entender qué sentido llevó mi vida. ¿Sólo muerto, entonces, puedo saber el sentido de mi vida? Pues sí, sólo muerto puedo saberlo, porque mi vida no está completa, no puedo asegurarme una proyección de vida tampoco sólo porque me tinca que será así, no puedo cegar mi vida ante un sentido, sea recto o sea curvo, cuadrado o redondo, no puedo alcanzar a comprender y seleccionar sólo una de las literalmente infinitas respuestas que tiene una pregunta tan simple, pero no fácil, como “¿Cuál es el sentido de mi vida?”. No sabré el sentido, pero puedo creer en él. Siempre he entendido la diferencia entre “creer” y “saber”, y saber muchas cosas no podemos, mucho menos si esta “cosa” es “el sentido”. Al ser el verbo “ser” un verbo objetivo, que habla de la realidad, que va de lado con el saber, no puedo responder cuál “es” el sentido de mi vida, y siento una decepción por los muchos compañeros de curso míos que no se habrán detenido a entender, palabra por palabra, la mismísima pregunta a cuya respuesta le brindaron tanto tiempo.
    (…)
    ¿Cuál creo que es el sentido de mi vida? Luego de tanto análisis, quizá en vano, luego de tantos descartes y tantos acercamientos, creo que mi sentido, lo único que no pude descartar, lo que mantuve como punto en común en las cosas que descarté, es el compartir para desenterrar mi significado: dejar en la Tierra, luego de muerto, la esencia de lo que eras, dejar ese testimonio que permita a alguien algún día entender el alma que llevabas, haber vivido la vida no sólo para ti, sino sabiendo que para alguien más eras importante, significabas algo. Puedo yo creer que tengo un significado, puede otro creer que tengo un significado. Si dos cabezas piensan mejor que una, si logro hacer que muchas personas crean que tengo un significado, estaré más cerca de encontrar mi verdadero significado. Aunando mis creencias y las de los demás estaré (y estaremos) más cerca de encontrarle significado a todo. Se le quitará la diversión a la vida, pero quedará, obviamente, la vida en sí misma. Mi sentido es darme significado. Así como la palabra “puerta” tiene significado, el cual explica su sentido de existir, yo necesito un significado. Cuando lo halle, sabré cómo ahondar mejor en mi vida y atacarla desde la arista más conveniente, completando el sentido, para poder morir y dejar vagar al alma tranquila, hacia donde vayan las almas humanas y ser feliz.
    Espero ver sus opiniones mañana, junto con mi nota, según su criterio como profesores de la vida.


    Saludos.

  2. #2

    Estimado House, permiteme felicitarte por tu reflexion. No sabes cuanto me alegra ver que desde ya tienes un pensamiento analitico para analizar la realidad. Tener conocimiento es algo muy valioso para enfrentar los desafíos que la vida te presenta, pero juntar ese conocimiento con analisis, reflexion y experiencia te dara la sabiduria para ser independiente y autonomo en tu vida.

    Por supuesto, lei toda tu obra. Desconozco los criterios de evaluación para decirte que nota te pondría jajaja, pero la cuestión es que quiero hacer varios alcances de tu obra.

    Tienes pensamientos platónicos acerca del alma, como que el cuerpo es la prisión del alma. Y tienes una conclusión tentativa del sentido que se acerca mucho a la felicidad por los antiguos griegos. Para ellos, la verdadera y trascendente felicidad era la inmortalidad, que se basa en el recuerdo, en el legado.

    Por otro lado, tu discusión comienza con una sensación de temor de no encontrar un sentido que te satisfaga. Aquí es muy importante que separes una cosa, Cuál es el sentido de MI vida a Cuál es el sentido de LA vida. Porque esto nos llevará a una profunda cuestión.

    Mucho de lo que escribes es Existencialismo. El existencialismo se refiere a que la existencia precede a la esencia como diría Sartre. No hay más allá que verdaderamente importe, lo que realmente importa es la realidad radical de tu vida. Yo soy yo y mis circunstancias diría fehacientemente Ortega.

    Vivir es sufrir, y sobrevivir significa hallarle un sentido a ese sufrimiento. Si reflexionas, te darás cuenta que en la cotidianidad de nuestra vida nos encontramos con problemas, situaciones emocionales tensas, dolores, quejas, tristezas, etc. y que la felicidad es un desconocido que se presenta en una esquina de manera sorpresiva como diría Borges. Sin embargo, ese sentido depende de ti. Puede ser tu familia, puede ser el amor, puede ser una meta o anhelo ("No quiero morir si antes hacer esto", "Quiero ser recordado") etc. Por eso la pregunta radical, según creo, es Cuál es el sentido de mi vida.

    Saludos

    Axel

  3. #3

    Al igual que axel quiero felicitarte por tu ensayo ya que hyablaste de tantas cosas que pueden ser realidad como a la vez pueden ser falsa, hubo una parte que tengo una pequeña diferencia la cual es que para mi el sentido se lo da uno, que despues vallamos a parar al mismo lado o tengamos el mismo fin uno en la vida busca su sentido de vivir y por ende existirian muchas variedades y no una tansolamente y de esta forma la vida no se volveria aburrida ya que cada uno elige su forma de vivir a pesar de que muchas veces lo "real" impide ser lo que uno quiere hacer, aunque se trata de hacer lo mejor que se pueda para lograr esto.

    No te podria evaluar en algo haci y de igual manera tampoco te deverian evaluar ya que cada uno tiene una perpectiva diferente o parecidas y por esta razon nadie tiene la verdad y tampoco nadie tiene la mentira es cosa de cada uno.

    PD: pone tu nota de todas formas para saber como es tu profe.

  4. #4

    si sigo leyendo me va a explotar el celebro, mejor me declaro"incompeaweonao"

  5. #5

    Como todos los anteriores, lo encontre muy interesante.

    Hemos conocido el lugar atormentado de House; Su Sentido de la vida. Y no creo que solo sea una incertidumbre tan solo de de unos pocos, sino, de la gran mayoria.

    Se agradece.

    Saludos.

    PD: En cualquier momento escribo mi "sentido de la vida".

  6. #6

    Cita Iniciado por Heterodoxo Ver Mensaje
    Como todos los anteriores, lo encontre muy interesante.

    Hemos conocido el lugar atormentado de House; Su Sentido de la vida. Y no creo que solo sea una incertidumbre tan solo de de unos pocos, sino, de la gran mayoria.

    Se agradece.

    Saludos.

    PD: En cualquier momento escribo mi "sentido de la vida".
    Difiero contigo en lo que marque ya que son pocas las personas que se cuestionan cosas como house, yo soy uno de ellos y de hecho me lo cuestiono todo y algun dia espero obtener respuesta de almenos una de esas tantas interrogantes, la demas gente tan solo se dedica a vivir sin preocuparce de cuestionarce, por algo ahi tan pocos filosofos si no todos seriamos filosofos y esos pocos no serian tan reconocidos.

  7. #7

    Cita Iniciado por rojo2580 Ver Mensaje
    Difiero contigo en lo que marque ya que son pocas las personas que se cuestionan cosas como house, yo soy uno de ellos y de hecho me lo cuestiono todo y algun dia espero obtener respuesta de almenos una de esas tantas interrogantes, la demas gente tan solo se dedica a vivir sin preocuparce de cuestionarce, por algo ahi tan pocos filosofos si no todos seriamos filosofos y esos pocos no serian tan reconocidos.
    Creo que depende de la densidad de la reflexion de cada uno, pues talvez una persona X en un momento de su vida comenzara a cuestionarce el sentido de su vida, pero talvez sea algo leve, y no con la densidad que lo harian tu o house, por ejemplo. Como ejemplo tenemos a muchos que se refugian en las religiones para terminar con la incertidumbre; el camino mas facil a seguir (intelectualmente hablando.)


    Saludos.

  8. #8

    Cita Iniciado por Heterodoxo Ver Mensaje
    Creo que depende de la densidad de la reflexion de cada uno, pues talvez una persona X en un momento de su vida comenzara a cuestionarce el sentido de su vida, pero talvez sea algo leve, y no con la densidad que lo harian tu o house, por ejemplo. Como ejemplo tenemos a muchos que se refugian en las religiones para terminar con la incertidumbre; el camino mas facil a seguir (intelectualmente hablando.)


    Saludos.
    Porsupuesto que mucha gente se refujia en las religiones, pero no por haber meditado ni nada solamente por que es el camino facil y el que se les enseña desde chico.
    Pueden que reflexionen pero no de la vida como tal, ni que somos, ni que es real, ni que uno ve lo que quiere ver y muchas otras cosas


    saludos

  9. #9

    Estimado House, agradezco que compartas este ensayo tan personal.

    Veo en tu escrito un dilema entre el sentido de la vida "dado" y el "inventado". El primero como si un algo o alguien lo predispusiera o dictara, y el segundo, con el que evidentemente te identificas en primera instancia, como un producto de manufactura humana.
    Si bien partes afirmando la tesis de que el sentido no existe, al final te das vuelta de carnero e implícita más que explícitamente aceptas que sí existe y es dado, relacionándolo con el ser mismo. Pero, en las últimas líneas al parecer vuelves, afirmando que el sentido es darse un significado (lo que me recuerda interesantemente la filosofía africana).

    Sólo te pido que aclares este punto.

    No es por nada, pero una vez más me parece impecable la intervención de axelkoke.

    Luego de la correspondiente aclaración doy mi opinión acerca del sentido de la vida o quizás del sentido de mi vida.

    Saludos.

  10. #10

    Si fuera profesor de house, lo calificaria con nota 4. Sin ser mala onda por supuesto. Esta persona que hace el ensayo tiene una inteligencia bastante particular de ver las cosas, que lo hace una persona distinta, como todos los somos, ya existe un cuestionamiento de por medio. Pero la escencia de este ensayo me dices muchas cosas de la vida de esta persona. Confucion. Sea cual sea. Pero confusion en su generalizado ensayo. Todos tratamos de entender situaciones de la vida, que a veces son muy simples, pero que guardan una relacion proporcional con nuestra propia existencia. Es una cadena oculta que nos lleva por distintos caminos pero con interrogantes iguales. Las respuestas de estas interrogantes claramente, nos las entrega lo externo, quizas los comportamientos externos ayudan para su compresion, pero no para su estudio mas acabado de lo expuesto que conlleve una respuesta inteligente al respecto.

    Por otro lado si fuera tu profesor te recomendaria ir a psiquiatra jajajaja ( solo bromas compañero).

    Me parece un ensayo distinto a lo que he visto por algunos lados, tiene cosas que confunden y cosas que aclaran puntos. Pero mas alla de todo eso, existe una relacion vida-muerte que lo hace interesante, nuestros pensamientos se ven limitados por la cirscuntancia inevitable de la muerte, para muchos esa es la respuesta que llegara o no llegara dependiendo de las creencias religiosas.
    Sin embargo, ese efecto vida-muerte es lo que limita nuestras cabezas al entorno de las cosas, para ver mas alla de ella y entablar la gran sabiduria de todo esto para entregar de forma precisa la pieza del rompecabezas que falta. Cuando nuestras mentes, sean lo suficientemente analiticas del entorno y de las cosas simples de la vida, conllevando una serie de alternativas que antes no estaban, podremos comprender el verdadero fin por lo que estamos aca, escribiendo delante de un monitor haciendo que nuestras neuronas conectadas todas entre si, nos entreguen un planteamiento lo mas logico posible para acercarnos a este tema y asi poder delucidar los grandes misterios que envuelve al ser. Por supuesto querido House, estamos muy lejos de poder llegar a algo asi, las mentes son limitadas por nosotros mismos, las cintas que cubren nuestros ojos no nos dejan ver mas alla de lo correcto de las situaciones, pero algo si es claro estimado, lo que se realiza en esta vida repercute en algun lado del universo.


    Saludos.

Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo