Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo
  1. #1

    Predeterminado Leyendas Mapuches

    Algunas leyendas de origen mapuche y de la zona de Barros Arana.

    Fuente: http://www.biblioredes.cl/BiblioRed/...la+zona/Inicio


    El Anchimalgen


    El anchimalgen o Anchimallén es un ser criado por los mapuches para cuidar sus animales o sus bienes.

    Lo alimentaban con leche, sangre y miel.

    En las noches tenía la forma de una bola de fuego que circulaba por los campos e impedía que robaran los animales, los asustaba y también era común que apareciera la figura del dueño de los animales. En el día adquiría la forma de un perro flacuchento o de cualquier animal.

    Cuando construyeron la línea del ferrocarril, en los alrededores de Barros Arana, habían mapuches que tenían muchos animales.





    La gente que construía el camino robaban animales, para festejarse, pero, el anchimalgen les impedía robar. Entonces se les ocurrió entrar al anochecer al corral y matar una oveja… Mientras el anchimalgen se volvía loco con la sangre, los hombres sacaban otra oveja para comérsela y de esta manera lograban burlar la vigilancia del Anchimalgen.

    Antiguamente, varias familias del sector tenían Anchimalgen y a veces estos se peleaban entre si. En las noches se veían dos bolas de fuego que volaban a pocos metros del suelo y cuando chocaban entre ellas salían chispas y se escuchaba como el llanto de una guagua.



    La Culebra

    Hace muchos años, en el sector rural de Barros Arana vivía una familia formada por dos mujeres y dos niños, uno de los cuales tenía apenas dos o tres meses de edad.

    En los alrededores de la casa había matorrales y una cueva semitapada por pastizales.

    Con preocupación la joven descubrió que su guaguita tenía en la boca unas heridas, como irritaciones producidas por alguna infección. No supo a que se debían ya que el bebé sólo tomaba pecho.

    Un día estaba la joven sola en el patio y horrorizada vio una gran culebra que se le acercaba.






    Se quedó paralizada por el terror y la leche comenzó a caer de sus pechos. La culebra estaba cada vez más cerca de ella, se puso a gritar y al escuchar los gritos despavoridos de su hija llegó la madre corriendo y mató a la culebra, la cual para sorpresa de ellas estaba llena de leche. Todas las noches venía la bicha a tomarle la leche y la joven no se daba cuenta porque era muy pesada de sueño y además con el intenso trabajo diario se acostaba agotada.

    Era por eso que el bebé tenía la boquita infectada, después de mamar la culebra le tocaba el turno a la criatura.




    El Urco

    Es un pájaro agorero que ésta asociado a las desgracoa o mala suerte.


    Cuando llega esta ave a las casas, se azota contra los vidrios y cuentan que es seguro que sucederá una desgracia, ya sea, la muerte de un familiar o de una persona querida para los moradores de una vivienda.


    Una comadre de mi mamá me contó que ella no creía que era verdad lo del urco, hasta que esta ave entró a su negocio y a la semana siguiente falleció su padre.







    Los Entierros


    Cuentan los antiguos que cuando llegaron los españoles a nuestro país, los mapuches adinerados (Ulmenes) enterraron el oro y la plata que abundaba en la región.

    Los españoles asesinaron a muchos de los ulmenes y nadie pudo encontrar sus riquezas.

    Años más tarde algunas personas “elegidas” comenzaron a ver en las noches oscuras una especie de rescoldo (brasas ardientes) si eran de color rojizo era un entierro de oro y si era de color blanco el entierro era de plata.






    Al remover la tierra en ese lugar desenterraron cántaros de greda repletos de oro y plata.

    Para encontrar los entierros tenían que cumplir una serie de condiciones: ser valientes, pues tenían que hacerlo en una noche muy oscura, no tenían que ser codiciosos, pues, cuando les entraba la codicia, el entierro se cambiaba de lugar y era imposible de encontrar. Se levantaba una cortina de humo y por más que excavaran no encontraban nada, pues el entierro se cambiaba de lugar.



    El Tue Tue o Chonchon


    El tue tue es un pájaro nocturno que en su canto dice tue tue. Su vuelo es rápido tan pronto lo escuchas aquí como allá.

    Según los mapuches a quien le canta el tue tue está irremediablemente condenado a morir.

    El tue tue es un brujo mapuche que en las noches sale a volar.

    Una joven al sentirlo pasar lo invitó a tomar once al día siguiente y grande fue su sorpresa cuando al otro día llegó una mujer y le dijo que venía por la invitación.





    Ella la invitó a pasar, le ofreció asiento y disimuladamente puso debajo del cojín una tijera abierta. Esto era para descubrir si era bruja o no.

    Luego de servir la mesa, la invitó a pasar a servirse algo, pero, la anciana no pudo levantarse pues había quedado pegada.

    Con esto la asustada joven comprobó que era el tue tue que estaba de visita en su casa.

    Si lo escuchas pasar no te burles de él, pues, una desgracia te podría suceder.




    El Chonchón, Chuncho, Quilquil o tué-tué es una criatura perteneciente a la mitología mapuche, y posteriormente asimilada a las mitología chilena y de algunas regiones de Argentina.

    Se le relaciona o se cree que el mito está basado en alguna especie de lechuza o búho. Mientras algunas otras versiones lo relacionan con el queltehue.

    Igualmente se cree que posiblemente este relacionado o halla influenciado en el origen de otros mitos de aves fantásticas de la mitología chilota, como el Coo y el Raiquén y posiblemente otras aves de la mitología de Chile; que según las tradiciones son consideradas como un tipo de "ave agorera" (ave de mala suerte).

    Descripción
    El Chonchón se presenta como una extraña ave de plumas color gris ceniciento , formada a partir de una horrible cabeza humana; de la que nacería garras afiladas y unas enormes orejas que usa a modo de alas para volar. Esta criatura emitiría un fatídico grito que sonaría tué, tué.

    Originalmente en la cultura Mapuche, la leyenda se refería como Chonchón a la transformación que realizaría el Calcu; el cual practica el mal con la ayuda de los espíritu wekufe. Posteriormente al ser asimilada esta creencia a la tradición de la colonia de Chile y de algunas zonas de Argentina, la transformación a Chonchón sería asociada al poder de los brujas y brujos que sirven al diablo.

    Leyenda
    Cuenta la leyenda que el Chonchón es una presencia malígna y muy temida en las zonas rurales de Chile y parte de Argentina. El miedo a esta criatura se debe a que ésta sería realmente un Calcu (mapuche que practica el mal con espíritus), o una bruja o brujo poderoso que conoce el secreto de los Calcu sobre al misterioso poder de volar transformados en el temido Chonchón.

    El Calcu o el brujo/bruja realizaría la transformación en Chonchón untándose un mágico ungüento (crema) en la garganta. Este mágico ungüento haría que se le desprenda la cabeza del resto del cuerpo adquiriendo esta un plumaje, garras afiladas y grandes orejas se transformarían en alas para poder volar; y si lo desea y es poderoso, podría realizar una transformación completa para adquirir la forma de una especie de búho o lechuza. Así podría dejar el cuerpo en su casa y realizar facilmente sus actividades malígnas. En el caso de los brujos o brujas, al momento de comenzar el vuelo además recitarían la siguiente frase Sin Dios ni Santa María, con lo cual el diablo les otorgaría más poder; pero si por equivocación recitan otras palabras, sufriría una gran caída.

    Al transformarse el Calcu o el brujo/bruja dejando su cuerpo en su casa, debe siempre recordar que es necesario tener otro mágico ungüento para volver a su forma humana. Si se le perdiera, ocultara o destruyen su ungüento, el Chonchón volaría en picada hacia el suelo para matarse; ya que no soportaría el destino de quedar transformado para siempre en Chonchón, y en el suelo solo quedaría el cadaver de una lechuza o búho.

    La transformación a Chonchón la realizarían siempre de noche, aunque su presencia sería delatada por su fatídico y temido grito de tué, tué. El principal objetivo de la transformación en Chonchón sería para obtener agilidad para moverse. Mediante esta forma se dirigirían hacia las reuniones que realizarían estos tipos de calcu o brujos/brujas. Igualmente como Chonchón recorrerían los lugares donde desearía hacer daño o enfermedad, revoloteando alrededor de la casa, o en el peor de los casos entraría a la habitación del enfermo, donde lucharía con el espíritu del enfermo; para que este no pueda protegerse y así el Chonchón pueda tranquilamente chupar su sangre, lo que al poco tiempo podría ocasionar la muerte del enfermo si no actuaban rápidamente. Es por ello que cuando los campesinos escuchan el gritos persistentes de tué, tué, significa que el odiado Chonchón ha salido a anunciar que se puede producir una futura muerte de algún ser querido.


    El Copihue Rojo

    Se cuenta que esta flor (a la que también llaman Largo Suspiro, por expresar el dolor indígena) habría tenido su origen cuando los guerreros mapuches partían a combatir con los españoles, por semanas y meses, dejando a sus mujeres solas. Estas, preocupadas por sus hombres, trepaban a los árboles más grandes para poder divisar, desde la altura, a los sobrevivientes de la refriega, y solo descubrían humo y muerte.
    Entonces descendían llorando, mojando las hojas, y estas lágrimas se convirtieron en flor de sangre, que nació para recordar al indio que luchaba hasta morir. (Versión basada en la recopilación de Oreste Plath)
    Una segunda versión dice que los mapuches sobrevivientes de las batallas subían a los árboles para ver el resultado de la lucha en la que estaban sus compañeros. Al observar que estos habían muerto y que solo reinaba la destrucción, derramaban lágrimas que se convertían en flores.
    Así, los copihues permitían recordar a los espíritus de los caídos en batalla.




    El copihue y los enamorados

    Hay una leyenda que explicaría el origen del copihue rojo y que señala que en los bosques del sur vivió una hermosa niña llamada Rayén, la que estaba enamorada de Maitú, el guerrero más valiente de su clan. Ellos estaban comprometidos en matrimonio.
    Un día, Maitú partió con los hombres a combatir a orillas del río Toltén. Rayén, como siempre, se subía a la araucaria más alta para ver el regreso de su amado. Pero los hombres demoraron todo un día y solo volvieron a la mañana siguiente, y Maitú no regresó.
    La joven, destrozada, corrió al bosque a llorar su pena y sus lágrimas se convirtieron en flores de sangre que se colgaron en los árboles altos. Estas le dijeron a Rayén: “Nos diste la vida con tu pena; nosotras, junto al bosque, te daremos alegría. Acuéstate”. Rayén les hizo caso y se tendió en una alfombra roja que salió volando por los cielos al encuentro de Maitú. Desde entonces, florecen los copihues recordando el dolor de la muchacha y la valentía del guerrero que luchó hasta morir.
    Otra historia dice que había una princesa mapuche llamada Hues y un príncipe pehuenche, Copih, quienes estaban enamorados, pero en secreto, porque sus tribus estaban enemistadas a muerte.
    Un día, estando ambos en las orillas de la laguna Nahuel, fueron pillados por Copiñiel, el padre de la muchacha. Entonces, en ese mismo instante, los jóvenes fueron atravesados en el corazón por sus lanzas, muriendo ambos y hundiéndose en la laguna.
    Al tiempo, los indígenas (mapuches y pehuenches), que estaban tristes por la pérdida de los jóvenes, se reunieron en las orillas de la laguna para recordarlos. Al amanecer, dos lanzas emergieron de las aguas, ambas estaban entrecruzadas y amarradas por una enredadera. En esta había dos hermosas flores alargadas, una roja como la sangre y otra blanca como la nieve.
    Al verlas, las tribus rivales comprendieron lo que sucedía, se reconciliaron y decidieron bautizar las flores como copihues, en honor a la unión de los enamorados.
    Otra versión, que empieza y termina de la misma manera, señala que fueron los padres de ambos jóvenes -Copiñiel, el jefe de los pehuenches y padre de Copih, y Nahuel, jefe mapuche y padre de Hues- los que se enteraron del romance y los fueron a buscar, cada uno por su lado, hasta la laguna donde estaban los enamorados.
    El padre de Hues, cuando vio a su hija abrazándose con el pehuenche, arrojó su lanza contra Copih y le atravesó el corazón, matándolo. Luego, el príncipe pehuenche se hundió en las aguas de la laguna. El jefe Copiñiel hizo lo mismo con la muchacha, la que, sin vida, se sumergió.
    Ambas tribus lloraron por mucho tiempo, pero decidieron reunirse en la laguna para recordarlos. Así, al amanecer vieron emerger desde las aguas dos lanzas entrecruzadas. Estas estaban enlazadas por una enredadera, y de ella colgaban dos grandes flores, una roja y otro blanca. Así, decidieron llamar a esta flor Copihue.



    EL DUENDE TRISTE

    A 10 kilómetros de la comuna de Panguipulli, existe un fundo de Don Carlos Alarcón, que estaba rodeado de grandes hijuelas mapuches, este fundo contaba con grandes campamentos donde vivían los obreros, también en ese lugar se encontraba una casa que no había sido habitada durante muchos años.

    Dicha construcción tenía un recinto lleno de hierbas, un corredor y un subterráneo. Cierto día tuvieron que ir a esta habitación por motivos de trabajo. Esta familia contaba con un gran número de personas, después de un tiempo estando todos junto una noche en la cena, empiezan a golpear a un obrero su cabeza contra las vigas de la casa y esto fue haciéndose rutina, estos golpes empezaron hacer contestados lo cual dio motivo a grandes confusiones con este obrero.

    Entonces una noche deciden sentarse en otro lugar para que vieran que ruidos eran lo que sentían, un hermano de este obrero salió muy furioso con un tizón de fuego ardiendo a ver que era lo que sucedía, pensó que era un ternero que guardaban en el subterráneo, el cual no estaba allí. Un día mientras caminaba encontró un jefe mapuche y establecieron una conversación por todo lo que ocurría en aquel lugar, que cada noche se escuchaba golpear de las vigas de la casa y lloraba una guagua desesperadamente como pidiendo auxilio. Este jefe mapuche luego respondió que antes había vivido en esta casa un matrimonio joven que trabajaba en el fundo y luego de haber trabajado por un mes, este matrimonio solía tocar la guitarra todas las noches se decía que un duende había llegado a enseñarles a tocar y después de haber aprendido se decidieron a irse de la casa y de el fundo; por eso que se dice que se escuchan golpes extraños, llorar una guagua es el duende que se quedó solo y llora al no ver su dueño y la tristeza que le rodea por las largas noches de soledad. Esta leyenda pasó en el año 1940.


    EL ROBO DE LA NOVIA

    Cuenta la familia Cayulef Caniullan que los mapuches han incursionado en distintos estilos para contraer matrimonio. Aunque algunas tradiciones han ido desapareciendo, sin embargo, algunas costumbres, de una comunidad a otra varían.

    El lefuentún o rapto de la novia, aquí el osado joven irrumpe apasionado en la casa de la mujer, acompañados de parientes y amigos, la raptaron pese a los gritos desesperadamente de ella, cuenta además esta familia que los más ancianos en algunos casos a la novia le quemaban los pies para que no se escapara.

    El mafun, otro estilo más civilizado, curiosamente similar a los que usaba los huincas, la familia de la novio enviaba a un mensajero a conversar con los padres de la novia para pedir la autorización para el casamiento. Si estos aceptaban el novio llevaría los regalos como animales, caballos para acordar el compromiso con una gran fiesta.

    El negapitún o robo de la novia en este tipo de matrimonio los enamorados están de cuerdo e incluso algunos podían mantener discretamente relaciones por años, durante la noche el joven “robaba” a la novia, lógicamente con su consentimiento. Se establecía el compromiso con una gran comida, este es el tipo de matrimonio que más se practicaba, pero por lo general los mapuches se casaban bajo las ordenes de los loncos o de los más ancianos, y además para la mujer mapuche un buen marido debería ser muy trabajador y preocupado de su hogar, se dice que el amor se manifiesta preocupándose de la mantención y adelanto de las siembras para tener cuando llegue el invierno y así estén bien alimentados, pero las preocupaciones como la infidelidad y embriaguez dilapidadas por muchas mujeres, se consideraban algo negativo sólo cuando el hombre se ponía celoso y violento y no por el hecho en sí mismo.


    LEYENDA DEL RIO HUEICO

    En la comunidad mapuche de Río Hueico vivía una familia española que tenía un hijo de unos 13 años que le gustaba el deporte y la pesca una tarde se decidió ir de pesca al río Hueico, para buscar su alimentación diaria. Al momento de lanzar su carnada, miró despirituadamente y se dio cuenta que lo miraba una joven hermosa de cabellos rubios que tenía la mitad de su cuerpo en forma de pez, este joven se acercó a la muchacha y esta le dijo que estaba prisionera debajo de una roca y que el era el indicado para salvarla; sin embargo tendría que ir a su casa a buscar un picador, pero esta debería estar sin uso, el muchacho enamorado por la belleza de la joven fue rápidamente a buscar lo que le había pedido, llegó a su habitación y le contó a su padre lo que le había sucedido, pero éste no le creyó pensando que era un chiste lo que el decía, conseguida la herramienta el joven salió a su casa sin que se diera cuenta, sus papas.

    Empezó a oscurecer y su padre, entonces comenzó a preguntar a sus vecinos si habrían visto a su hijo, pero nadie lo había visto, entonces recordó las palabras de su hijo; salieron por él por el cerro alumbrados con chonchones y llegaron a orillas del río sin encontrar nada. Al otro día volvieron y trajeron una canoa, buscaron con arañas, hechizos pero no encontraron al muchacho, fue tragado o quizás la reina del río se lo llevó, nada se sabe hasta el día de hoy, pero muchos lugareños aseguran que en las noches oscuras de lluvia se escuchan golpes de picador que se pierden en la lejanía del fondo del río Hueico, y según dicen la fiesta que este joven se fue encantado para nunca más volver a su casa sino que estará en las profundidades de aquel río.


    LEYENDA DE LAS ISLAS DEL LAGO CALAFQUEN

    Un campesino cuenta el porque el nombre de la Isla Calafquen. En una ocasión, un cacique de Huitag y otro de Calafquén, pelearon por la posesión de la Isla grande que está en el Lago Calafquén, los separaron y les propusieron que hicieran una apuesta, que sería el que llegara primero a la Isla, éste se quedaría con ella.

    Aceptaron y subieron a sus canoas, alistándose en cuanto dieran la señal desde la orilla, los concurrentes se lanzaron también a nado por las aguas, gritando por su preferido.

    El cacique Calafquén llegó primero y se sentó a esperar a su contrincante. El perdedor aceptó su derrota y se abrazaron y besaron.

    Hasta el día de hoy la Isla lleva el nombre del cacique ganador “Calafquén”


    LEYENDA DEL DUENDE

    La familia Hueitra, cenaba como todas las tardes lo asían y de pronto sintieron ruidos en el techo, a lo cual no le hacen caso. Más tarde vuelven a sentir los ruidos, ellos pensaron que eran gatos o ratones que golpean el techo, ellos golpearon con un palo, con lo cual los ruidos se acabaron, ellos siguieron cenando sin darle mayor importancia, pero al rato después sintieron nuevos ruidos, esta vez en la ventana, con lo que la familia se asustó mucho. El jefe de hogar salió con una escopeta, pero al darse cuenta que no era un gato le dio miedo y llamó a su señora para que viera lo mismo que él. Estaban en lo alto de la casa, desnudos, de aproximadamente metro y medio, tenían orejas grandes, cara de viejos y usaban un hermoso gorro de lana.

    El jefe de hogar, ante lo que estaba viendo y sin saber que hacer, le disparó a una de las criaturas, pero ésta en vez de herir, se ríe como burlándose de él, a lo cual el jefe de hogar reacciona disparándole nuevamente, pero la criatura se reía y hablaba, lo que puso muy nerviosa a toda la familia. Rato después esta criatura, que los estaba viendo de lo alto de la casa, se tira por los aíres pareciendo volar y cuando tocó el suelo corrió rápidamente hacia el corral de los animales. La familia corrió tras él, pero no lo podían ver, este se empieza a desvanecer desapareciendo misteriosamente.

    La familia Hueitra, sorprendida por lo que había vivido, fueron donde los vecinos y le contaron lo que habían visto. Los demás confirmaron que habían estado ante la presencia de un duende y desde ese momento nunca más volvió a aparecer.


    LEYENDA DE LOS CAJONES

    Cuenta la leyenda que el sector de los Cajones, cerca de Coñaripe, fue asesinado brutalmente un hombre campesino en la cual le cortaron la cabeza, desde entonces este hombre o como la gente dice el descabezado, se aparece por las noches, sorprendiendo a cualquier transeúnte solitario, provocándole un miedo terrible y logrando que la gente se pierda en la montaña asiéndole aparecer cualquier visión por el camino.

    Si alguno de ustedes pasa por ese lugar, tenga presente que la persona que se le pueda acercar es un hombre vestido con manta Castilla y un sombrero, pero sin cabeza, con un lindo caballo alazán que sale de una profunda quebrada que está muy cerca del volcán Mocho, dice mucha gente, que este hombre que se ve, es el demonio, porque cuándo lo ven da mucho miedo ya que sale un fuerte remolino que aparece por los árboles, saliendo al mismo instante un mal olor desde aquella quebrada. Para ir a aquel lugar se debe ir acompañado con una persona que sea valiente y que no le hable groserías, porque las montañas son celosas y por eso dicen que se aparece atemorizando a las personas que transitan por las cordilleras de aquel lugar...


    LEYENDA DEL TESORO EN CALAFQUEN

    Se cuenta que hace muchos años atrás, a esta zona venían personas con el propósito de colonizar, éstos viajaban por las aguas del Lago Calafquén y traían su frágiles y pequeñas embarcaciones cargadas de tesoros y riquezas para establecerse en la Comuna de Panguipulli. Debido a los fuertes temporales, algunas de estas embarcaciones se hundieron, sus tripulantes perecieron y sus riquezas y tesoros se fueron a las profundidades de Calafquén.

    Cuenta la leyenda que en los días de viento, se sienten sonar campanas y hermosas melodías, que según lugareños son las personas que desaparecieron en el hundimiento, que tienen sus propios reino en el fondo del lago y que existen muchos tesoros, los cuales puedes encontrar solo si eres en ello y escuchas las melodías, o si bajan a las profundidades dellago.


    LEYENDA DEL LAGO MELLIZO

    En el fundo cerca de Liquiñe, vivía una familia mapuche, un lugareño cuenta que esta familia tenía un hijo de 15 años de edad, al cual le gustaba ir de pesca todos los fines de semana, una tarde el muchacho fue de pesca a orillas del lago El Mellizo, para buscar la ración diaria, al momento de lanzar su carnada miró, espirituadamente la aparición de una hermosa joven que lo miraba con ojos de súplica, se le acercó y le dijo que estaba prisionera debajo de un tronco y que él era la persona indicada para rescatarla, sin embargo tendría que volver al poblado a buscar un hacha, pero esta debía ser nueva, sin uso; el muchacho encantado por la joven, fue rápidamente a buscar lo que había pedido, llegó a su casa y contó a su madre lo que había sucedido, pero ella no le creyó pensando que era una broma. Conseguida la herramienta salió de su casa sin avisar a su madre, pero esta pensó que iría de pesca nuevamente.

    Empezó a oscurecerse, la madre se asusto, entonces pregunto a sus vecinos si quizás habrían visto a su hijo, ellos le contestaron que no, entonces recordó lo que su hijo le contó.

    Salieron por el cerro en busca del muchacho, alumbrados con chonchones y llegaron a orillas del lago pero él no estaba, solo su ropa estaba sobre el pasto a orillas del lago. Al otro día volvieron y trajeron una canoa y buscaron con arañas pero no tocaron el fondo del lago, el muchacho fue tragado o quizás la reina del lago se lo llevó. Los llantos y desesperaciones de los familiares llegó a tal extremo, que llegaron a pensar en desaguar el lago haciendo una salida hacia la pendiente, pero todo fue inútil ya que solo consiguieron que este desagüe formara con el tiempo otro laguito más abajo, pues de ahí viene el nombre del lago Mellizo.

    Se cuenta que al caminar por la rivera del lago, se mueven los arbustos como si estuvieran en algo misterioso o hubieran corredores imaginarios bajo el fondo de aquel lago, muchos lugareños cuentan que en las noches de luna se escuchan golpes de hacha que se pierden en la lejanía del fondo del lago.

    El muchacho fue un misterio ya que nunca se encontró, pero el lago sigue siendo una realidad.


    LEYENDA DEL CERRO QUECHUMALAL

    Una mañana, como todos los días, un campero salió con su caballo y su perro en busca de sus animales, que se encontraban en lo alto del cerro Quechumalal. Este al llegar a la cima, observó algo extraño en la laguna, la que se encuentra en el valle de este cerro. Al acercarse vió que se trataba de una hermosa mujer de cabellos largos y rubios, que se peinaba cuidadosamente en una roca. Este al no estar acostumbrado al ver tan exuberante belleza, en este solitario lugar y al querer llamar la atención de la joven, sin mediar consecuencia le silbó y esta al verse observada se lanzó a las aguas de la laguna formándose un inmenso marullo en la laguna. El campero asustado, por todo lo ocurrido y olvidándose de lo que le habían encomendado, volvió a contar lo que había visto a sus compañeros de trabajo, lo cual nadie le creyó, todos se burlaban de aquel trabajador, pero el contento con la preciosura que había visto. Pasaron los días de lo sucedido y ante la insistencia del campero, los demás trabajadores optaron por acompañarlo, pero al llegar hasta la misma laguna lo único que pudieron ver fue que la laguna se estaba secando y cuán grande fue la sorpresa al ver que el lugar donde él había visto la bella niña sentada, quedaban unos rastros que se perdían en el fondo de la laguna, además se divisaba una cueva debajo de la piedra en la cual estaba sentada, la que al parecer le había servido de hogar.

    Hasta el día de hoy, existe en lo alto del cerro Quechumalal, los rastros en la laguna y unas huellas que indican como si una persona se hubiera arrastrado hasta la desembocadura del lago Riñihue.


    HISTORIA PANGUIPULLI

    Asentamiento de la comuna de Panguipulli que alrededor de 1875, cuándo era, hábito por la gente mapuche y para ello era el nombre, Chilcoco, donde hoy esta rodeado por una gran población, no indígena pero de grandes valores, para la raza mapuche. En el año 1900 comenzaron a llegar emigrantes desde otros países como españoles en busca de tesoros y comprando los terrenos en pequeñas hectáreas y más tarde comenzaron a aumentar llegando a ser grandes fundos y engañando a los mapuches que no sabían nada de leyes para poderse defender de aquellas personas que lograron tomarse los campos de los indígenas antiguos de esta comuna.

    Según se dice que estas compras se hicieron bajo el título “Mercedes”, sin ninguna revisión legal, que le permitieran a los indígenas de protegerse de sus propias ventas, que más tarde fueron una serie de problemas para los vendedores porque sus deslindes, de pronto empezaron a ensanchar sus terrenos expulsando por la fuerza a los débiles indígenas que no tenían lo suficientes recursos para poder viajar a la comuna de Panguipulli. Los colonos también usaron del dominio de la lengua mapuche y de sus astucias, lograron intimidarlos para que ellos o familiares llegaran a tal extremo que tuvieron emigrar al vecino país, esta gente que han actuado en forma tan desaforada, debieron vencer muchas adversidades, como el aislamiento y la rigurosidad de esta comuna y los indígenas perdiendo sus propias tradiciones en sus comunidades.


    LEYENDA DE LA MUJER TRAICIONERA

    Cuenta un anciano de la localidad de Llonguahue, que un día de verano se sentía el renacer de la vida, con la fragancia de la naturaleza y el cantar de los humildes pájaros que empezaban a despedir el día, este hombre recorría el camino, desde campamento del medio camino a Llongahue, eran como las nueve de la noche, cuando él hacia su trayecto por aquel camino, de repente sintió un escalofrío en su cuerpo a la llegada de un portón a mano derecha entrando a la primera casa de aquel lugar, cuando logra pasar unos centímetros de aquella pasada sale una niña morena de 1,60 mts., vestida con un pañuclón y la cabeza amarrada con un paño negro y con dos pollos en la mano, uno era de color negro y el otro amarillo, los ojos de esa mujer llegaban a blanquear, por que en su cuerpo dicen que estaba metido el demonio, cuando logra salir al camino, más atrás, se vieron tres fuegos pequeños que la acompañaban, pero el hombre al ver esta hechicera, sintió un gran miedo que ni siquiera supo su nombre, por el susto salió arrancando.

    Dicen mucho lugareños, que estos hechos pasaron, tres meses seguidos, sin saber quién era la mujer que llegaba a la misma hora, en el mismo lugar; esta hechicera trabajaba con tres duendes que tenía en su casa para “Traicionar o enamorar” a los hombres de su edad o jóvenes que a ella le gustaban, su astucia e inteligencia se manifestaban de muchas maneras sabiendo engañar, cuando así lo quería con secretos de magia negra, con los cuales asía una rogativa con pollos, diciéndoles a los duendes (tifa chi wuentru iyufin) deseo a este hombre, por favor acércamelo, así conseguía a sus víctimas. Después de ilusionar a muchos pasajeros se desaparecía lentamente del camino, entrando con un remolino de viento entre los arbustos que estaban cerca de dos casa, quedando solamente un olor fragante que no se soportaba.

    Se dice además que esta mujer, bruja los dìas martes y viernes, sacrificaba un ave sacándole la sangre y regándola hacia los cuatro puntos cardinales, en medio de un gran silencio empezaban las oraciones y sacrificio, para obtener buenos resultados en su conquista de los hombres, además se dice que esta mujer en estos mismos días se aparece en una garita esperando locomoción entre las una y dos de la tarde, como cualquier pasajero normal para viajar hasta la comuna de Panguipulli, donde allí elegía a su próxima víctima.

    Según dicen testigos que aún se siente la sensación de la mujer que por esas horas está esperando locomoción, para invitar algún hombre bueno a conocer su intimidad.

    En esta investigación quiero agradecer a los informantes que ayudaron a dar vida a esta historia que es real y vivida por un anciano que vive en aquella localidad. El informante reserva su identidad por motivos personales, hecho ocurrido en 1982.


    HISTORIA DE PANGUIPULLI 2.0

    Hace más de 60 años, cuándo Panguipulli recién era una pequeña comarca, un hecho conmovió a sus pocos habitantes y sus recuerdos aún siguen vivos, esto ocurrió en las cercanías de un callejón denominado “El Tropezón”, ubicado en un parque, al llegar a unos de los barrios del pueblo, una mañana del mes de febrero, unos leñadores encontraron un cadáver de una mujer de unos 28 años junto a su hijo recién nacido, se comentó que esta mujer habría huido de su marido, él cual quería matar; ella se escapó, se escondió en los alrededores del pueblo, su avanzado embarazo comenzó a ceder, los dolores del parto fueron muy intensos y en esos momento no hubo nadie que escuchara sus gritos de ayuda y desesperación para ayudarla, la pobre mujer dio a luz esa misma noche y en esas condiciones su hijo nació muerto y luego de varias horas también falleció, en el mismo lugar, quedando ambos cadáveres en aquel barrio, muchos vecinos dieron aviso de su hallazgo, la cual fueron levantados de allí y el hecho se hizo público, sin embargo, nadie reconoció los cuerpos y no llegó ningún familiar, quedando en completo anonimato, con el pasar de los años, Panguipulli creció y las construcciones se expandieron, el lugar antes mencionado se pueblo, pero el parque se mantiene intacto, no se cortó ningún árbol, los que han guardado para siempre el misterio suceso. La gente transita por el sector, mas aun en verano, ya que el camino a la playa se hace más corto y fácil; en las noches de verano, unos jóvenes se encontraron en el parque y se pusieron a conversar, ya casi media noche, cuando de pronto quedaron perplejos al oír horrendos gritos de una mujer que pedía auxilio porque su hijo moría; los gritos eran tan escalofriantes que ellos salieron corriendo.

    Al día siguiente al comentar lo ocurrido, surgieron nuevas historias y muchas personas que viven cerca del lugar o que transitan habitualmente por el parque, relataron hechos similares, cuentan algunos que han visto una silueta de una mujer delgada con una especie de túnica blanca que corre de árbol en árbol, ocultándose y gritando con mucho dolor, por la lamentable pérdida de un ser querido.

    Hoy todos conocen esta leyenda y es común pensar que la angustiada madre era muy imprevista para manifestar su dolor, de ella entre los vecinos del sector. Se dice que estos hechos ocurren en los años impares y en las noches de verano de en las que hace mucho calor, también se dice que el espíritu angustiado de esta mujer quedo grabado en este callejón del parque autóctono de robles y encinas antiguos que en el lugar hay este verano, más de alguien sorprenderán los triste lamentos y gritos que atemorizan a las transeúntes.


  2. #2

    buenass me gustaron no las lei todas, porq estoy cagado de sueño, muchas gracias

  3. #3

    ohhh tubo bkn la wea... la del tuetue es muy pulenta.. kuando xiko lo llamabamo kon los kauros kajakjak... en el potrero ke habia en mi kasa... ahora no se puede... konstruyeron puras kasa xd

  4. #4

    se agradece la info, conocida un poco
    yo que soy de temuco, de la region.

    siempre nos asustaban con lo del tue tue XD

  5. #5

    tan exelente las leyendas mapuches cumpa
    yo creo que la del tue tue puede pasar

  6. #6

    oooooooooooh! sai ke io e eskuxao al tue tue...komo 3 veces...es brigida la wea XD i es verdad loko...lo doy firmao! yo iwal vivo en el kampo...i suelen pasar weas asi...

  7. #7

    el urco, si mal no recuerdo me acuerdo que mi abuela me conto que estaba con mi tia (su hija) y se fue a webiar a la ventana un pajaro (supongo que seria el urco) y mi tia dijo ahh a alguien le va a pasr algo, al tiempo mi abuelo murio de cancer

  8. #8

    SOT DE LA NOVENA Y ME GUSTÓ MUCHO TU POST......sobretodo la primera del anchimallen o chimalén como lo llaman por acá cerca de la cordillera............hace un par de años era muy común y frecuente su avistamiento, sobretodo los martes y viernes po la noche....Cuentan mis vecinos abuelos de la zona que éstos son los mismos duendes q mencionastes en la leyenda llamada "el duende triste" y "leyenda del duende" pues mis primos vieron unos duendes en una quinta del sector arriba de un cerezo que los invitaban a asercarseles pero ellos no fueron....luego de eso volvieron a su casa y a medianoche sufrieron una rara enfermedad con vómitos y mucha fiebre....a lo que su abuela le hizo unos remedios con hierbas y secretos mapuches para q se mejoraran.....según ella la enfermedad se produjo al ver a los duendes o anchimallenes. Esto es verdad porque yo también e visto muchas veces el anchimallen....pero solo las luces que juegan en medio del campo y q están en un lado y al segundo aparecen en otro lado muy lejos.......incluso mi vecina cuando era joven se encontró con uno en medio del callejón a lo cual se desmayó, encontrándola su marino horas desspués tirada en el suelo.......segun ella solo se acuerda de haber visto un duende vestido de con sombrero. manta y botas de huaso...........incluso hay un sector en el q es común ver la luz ( parecida a una vela )y sentirlo pasar llorando igual q un bebe........es escalofriante aunque los viejos antiguos no están ni ahí y cuando eramos chicos sólo nos decían " vallanse a acostar" jajaj....... ....son muchas las leyendas mapuches que existen.....pero de las q puedo dar fé pq he visto son las del anchimallen, los entierros q a veces se manifiestan con apariciones de diversos tipos, y el tué tué, aparte de la "lola" q según mi viejo que nació en las cercanias de lonquimay, es como la señora del diablo....frecuente ssentirla silbar o gritar en las solitarias cordilleras.....si la sientes silbar...no respondas con otro silbido......pq a medida que vas respondiendo...su silbido se irá acercando cada vez más a una velocidad increible y cuando entres en pánico será tarde pues ya estará encima tuyo hiriendote con sus largas y asquerosas uñas......en pocas palabras.....dejándote pal' gato.....además de dejarte inconcsiente........ y con pocos recuerdos de lo q pasó......
    Yá ......no lateo más.......xdxdxdxd.

  9. #9

    geniales las leyendas algunas nunca las habia escuchado y otras si

  10. #10

    Genial que alguien aún se interese por nuestra cultura.

    saludos y muy buen aporte

Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo