Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
  1. #1

    Solo para Aportes Exclusivos Los ENIGMAS del Caso MADELEINE... La niña perdida en Portugal.

    El 'caos Madeleine'
    El paradero de la niña británica sigue envuelto en un misterio de especulaciones, pistas falsas y errores.




    Dinero, venganza, crimen, odio... ¿Cuál es el móvil que hay detrás de la desaparición de Madeleine McCann, la pequeña británica de cuatro años que disfrutaba de unos días de vacaciones con sus padres y hermanos, las primeras fuera de su país, y que, desde el pasado 3 de mayo, se ha convertido en la niña más buscada por todo el mundo? Su caso ha generado una operación policial sin precedentes en Portugal, pero su repercusión no tiene fronteras.

    Muchos se preguntan qué tiene de especial esta niña frente a otros miles de niños que desaparecen diariamente en diferentes países y de los cuales nadie oye hablar. Sus padres, Kate y Gerry, han sido capaces de movilizar medios y personas por todos los sitios donde han pasado y todavía hoy, cuando se cumplen 108 días de su desaparición, la fotografía de Madeleine sigue ocupando portadas de periódicos y abre telediarios en la escena internacional. Pero, a pesar del esfuerzo policial y de la campaña mediática de los McCann, el misterio continúa y podría estar aún muy lejos de resolverse.

    En todo este tiempo se ha hablado y escrito mucho sobre lo ocurrido en el complejo turístico The Ocean Club, en Playa de la Luz, Lagos. Todos quieren opinar, hay diferentes versiones que dificultan la investigación policial y pormenores que se convierten en enigmas. Se ha pasado de un supuesto rapto a un probable homicidio o a un accidente mortal. La Policía ha dejado de buscar a Madeleine viva y se centra en el rastreo de un cadáver. Todas las hipótesis se mantienen, aunque la de la muerte cobra cada día más fuerza.

    Algunos medios de comunicación han seguido este asunto como si de un libro de Agatha Christie se tratara. La familia McCann, compuesta por el matrimonio Gerry y Kate, ambos de 39 años, Madeleine (cumplió cuatro años en mayo) y Amelie y Sean (gemelos de dos años), llegó al Algarve el 29 de junio para descansar unos días con unos amigos. La pareja inglesa estaba acompañada por otros tres matrimonios, cinco niños más y la madre de una de las amigas. Los adultos solían cenar juntos dentro del complejo turístico y se turnaban para visitar a los pequeños mientras dormían. El establecimiento contaba con servicio gratuito de 'baby sitting', pero se desconoce por qué no quisieron utilizarlo.

    La noche del 3 de mayo estaban en el restaurante Tapas, a unos treinta metros del edificio de apartamentos de los McCann. Fue Kate quien, alrededor de las 22.00 horas, se levantó para echar un vistazo a sus pequeños. Madeleine no estaba en su cama, ocupada únicamente por el osito de peluche con el que siempre se acostaba la niña. La ventana del cuarto estaba abierta y los gemelos dormían plácidamente en la cama de al lado.

    Kate abandonó la estancia desesperada, entre gritos que reclamaban a su hija. Testigos citados por la prensa sostienen haber escuchado expresiones como «¿ellos se la llevaron!» o «fallamos». Tras una búsqueda angustiosa por las inmediaciones del complejo, la Guardia Nacional Republicana (GNR) recibió aviso de la desaparición cerca de la medianoche.

    El rapto fue la opción más barajada en los primeros momentos. Al no recibir ninguna demanda de rescate, la idea de un secuestro convencional perdió consistencia mientras ganaba fuerza la idea de un caso relacionado con el abuso de menores o vinculado a organizaciones pedófilas como las que nutren Internet.

    Pistas falsas

    Después de varios días de infructuoso rastreo por tierra y mar en el Algarve, se abrió una fase de interrogatorios. El 15 de mayo, un hombre fue declarado formalmente «sospechoso». La Policía registró la casa de Robert Murat y se llevó varios ordenadores. Este ciudadano inglés residente en Portugal, empresario en la rama de la informática, es supuestamente un consumidor habitual de 'sites' pedófilos en la red, motivo que alentó unas sospechas que, por el momento, no han conducido a ninguna parte. Sigue bajo control policial, pero los investigadores reconocen que no existen pruebas concretas que le incriminen.

    El tiempo ha ido corriendo y, supuestamente, se ha visto a Madeleine en Malta, en Bélgica, en Marruecos De muchas partes han llegado noticias de personas que aseguran haber entrado en contacto con la pequeña, pero ninguna pista se ha podido confirmar. Incluso el diario holandés 'De Telegraaf' recibió una carta anónima con mapas que señalarían el lugar donde podría encontrarse el cuerpo de Madeleine. Se pensó que el remitente podría ser, «muy probablemente», el mismo que el año pasado envió al diario una nota sobre el escenario donde se encontraban dos niñas belgas asesinadas, Stacy y Nathalie, de 7 y 10 años, cuyos cadáveres fueron hallados bajo un puente en Lieja (Bélgica), tal y como precisaba la nota. En esta ocasión, las indicaciones no se materializaron y todo acabó por ser considerado una broma macabra.

    Ante la falta de indicios, la Policía decidió volver al punto de partida y reorientar la investigación hacia la posible muerte de Madeleine. Dos perros de raza cocker spaniel especializados en identificar restos orgánicos llegaron de Inglaterra para rastrear el complejo turístico y varios vehículos utilizados por familiares y amigos de la niña. El caso da un giro importante cuando los perros descubren vestigios de sangre en el apartamento de los McCann y supuestos olores de cadáver. Se deduce que la sangre puede ser de Madeleine y se relanza el operativo de búsqueda. Esta vez, el objetivo prioritario es el mar, donde se supone que pudo haber sido arrojado el cuerpo de la pequeña.

    Se disparan las especulaciones y los padres son incluso apuntados como sospechosos por sectores de la prensa lusa. Los resultados del análisis de los rastros de sangre y fibras recogidos podrían incluso no ser decisivos, porque las muestras son muy débiles. Lo único que parece claro en este misterio es que la Policía carece aún de una idea certera del paradero de Madeleine.

    La realidad no es como las páginas que escribía Agatha Christie. Ni una película donde se ve a los CSI sumar indicios con pulso infalible. El error existe. El criminal no se delata fácilmente. ¿Se hizo todo bien en las primeras horas de investigación? ¿Dice alguno la verdad? Madeleine sigue sin aparecer y la sombra de la sospecha se extiende como un manto acusador sobre cada uno de los personajes de este caso, convertido en un 'caos' que dura ya cientos de días.

    Acá un video que tambien explica algo:
    YouTube Video Powered by Portalnet
    ERROR: If you can see this, then YouTube is down or you don't have Flash installed.

  2. #2

    es cuatica esta wea , pa mi hay algo demasiado turbio wn , como tanta wea rara.

  3. #3

    Cita Iniciado por maxro_borgir Ver Mensaje
    es cuatica esta wea , pa mi hay algo demasiado turbio wn , como tanta wea rara.
    si wn yo tambien pienso lo mismo hay algo raro en ese caso yo cacho q fueron los papas ademas habian dicho q habia manchas de sangre en las paredes la otra vez. La cosa es q hay algo raro en la desaparicion

  4. #4

    la wea es que murio hace como 5 años

  5. #5

    kuaitka la wea

  6. #6

    Cita Iniciado por Criminalpowa Ver Mensaje
    la wea es que murio hace como 5 años
    Por eso son los enigmas, ademas aseverás que murió wn siendo que aún nada se sabe de ella, yo digo que ojalá este viva.

  7. #7

    Logicamente aqui ahy muchas cosas turbias...........
    muy buena la info
    Se agradece

  8. #8

    tiene k haber una wea mas turbia k la kresta yo kaxo k nunca se sabra la verdad pero ojala k si

  9. #9

    no se porque siempre
    e tenido la impresion que esto se trata de
    comercio sexual de menores

  10. #10

    yo ya no se que pensar... y si la niña está muerta sólo pido QEPD

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo