1. #1

    Predeterminado La escuela de los annales.

    Dentro de las corrientes que se han visto fuertemente influenciadas por el materialismo histórico destaca la conocida como Escuela de Annales. Alejada de la perniciosa influencia política del bloque soviético, los miembros de la Escuela de Annales consiguieron reconvertir el Materialismo Histórico en algo mucho más importante, llegando en cierta forma a superarlo y a crear algo que podríamos considerar novedoso. Lo que el gran Pierre vilar* llamaría la historia total.
    La Escuela de Annales recibe su nombre de una revista, Annales. Revista que se empezó a editar a finales de los años 20 por la universidad de Estrasburgo y dirigida por Febvre y el genial Marc Bloch **. La joven revista se convertiría muy rápidamente en una referencia para los historiadores de todo el globo y la prematura muerte de Marc Bloch no sólo no acabó con ella sino que facilitó que una nueva generación de historiadores franceses continuaran y mejoraran la obra del maestro.
    La Historia se intempondría cruelmente en el camino de Marc Bloch. Los nazis invadieron francia y, siendo judío y trostkista, lo más inteligente habría sido abandonar el país. Quizás por propia voluntad o por imposibilidad, el caso es que no lo hizo. Y por si fuera poco, se unió a la resistencia. Su fama internacional dificultó su ocultamiento y acabó siendo capturado, torturado y asesinado por la gestapo en 1944.
    Los artículos publicados en esta revista se caracterizan por la búsqueda de la ampliación de los campos de la Historia. Tradicionalmente, la principalmente herramienta del conocimiento histórico había sido el estudio de las fuentes y desde finales del sXIX se sumó como segundo pilar fundamental la arqueología. La Escuela de los Annales, partiendo de un gran conocimiento de ambas técnicas, intenta incorporar todos aquellos campos del conocimiento humano que puedan resultar útiles. La antropología, la sociología, la estadística, la lingüística, la economía… Todas son bienvenidas y todas son de gran importancia.
    Se cuenta que un día Marc Bloch sorprendió a sus alumnos poniéndoles una diapositiva de una foto tomada desde el aire. En la foto se mostraban unos campos de cultivo dispuestos en rectángulos muy alargados. El profesor afirmó ante sus estupefactos alumnos que la foto demostraba que esos terrenos habían sido repartidos en una fecha posterior al sXII.
    En torno al sXII se introdujo en Francia el arado de vertereda. Un arado mucho más sofisticado que el arado romano anterior que en una sola pasada aireaba lo suficiente el campo como para que bastara con realizar surcos en vertical, y no en vertical y horizontal como debían hacerse mediante el arado romano. Si necesitas realizar surcos primero en vertical y luego en horizontal, lo que te resultara más cómodo es un campo cuadrado porque lo más latoso es hacer que los bueyes giren al final de cada surco. En cambio si sólo tienes que hacer los surcos en una dirección, cuanto más rectangular y estrecho sea el campo, mejor, menos curvas tendrás que dar. El hecho de que los campos estén diseñados de forma rectangular demuestra que eran campos pensados para ser arados con arados de vertedera y, por lo tanto, repartidos con posterioridad al sXII. Marc Bloch acababa de inventar lo que posteriormente se llamaría la Arqueología del Paisaje. O como deducir información histórica simplemente de la observación detallada del terreno.
    A la Escuela de Annales o a su inspiración le debemos el estudio de las leyendas locales (y no solo las grandes). Por una parte, se descubrió que muchas leyendas pueden estar relacionadas con hallazgos arqueológicos primitivos. Por ejemplo, las millones de leyendas sobre tesoros escondidos que se reparten por toda Europa suelen estar relacionadas con torres o construcciones de la antigüedad que, muchas veces, hoy son dificilmente detectables pero que cuando se originó la leyenda podrían ser evidentes. Una característica del hombre es el de la necesidad de darle explicación a todo, así que cuando un aldeano no pueda comprender un resto romano o prehistórico, va a generar una leyenda que llene el hueco. Probablemente este sea el origen de la incorrecta máxima “Toda leyenda esconde una parte de verdad”. Además, las leyendas se adaptan a formas conocidas que pueden permitirnos para rastrear flujos migratorios medievales, antiguos o, incluso, prehistóricos. Los Redcaps irlandeses, por ejemplo, podrían estar relacionados con los gorrín coloraos asturianos y eso implicaría que poblaciones hoy alejadas, un día pudieron estar muy conectadas.
    Algo semejante le sucede a la toponimia. Los nombres de los lugares pueden hacer relación a información o a leyendas hoy perdidas. No es casualidad que en un pico llamado “peñaferruz” (montaña de hierro) aparezca una torre medieval con vestigios de haber sido un importante centro de producción metalúrgica. No es casualidad tampoco que un monte llamado por los lugareños “monte afuracado” (monte agujereado) haya sido en su día una mina romana o que una elevación conocida como la “campa torres” escondiera una de las poblaciones célticas más importantes del norte (con sus correspondientes fortificaciones). Todos estos ejemplos son reales, y no conocemos ningún documento escrito que nos hubiera permitido descubrirlos.
    El yacimiento de la Campa Torres ha sido identificado, en mi opinión demasiado alegremente, con la legendaria Noega , de la que tan sólo conocíamos algunas menciones romanas. En cualquier caso, es innegable que se trataba de un importante centro poblacional astur.
    El listado de nuevos campos de estudio histórico inaugurados por la Escuela de los Annales podría prolongarse durante kbs y kbs, pero no es mi intención aburriros hasta ese extremo .
    La Escuela de los Annales, no podría haber sido de otra manera, ha generado también bastantes productos mediocres. La Historia Total tiene el inconveniente de hacer dificil encontrar el verdadero foco de investigación y la revista Annales ha llegado a dedicar gran espacio a asuntos de importancia secundaria como el estudio de las inscripciones realizadas en las Termas del Caracalla (sí, los romanos también escribían en los baños públicos). La Historia Total ha sido también denominada la Historia en Migajas, porque constantemente corría el riesgo de perderse en su infinidad de facetas. Yo creo que no es un problema del método, pero sí es cierto que con él resulta muy fácil perderse y no saber, exactamente, que es lo que estás investigando.



    *Pierre Vilar: Francés que, por los motivos que fuera, se enamoró de la historia de España. Vivió aquí hasta que la guerra civil y el franquismo le obligó a marcharse. Su Cataluña en la España Moderna impactó a los historiadores del mundo entero por su elegancia, sencillez y corrección. Fue escrito a forma de experimento y todavía hoy es considerado un modelo de historia regional. Su Historia de España es un libro imprescindible para cualquier aficionado español.


    **Marc Bloch: Especializado en el mundo medieval, probablemente haya sido el hombre del sXX que mejor comprendió el feudalismo. Su Sociedad Feudal, simplemente, no ha sido superado.



  2. #2

    clasica introduccion a la historia de marc bloch que escribió mientras estaba preso y El Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II de Fernand Braudel ademas de su interpretación acerca del tiempo histórico, la historia de larga duración y la coyuntura.

  3. #3

    akjajaja el nombresitooo joajoa

  4. #4

    Wena...de seguro si algunos leyeran a Bloch, dejarían de entender a la historia como un anecdotario....

  5. #5

    esos son los historiadores del portal po wn, se rien del nombre de una de las mas prestigiosas escuelas de historiografia...

    con respecto al tema, creo que falta info. aunque como sabemos es bastante amplio el tema de la escuela de los annales... te felicito por poner un tema de historiografia y no tanto anecdotario

  6. #6

    Suena raro escuela de annales..xd

  7. #7

    gracias aunke el nombre es un poko extraño XD gracias por la info buena lectura