Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo
  1. #1

    Predeterminado El abominable hombre de Rengo...

    EL ABOMINABLE HOMBRE DE LAS NIEVES DE RENGO (CHILE)


    A continuación transcribo en su totalidad los artículos publicados por el desaparecido diario La Gaceta de Santiago. Por tratarse de documentación que no ha sido divulgada en medios relacionados con la Criptozoología me ha parecido oportuno no resumir las informaciones disponibles.

    GIGANTESCO HOMBRE-MONO SE CREE VIVIRIA EN “LAS NIEVES”
    CAMPESINOS, ARRIEROS Y EXCURSIONISTAS LO HAN VISTO. CONMOCION EN RENGO. CARABINEROS ORGANIZARAN EXPEDICION
    Ante los insistentes rumores de la extraña aparición de un enorme y peludo hombre-mono en un valle cordillerano situado de Rengo al interior, junto a los faldeos del cerro Palomo a 4.850 metros de altura, nuestro corresponsal en Rancagua Antonio Cárdenas Tabíes se trasladó ayer al pueblo de Popeta, donde viven alrededor de 20 familias campesinas y algunos arrieros. Cárdenas entrevistó en el terreno mismo a las personas que vieron al extraordinario ser. Comprobó que más de quince personas aseguran “por la virgen y la salud de sus hijos”, que el monstruo mitad mono mitad hombre existe.



    La Gaceta (Santiago) 19580508 pg.7a

    Afirman emocionados que “medía más de dos metros, daba enormes saltos, tenía el estómago prominente, los brazos flacos y huesudos y se tapaba con cueros”.
    Nuestro corresponsal agrega: El lugar que serviría de vivienda al espantable ser, es un valle denominado “De los Huesos” por haber allí enormes yacimientos óseos en hoyos que la mayor parte del tiempo permanecen cubiertos de nieve”
    CACERIA FRUSTADA
    Informa nuestro corresponsal que conversó con el agricultor Absalón Valencia y que éste dijo lo siguiente:”En Diciembre del año pasado (1957), junto con un grupo de excursionistas de Rengo realizamos una partida de caza de guanacos. Nos internamos en la cordillera pasando por el Pan de Azúcar, Alto de Hormigas y las márgenes del río Portillo. Cerca del Valle de los Huesos, uno de nosotros divisó un animal muy peludo que caminaba agachado. Hicimos puntería y disparamos. El animal se incorporó y ante nuestra sorpresa, comenzó a correr como lo haría cualquier bípedo. Con espanto y a medida que el extraño ser se alejaba nos dimos cuenta de que era un hombre, especie de mono de una estatura colosal, con largos brazos, pelo largo hasta la cintura, tapado con cueros. Pensábamos que habíamos visto visiones o que se trataría de un campesino loco que vivía en la montaña. Pero le puedo asegurar que nunca en mi vida he visto ni veré un ser tan alto. Yo diría que medía más de dos metros y medio



    ORGANIZAREMOS EXPEDICION EN BUSCA DEL FABULOSO SER


    DICE JEFE DEL RETEN POPETA
    Un hombre peludo de una estatura descomunal, de largos y esqueléticos brazos, de prominente barriga, barba hasta la cintura, tapado con cueros, de ojos chicos y que se desplaza mediante prodigiosos saltos de tres o cuatro metros, tiene aterrorizados a los habitantes de un pequeño pueblo denominado Popeta (15 kilómetros al interior de Rengo, cerca de Las Nieves). Su espantable figura ha sido vista por el arriero Carlos Soto, por el campesino de la hacienda “Las Nieves” Pablo Espinoza, por el andinista de Rengo Raúl Cumsille y por un grupo de andinistas cuyo jefe José Martínez trabaja en la Inspección de Impuestos Internos de Rengo. Las versiones dadas por todas estas personas al jefe del retén de Popeta coinciden entre sí. El policía conversó con este corresponsal y manifestó lo siguiente:”La existencia de ese fabuloso hombre que habitaría el interior de Las Nieves, cerca de un lugar denominado Valle de los Huesos nos está preocupando. Desde hace dos años hemos recibido versiones sobre él. Al principio creíamos que eran solo visiones, pero ahora estamos realmente preocupados. Pienso informar detalladamente a mis superiores para que se autorice organizar una expedición. Eso es todo lo que puedo decir”.


    La Gaceta (Santiago), 19580508,pg.7-c


    TENÍA LARGOS BRAZOS Y VESTIA CON CUEROS
    ASEGURA CAMPESINO P. ESPINOZA

    Pablo Espinoza, robusto campesino de la hacienda “Las Nieves” de Rengo buscaba el 3 de Abril (1958) en la mañana, cuatro novillos perdidos en el interior del Alto de Hormigas (2.007 metros). Con su pequeña yegua “Aparición” se fue internando hacia lugares que nunca había visitado. Porfiadamente bajó a un valle donde el río Claro pasa con gran caudal. Eran las seis de la tarde cuando llegó extenuado a unas alturas, desde donde se divisaba la laguna Pejerreyes. Abajo un nuevo y curioso espectáculo se presentó a su vista: Un verde valle lleno de enormes bloques graníticos. Descendió lentamente y comprobó la existencia de centenarios árboles frutales, entre ellos, varias higueras. Comprendió que se encontraba en el famoso “Hoyo de los Huesos”, misterioso lugar citado por algunos arrieros viejos. De pronto algo que se movía a grandes saltos le llamó la atención y picando espuelas a su yegua inició la persecución. Pero a medida que se acercaba un terror inmenso se apoderó de él, porque lo que había confundido con uno de los animales perdidos era un gigantesco hombre, cubierto con cueros, de largos brazos y estómago prominente, negra y enmarañada barba y melena hasta la cintura. Pablo Espinoza se quedó paralogizado, frenó en seco y sus ojos se dilataron por el terror. El espantable hombre desapareció y el campesino huyó del lugar como a quien persigue el diablo. Con su yegua “cortada” por la carrera, apareció en la hacienda “Las Nieves”. Temblando de cabeza a pies comunicó al agricultor Abalón Valencia que “había visto a un mono gigantesco que parecía el demonio”. Más tarde informó lo mismo al jefe del retén de Carabineros de Popeta, pequeño pueblo situado a 15 kilómetros de Rengo.



    La Gaceta (Santiago), 19580508,pg.7d


    ERA UN MONO ENORME CON CARA DE HOMBRE
    EXPLICA ARRIERO CARLOS SOTO

    Hace justo dos años, el 12 de Mayo de 1956, el arriero Carlos Soto, avecindado en el pueblo de Popeta, descendía de los faldeos del cerro Palomo (4.850 metros), que queda en el límite con Argentina, cuando en un desfiladero que nace del río Cipreses divisó “algo que se movía dando grandes saltos”.
    No me figuré al principio que podría ser -explicó a nuestro corresponsal- pero como en esos parajes es muy difícil encontrar animales hice trotar a la mula y comencé a seguirle el rastro. Durante una hora seguí por el desfiladero. Junto a una enorme roca cortada a pique, que los arrieros denominamos “La Piedra Lisa”, me detuve a descansar. Me acuerdo como si fuera en este mismo instante que el sol se estaba ocultando y un viento de los mil demonios levantaba mi poncho tapándome la vista.
    La mula estaba inquieta y extenuada. De pronto vi una figura que me pareció el mismísimo demonio. Era un mono de una estatura descomunal, con cara de hombre, barba larga y cabellos hasta la cintura. Se tapaba con un pedazo de cuero. Sus brazos eran largos, flacos, casi huesudos, se apoyaban en las piedras. Parecía ciego y olfateaba el aire. Se me agarrotaron las piernas y los brazos de puro terror. Parecía que estaba paralítico. La mula reaccionó sola y dio un bote hacia delante. El horrible mono, de tres saltos llegó al medio del río y se hundió para aparecer más allá, al otro lado. Con una agilidad asombrosa se encaramó por una muralla de rocas y desapareció. A mi se me había hinchado la garganta y creía que me iba a ahogar. Cuando me pilló la noche cerca del Pan de Azúcar, todavía parecía que me seguía el monstruo. Cuando llegué a Popeta estuve con fiebre una semana.
    Mi relato no lo creyó nadie. Dijeron que eran visiones o “puna de alturas”. Pero yo juro que vi al mono o a lo que sea...”.

    Verdaderamente la amplísima cobertura que realizó el periódico La Gaceta indica que los rumores y denuncias acerca de la existencia de tan extraña criatura deberían haberse sucedido con intensidad en los últimos tiempos.
    Lamentablemente, tales informaciones recogidas por Antonio Cárdenas Tabíes permanecen inéditas y desconocemos al presente si su viuda conserva parte de esa documentación.


    EXPEDICION CIENTIFICA BUSCARA AL “HOMBRE DE LAS NIEVES DE RENGO”
    El Hombre de las Nieves de Rengo de cuya existencia informáramos ya en exclusiva viene dando que hablar a los pueblos de Rancagua, Rengo y otras localidades cercanas. En nuestra anterior nota sobre el extraordinario suceso dimos la opinión d e varios testigos que juraron haber visto “un ser enorme, de casi dos metros y medio de estatura, peludo, de nariz chata y extendida hacia los lados, cubierto de cueros y que caminaba a saltos. Los mismos testigos aseguraron que al relatar el hecho a sus amistades temieron caer en el ridículo, pues en el lugar en que habitaría el hombre simio han nacido fabulosas leyendas encadenadas por la fantasía campesina con el ÑEPU (Dios de la Nieve y la Puna) y que desde tiempos inmemoriales tostaba al sol en el Valle de los Huesos su espantable anatomía.
    Sin embargo, el relato de arrieros, excursionistas y lugareños que vieron al monstruo es preciso en la descripción de algunos detalles. Es por eso que respetables vecinos de Rancagua y Rengo, apoyados por autoridades y carabineros, piensan montar una expedición que se interne al interior de Rengo hacia el cordón montañoso denominado “Las Nieves”, para verificar en forma definitiva la existencia del extraordinario ser.
    TESTIMONIOS VERDADEROS
    Nuestro corresponsal en Rancagua Antonio Cárdenas, entrevistó a prominentes vecinos de esta ciudad que se han dedicado a enfocar muy en serio la posibilidad de la mencionada expedición. Conversó largamente con el industrial minero Manuel Peña Sepúlveda, dueño de la mina de cobre “Claudia Sur” situada detrás de la hacienda “Las Nieves” a 60 kilómetros de Rengo. Este dijo:”Yo llevo 20 años conviviendo con labradores, arrieros y gente de la montaña. Son gente sencilla y limpia de espíritu y lo que declararon sobre la existencia de un supuesto Hombre de las Nieves, no lo hacen por engañar ni por mentir sino porque hay hechos que existen y que ellos han visto. A mi por ejemplo, me han relatado numerosas veces los encuentros que han tenido con el “silencioso hombre ermitaño”, denominado “el Hombre de Las Nieves”, que es tímido y huye de los seres humanos dada la soledad en que vive”
    TRES CAMINOS
    Como experto conocedor de la región, el industrial Peña Sepúlveda, agrega que hay tres caminos para llegar a la zona del Valle de los Huesos. 1º Vía Rancagua: a) Hacienda Los Chacayes; b) Cajón Río Claro y c) Agua de la Vida (aguas termales de diferentes temperaturas). 2º Vía Río Cachapoal: a) Las Leñas; b) El Cortaderal (junto al cerro de 4.500 metros, El Palomo); c) Laguna Mantecilla, y d) Laguna Los Pejerreyes. 3º Vía Popeta: a) Rengo; b) Lo de Lobo; c) Cerrillos; d) Popeta; e) Hacienda Las Nieves; f) Quebrada del Diablo; g) Alto Guanaco y h) Valle de los Huesos.
    Peña Sepúlveda agrega: El terminal de estos tres caminos queda más o menos a 60 kilómetros de Rengo, cerca del límite con Argentina.
    LOS HOMBRES SOLITARIOS
    Les puedo informar, pues me consta que hay hombres en los cajones que pasan 15 o 20 años sin bajar al pueblo más próximo, haciendo vida de auténticos salvajes, yo aseguraría, de cavernarios. Viven en cuevas y se alimentan a base de frutas silvestres. Soportan el terrible frío cordillerano, a veces andan descalzos por la nieve. Suben y bajan los cerros con enorme agilidad, viven más de 100 años y jamás se enferman. Estos hombres cavernícolas modernos, viven en el Cajón Paredones y Cajón de las Peñas, asombrosos lugares donde crecen árboles frutales centenarios. Estos parajes quedan situados a más de 10 kilómetros de la Hacienda Las Nieves y al suroriente de mi mineral”.
    EXPEDICION CIENTIFICA
    Termina diciendo nuestro entrevistado que “sus mineros descubrieron hace poco tiempo un enorme chorro petrificado junto a unas cavernas subterráneas”
    “Es una región interesantísima, agrega. Yo creo que convendría organizar una expedición científica pues toda la región descrita es un enorme yacimiento de sorpresas y cosas no descubiertas. (Cárdenas corresponsal)


    La Gaceta (Santiago) 19580512,pg.7


    Dice un regidor
    El regidor Carlos Olivares. Expedición debería buscar al supuesto “Hombre de las Nieves”, de Rengo, dijo.
    Carlos Olivares Guzmán regidor de Rancagua, ¿? años, casado, cuatro hijos dueño de la Joyería y Relojería Olivares de Independencia 585, declaró lo siguiente:”Se ha tratado de confirmar en repetidas oportunidades la existencia de un descomunal ser mitad hombre mitad mono, que habitaría al interior de Las Nieves. Así lo han dicho desde hace años muchos campesinos y arrieros que pasaron por esos parajes. A pesar que nunca se han hecho planes para confirmar tal suceso, yo opino que no sería nada raro que en nuestros Andes existiera una criatura como la descrita por los testigos que entrevistó La Gaceta. Creo que una expedición científica debería tomar este asunto hasta su consumación. Para finalizar, debo felicitar a vuestro diario por sus informaciones al respecto pues creo que ha nacido un nuevo personaje en nuestra literatura “El Hombre de las Nieves de Rengo”.



    SE FORMO CLUB DE AMIGOS DEL “HOMBRE DE LAS NIEVES”

    Para los estudiantes rancagüinos el caso del “Hombre de las Nieves de Rengo” tiene una importancia extraordinaria. Todos especialmente los que cursan el sexto año de Humanidades en el Liceo de Hombres, opinan que “hay que tomar la iniciativa”. Creen que una expedición científica demoraría mucho en integrarse y por lo tanto ya organizaron una expedición que saldrá hacia el valle de los Huesos a fines de mayo. Dicen:”Nosotros seremos los primeros en encontrar al hombre-simio”.
    En la Biblioteca Popular Doctor Eduardo de Geiter (Independencia 466), los muchachos han planificado los detalles junto al bibliotecario Manuel Méndez Bastías (42 años, rancagüino de nacimiento, 16 años en el cargo), quien es un declarado lector de La Gaceta. Méndez que es un estudioso del folklore de su provincia, de sus leyendas y de su historia, cree que es “sorprendente la seriedad con que La Gaceta ha informado sobre la supuesta existencia del “Hombre de las Nieves de Rengo”, pues nunca nadie en nuestro país, especialmente en Rancagua y Rengo, se había preocupado en esclarecer el apasionante enigma”.
    FICCION CAMPESINA
    Todos, asegura, catalogan al campesino como un tipo de ficción, lleno de leyendas, fantasías y cosas inexistentes. No le creen nada. Personalmente, yo he escuchado más de siete versiones sobre el hombre-simio que habitaría en el Valle de los Huesos. Me he preguntado. ¿Pueden tantos hombres del campo, verídicos, sufridos y simples mentir en esta forma?. Si todos dan una misma descripción tienen que necesariamente haberse puesto de acuerdo para mentir”.
    INTERES CIENTIFICO
    “Creo que la iniciativa de los estudiantes de organizar una expedición por su cuenta puede dar frutos de interés científico internacional, pues aparte de desentrañar el misterio del hombre–simio dará a conocer detalles de lugares tan extraordinarios como el Valle de los Huesos donde hay esqueletos de enormes animales que bien podrían ser prehistóricos.
    Creo que alguna sociedad de amigos de los descubrimientos debe preocuparse del suceso”
    AMIGOS DEL HOMBRE-SIMIO
    Termina diciendo el bibliotecario que en “Rancagua no dejarán morir la sensacional revelación y que ya ha sido fundado un club que se llamará “De Amigos del Hombre de las Nieves de Rengo”.
    Nuestro diario oficial -termina diciendo- será La Gaceta. Nuestro objetivo primordial organizar expediciones e interesar a científicos de la Universidad de Chile. También informaremos a sociedades científicas de Estados Unidos y URSS. Ya estamos redactando las cartas y puedo adelantarles que una de ellas irá al Instituto de Investigaciones Científicas de Moscú”. (17)

    CONVIENE INVESTIGAR CASO DEL “HOMBRE DE LAS NIEVES”
    Dice Gobernador de Rengo

    Jorge Villalón, director artístico de CC-135 Radio Minerva de Rancagua, partió ayer en un veloz jeep hacia Rengo donde después de rápidas antesalas logró entrevistar al Gobernador Ricardo Bayer. Durante la entrevista se encontraban presentes reporteros de las dos ciudades y funcionarios municipales. Cuando Villalón formuló la primera pregunta ya un control había puesto en funcionamiento un equipo de cinta magnética.
    “Dígame señor gobernador ¿Cuál es su pensamiento frente a las informaciones del diario de Santiago La Gaceta, sobre el sensacional descubrimiento de un fantástico ser mitad hombre, mitad mono que habitaría en el Valle de los Huesos, a 60 kilómetros de Rengo?
    El Gobernador contestó: Por las numerosas versiones que he recogido de parte de los testigos oculares puedo adelantar que existe un extraño ser, no se precisamente que características tiene, que ha sido visto en los alrededores de un lugar denominado “Valle de los Huesos”. Me parece que antes de arriesgar una opinión definitiva sería conveniente organizar una expedición.
    La entrevista entre Jorge Villalón y el Gobernador fue transmitida, más tarde en la audición que sale al aire a las 20:30 horas titulada “Reportaje a la Provincia”. En ella Ricardo Bayer dijo, al ser interrogado, por el periodista radial que “desde hacía mucho tiempo los arrieros y campesinos del lugar relataban haber divisado a “un gigantesco personaje cubierto de oscuro pelaje y que usaba cueros encima del cuerpo”.
    ¿Hasta dónde se puede dar crédito a esos informes?, se preguntó al Gobernador, pero en este caso más vale iniciar investigaciones hasta desentrañar completamente este sensacional suceso que está preocupando a la provincia. Luego dijo:”daré toda clase de facilidades para los efectos de que se organice una expedición”
    Al Valle de los Huesos: Jorge Villalón, que conversó con nuestro corresponsal Antonio Cárdenas en Rancagua, dijo que “antiguamente pensaba que todo los relacionado con el Hombre de las Nieves, de Rengo era simple leyenda fabricada por la fértil y asustadiza imaginación campesina, pero que en la actualidad, después de escuchar la opinión de testigos oculares (estuvo en Popeta y conversó con los entrevistados por nuestro diario) estaba seguro de que algo había en el “Valle de los Huesos”.
    Yo seré de la partida, aseguró. Cuando los estudiantes preparen la expedición, llevaré ayudantes y personal técnico para trabajar en el terreno mismo. Creo que mi radio será la primera en dar la sensacional noticia del hallazgo del fantástico y misterioso personaje. (Antonio Cárdenas, corresponsal) (18)

    La intervención de las autoridades es prueba clara de que se estaba tomando muy en serio todo el asunto de la aparición de la figura *****poide.
    Es de enorme importancia resaltar que las autoridades estatales así como las del ámbito científico consideraban la necesidad de refrendar los testimonios orales con pruebas tangibles. Actitud muy similar a la adoptaba un par de años antes en Argentina con los sucesos de El Macón. Todo ello habla bien a las claras del grado de conciencia y la abierta mentalidad que exponían los sudamericanos hace casi 50 años en relación con lo que hoy se ha bautizado como Criptozoología.

    INVESTIGACION ORDENO CARABINEROS EN CASO DEL “HOMBRE DE LAS NIEVES”
    Afirman en Rengo que se trataría de una broma
    Las versiones más pintorescas y antojadizas están circulando por Rancagua, Rengo, Rosario y pueblos de los contornos, sobre el extraordinario ser –Hombre-simio para algunos, niño Cau Cau para otros-que fue avistado en una región cordillerana situada a 60 kilómetros de Rengo, por un grupo de campesinos de la región. Todos tienen sus teorías al respecto. Hay algunos que aseguran que el “monstruo” sería el descendiente de alguna antiquísima raza precolombina, producto de alguna civilización ya extinguida, que habría perdurado en pequeños grupos en una región poco conocida. También circula la siguiente especie: durante las guerrillas desencadenados por los hermanos Pincheira, un grupo de de bandidos fue derrotado en las inmediaciones de Las Nieves. Los derrotados huyeron al interior de la Cordillera sin que hasta el momento se haya sabido de sus pasos. Se agrega además, que al interior de Las Nieves hay tres montañas inaccesibles denominadas por los lugareños como “Las Tortas”. Detrás de ellas existe un valle que da floreciente agricultura durante las cuatro estaciones del año.
    En fin, cada persona tiene su teoría al respecto. Sólo los carabineros no se han dedicado a hilvanar suposiciones y por orden de sus superiores han iniciado investigaciones que van desde Rengo, pasan por Popeta siguen por Las Nieves y se internan en las mismas regiones donde habitaría el misterioso hombre-simio.
    CARABINEROS: ES UNA BROMA
    La Gaceta llegó ayer hasta Rengo y entrevistó a los carabineros de la Cuarta Comisaría Caupolicán. El sargento de guardia José Martínez dijo:” Yo creo que el hombre de las nieves está en el Himalaya. No aquí. Me parece, por ciertos informes que hemos obtenido que Carlos Manuel Soto campesino de Popeta que dice haber visto al misterioso y espantable ser, hizo solo una broma a sus amigos, pues incluso fue fotografiado semidesnudo, con el pelo sobre la cara, tapado con cueros, dando enormes saltos. Nosotros creemos que no pasa de ser una broma. Por lo demás, mi teniente Marcelo Salas está encargado de la investigación y deberá elevar en 48 horas más un completo informe a sus superiores.
    CABO RIQUELME:”NO OPINO NADA”
    Sin embargo, para el cabo Pedro Riquelme, jefe del retén Popeta, la existencia del Hombre de las Nieves de Rengo tiene muchas aristas “de las cuales es mejor no hablar”. Conversando con nuestro diario en el solitario camino de Rengo a Popeta, el cabo dijo: “Efectivamente he realizado una investigación en toda la región. Los resultados solo los puedo comunicar a mis superiores. Eso de que exista o no un ser descomunal al interior de la cordillera está por verse. Por lo demás si ustedes quieren probar algo ¿Por qué no organizan una expedición y se convencen personalmente?. Creo que es lo mejor…”

    VECINOS DE POPETA GUARDAN SILENCIO
    Los vecinos de Popeta están alarmados ante la investigación policial en torno al extraño caso del “Hombre de las Nieves de Rengo”. Creen que es mucho mejor no decir nada para no meterse en compromisos. Por ejemplo, conversaron con nuestro diario Angel ramos Soto, 25 años, casado, tres hijos, fundo “El Placer”; Abelardo Molina, 33 años, capataz del mismo fundo; Fidel Astete, 44 años, casado, sin hijos fundo “Santa Melani”; Florencio Miño, agricultor; Manuel Cruz, Carmen Araya, domiciliada en Rengo y Juana Gaete.
    Todos estuvieron de acuerdo en lo siguiente:”Si Soto junto a sus compañeros entre los que se contaba don Absalón Valencia, vieron al monstruo, algo debe de haber. Puede ser, agregaron, que se trate de un campesino que ha vivido aislado en medio de la cordillera. Nosotros no decimos ni si, ni no. Mejor es callar y observar.



    SEGÚN SOTO FOTOGRAFIARON LAS HUELLAS DEL MONSTRUO
    Después de una fatigosa búsqueda por Popeta y sus alrededores reporteros de este diario lograron ubicar a Carlos Soto, agricultor de 31 años, soltero y quien se desempeña como capataz en las tierras que posee en esa región don Absalón Valencia. Al principio Soto, testigo ocular de este sensacional suceso, se mostró terco y poco dispuesto a conversar con los periodistas. De muy mala gana explicó:”Todos creen que soy un mentiroso. Los carabineros también así lo afirman. Es por eso que prefiero callar”.




    POR EL HONOR DE CHILE
    Después de un tenaz e…. asedio, Soto accedió a contar su historia. Comenzó de la siguiente forma: “Si yo no dijera la verdad serían siete los mentirosos pues en la fecha en que vi al monstruo, en diciembre pasado (1957), era pleno día, las cuatro de la tarde y estaba rodeado de los otros integrantes de la partida de caza de guanacos. Juro por mi honor de chileno que lo vi a ese ser dando enormes saltos, era de una estatura enorme y estaba cubierto de cueros. El perro que nos acompañaba de nombre “Pitoniso” que pertenece a Carlos Céspedes le siguió ladrando furioso hasta que éste desapareció. ………una máquina fotográfica. Yo les puedo enseñar la foto donde sale “Pitoniso” al lado de las huellas del monstruo que se ven claritas dibujadas en la nieve.
    INCREIBLE REVELACION
    Soto insistió en suspender la conversación para ir a ubicar a Céspedes. A los 10 minutos regresó con el aludido y con un puñado de fotografías. Nerviosamente las mostró. ¿Ven? -dijo. Fíjense en el perro y en las huellas. Esta foto fue sacada en un valle cerca de los cerros “Las Tortas”, que nadie ha podido subir. Por el fondo de una quebrada llena de nieve desapareció el monstruo. Que los carabineros vengan a decir que yo miento es otra cosa. Claro está que si ellos insisten en tratarme de mentiroso no contaré nada y no abriré más la boca. (19)

    Este artículo refleja el único punto oscuro en todo lo recopilado hasta el momento. Los carabineros comenzaron a divulgar el rumor de que los testigos eran mentirosos lo cual en apariencia no tenía sustento alguno. Simplemente, la situación quizás se les escabullía de las manos y para evitar un cierto descontrol prefirieron sumir en el descrédito a los observadores. En primera instancia parecen haber logrado exactamente lo contrario pues ello permitió que Soto mostrara las fotografías de las supuestas huellas. Toma que a fuerza de ser sinceros es de muy mala calidad pero lo suficientemente clara como para apreciarse la hilera de pisadas.
    A favor de la autenticidad de los testimonios podemos mencionar el reconocimiento de las autoridades del gobierno de Rengo, los periodistas de la radio e incluso el respeto y trayectoria de Antonio Cárdenas Tabies.

    CONSIDERACIONES

    Tras repasar esta extensa transcripción es necesario realizar algunas consideraciones en referencia a los sucesos de la Cordillera de los Andes.
    En relación con las criaturas peludas, similares al Hombre de las Nieves del Himalaya debemos retrotraernos a fines del siglo XIX en la provincia de San Juan, precisamente en la sierra del Pie de Palo, cordón precordillerano. En Neuquén en Colo Michico en 1950 apareció un ser descrito como los reportados en este trabajo en 1956 y que se afirma provocó que un niño quedara mudo por la impresión.
    Se trata de hechos aislados y sin continuidad geográfica y temporal. Sin dudas, lo interesante de los sucesos de El Macón y Rengo subyace en una serie de reportes producidos en un área limitada por un tiempo considerable. Esto implica que desde el punto de vista zoológico podemos confirmar que una criatura o criaturas se han establecido en un determinado hábitat. Desde la hipótesis anomalística se puede considerar que la criatura ha sido “transferida” desde otra realidad espacio-temporal y se ha adaptado a una zona determinada.
    Sea una u otra hipótesis es claro que la suma de testimonios, sin considerar las huellas y tradiciones folklóricas, sostiene que algún tipo de ser humanoide, cubierto de pelos, de gran estatura y escaso nivel evolutivo habitaría en ciertas partes de la Cordillera de los Andes.
    En el episodio argentino de esta historia que trasciende los límites geográficos se atribuye directamente a la caída de un misterioso objeto espacial el inicio de las apariciones del ser. En el hermano país, en cambio, las apariciones son aleatorias sin vinculación con otros sucesos. Es cierto, que en las regiones de Salta se reportaron varios casos de evoluciones de OVNIs concordando en forma temporal con las manifestaciones de la extraña criatura peluda. Esto probablemente haya vinculado en forma directa ambos supuestos misterios justificando uno con el otro y “resolviendo” uno en parte, desde luego, por la no explicación del origen de los OVNIs.
    Claro, que los *****pólogos locales como Rosemberg y Bravo pusieron en parte un criterio de racionalidad, si la puede haber en estas cuestiones, al relacionar las apariciones del Abominable Hombre de los Andes con las viejas (y no tan viejas, casi diría vigentes) leyendas del Ucumar. Según los respetables estudiosos el Ucumar, al que todos se refieren como una especie de oso, el denominado Oso de Anteojos de los Andes, sería el responsable de los casos reportados en El Macón y Quitilipo.
    Desde luego, no es el ámbito para discutir la veracidad de la relación entre el úrsido aludido y las referencias al Ucumar, pero si hemos de seguir esa línea de pensamiento nos toparemos con que el hábitat del Oso de Anteojos en nada coincide con la zona de Puna y de las alturas en donde se han verificado esos encuentros.
    Por otro lado se trata de una criatura pequeña, de no más de un metro y medio de alto, muy tímido y que difícilmente gritara profiriendo tremendos alaridos como se afirmó en los casos.
    Un elemento de gran importancia es el aval presentado por dos profesionales un geólogo y el dueño de una mina en Chile quienes, conocedores del terreno han sostenido los reportes de los naturales e incluso en el caso de Claudio Level Spitch declaró haber visualizado huellas en las heladas nieves y arenas de la Puna.
    Un párrafo aparte merece el análisis de este supuesto geólogo de origen polaco. Los medios de Buenos Aires han errado en la grafía del apellido pero en el periódico local El Tribuno el enigma se acentúa. En la primera referencia se reporta como Audio Level Pitch. Mientras que en la segunda referencia el nombre completo es Claudio Level Spitch. Lo curioso y quizás sospechoso de alguna invención periodística es que la traducción de la primera alusión es Nivel de Audio y Tono. Palabras que podrían encajar en los controles de algún aparato de audio o radiotransmisor y que se apartan enormemente de un nombre y apellido por más que provenga de Europa Oriental.
    El agregado de las letras “CL” al nombre y la “S” en el segundo artículo modifica sustancialmente estos conceptos. Se trató de una “broma” del redactor, de un error de tipografía o subyace tras estas palabras una prueba de que todo se ha tratado de una invención periodística, más precisamente de los integrantes de El Tribuno. En favor de esta hipótesis puedo señalar que la competencia periodística local El Intransigente no se ocupó en reportar todos los pormenores del episodio señalando escasamente las declaraciones citadas más arriba de los señores Rosemberg y Bravo. Si uno repasa los volúmenes de El Intransigente puede hacerse una idea totalmente distinta de los sucesos de El Macón.
    En favor de los reportes del diario El Tribuno debemos citar el envío de corresponsales a las zonas en cuestión y el interés marcado en confirmar lo que en un principio eran simplemente versiones.
    Con respecto a los sucesos de Rengo, en Chile también es interesante resaltar el papel fundamental jugado por el diario La Gaceta de Santiago de Chile, medio que tenía afortunadamente como corresponsal en la zona de Rancagua al escritor Antonio Cárdenas Tabies, quien con una amplia trayectoria como folklorista pudo entrevistar a varios testigos en la localidad de Popeta, cercana a la zona en que apareció la criatura.
    Su testimonio es realmente de enorme importancia por la seriedad y rigurosidad demostrada en sus numerosos trabajos y publicaciones.
    La idea de organizar una expedición para desentrañar el misterio de estas criaturas determina un pensamiento coincidente entre los habitantes de ambas naciones, demostrando que realmente existía un sustento como para reunir fondos y hombres para el citado emprendimiento.
    En el caso del nevado El Macón la expedición se organizó unos meses después pero dentro de un marco totalmente diferente al propuesto en el momento más fervor sobre el Abominable Hombre de las Nieves. Se trató de una expedición más de andinismo que de estudios *****pológicos aunque recopiló algunos elementos extraños que no hacen a la cuestión y que el lector puede conocer en la referencia al pie.
    El tema de las huellas fotografiadas en ambos sucesos (argentino y chileno) es un elemento de capital importancia. Parece muy llamativo el hecho de que en los dos episodios se haya podido registrar el rastro de tan elusiva criatura. Los testimonios fotográficos no son, como es de imaginar, considerando las condiciones climáticas, la época y películas, de gran calidad, pero evidencian que algo extraño debe haber tenido lugar. Resultaría altamente llamativo que dos sucesos de los que no se conocía una relación antes de este trabajo tuvieran idénticas características y que se hubieran fraguado incluso con la existencia de fotografías con la complicidad de dos medios periodísticos.
    Con respecto a la persistencia en el tiempo de denuncias acerca de las apariciones de estas criaturas, debemos señalar que en Argentina se han reportado casos hasta hace pocos años en tanto que en Chile no poseo posteriores informaciones.
    El área Noroeste de Argentina es muy rica en referencias a casos actuales, extendiéndose las visiones hacia el este, llegando a la selva chacosalteña y a varias partes de la provincia de Jujuy e incluso Tucumán.
    Este trabajo como siempre me gusta decir, es solamente el comienzo. Cuando tratamos de desentrañar episodios tan antiguos y tan pobres en fuentes de información se hace necesario ser muy cauteloso en las apreciaciones.
    De todas maneras, el conjunto de testimonios y notas periodísticas reunidas en estos dos trabajos sobre el Abominable Hombre de los Andes me permiten afirmar que algún tipo de criatura habitó (y quizás aún lo haga) en forma permanente o circunstancial aunque repetitivamente en una amplia línea a lo largo de la Cordillera estimada en al menos 1.500 kilómetros.
    Este suceso demuestra que muchas veces los ovnílogos se han visto envueltos en la investigación de criaturas extrañas habiéndolo realizado con serios errores. Tal el caso de Héctor Anganuzzi y Sergio Soria quienes transcribieron los casos de El Macón sin chequear las fuentes originales dando lugar a la creación de parte del “folklore” de estos casos. Por ello es de enorme importancia citar las fuentes de información y advertir al lector que probablemente otras referencias enriquecerán el desarrollo de una labor investigativa y quizás cambien sustancialmente el desarrollo de los acontecimientos. Al lector le debe quedar en claro que se trata de casos en estudio y en etapa de recopilación por lo que en modo alguno puede caratularse como caso cerrado.
    Mis palabras finales apuntan a resaltar la enorme importancia de los sucesos casi contemporáneos de El Macón y Rengo, la similitud de testimonios, huellas y actitud de los lugareños.
    Desafortunadamente, debieron transcurrir casi 50 años para que se conocieran in extenso los pormenores de esta serie de encuentros que anteceden aún a los primeros reportes “oficiales” de Bigfoot y Sasquatch en Norteamérica.
    Este trabajo en realidad, demuestra que el proceso investigativo conjunto (en este caso intervinieron un investigador de Chile y dos de Argentina) puede rendir apreciables frutos en el esclarecimiento y enriquecimiento de la casuística. La búsqueda en poco conocidos periódicos y revistas, muchas veces de circulación solamente regional es realmente imposible sin la colaboración de varias personas.
    Espero que este trabajo del que solamente soy el recopilador, aliente la investigación asociada de muchos otros sucesos que permanecen aún sumidos en el desconocimiento de muchos colegas y de los lectores en general.


    agradecimiento a Fabio Picasso, Octubre 2002


  2. #2

    con esta inf...
    hablamos del bigfoot chileno
    igual misterioso... el caso

    se agradece!!!!

  3. #3

    ufff...largo, me demoré un poquito
    De los mejores aportes que he leido en esta zona
    realmente el trabajo de transcripción que realizaste, notable la dedicación
    sacaste aplauso!
    Buen tema!

  4. #4

    buena info, la lei casi toda.
    seria un pie grande en chile :3

    Saludos

  5. #5

    uno de los mejores aportes en el portal
    se agradece muy interesante la info?

  6. #6

    waa... lo lei... ufff... la info intirigante... se se pudiera hacer una buskeda de el.. seria uno delos primero en anotarme xd... se agradece pa sairse un poko del tema del terremoto

  7. #7

    Ejale ahora tenemos el pie grande chileno Se agradece la info, extensa pero interesantisima Saludios

  8. #8

    larga la wea pero interesante....gracias x el aporte

  9. #9

    uuuuuuuuuuuu que miedo








  10. #10

    Que genial!! Algo que no sabía interesante aprender algo nuevo mas si es de nuestro país!
    @____@ !

Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo