Destacado Un Real CSM!! Amon Goeth, la escalofriante historia del criminal nazi de “la Lista de Schindler”

Tema en 'Historia' iniciado por ken adams, 20 Oct 2017.

  1. ken adams

    ken adams Usuario Casual nvl. 2
    132/153

    Registrado:
    16 Jun 2015
    Mensajes:
    51
    Me Gusta recibidos:
    136
    Este criminal de guerra nazi, cuyas últimas palabras fueron “Heil, Hitler”, murió en la horca.
    Jueves 19 octubre 2017


    En 1993 se estrenó “La lista de Schindler”, una cruda película histórica dirigida por Steven Spielberg que narraba un período de la vida de Oskar Schindler, un empresario alemán miembro del Partido Nazi que durante la Segunda Guerra mundial salvó de morir en el Holocausto a más de mil judíos polacos, al emplearlos como trabajadores en su fábrica.

    [​IMG]

    Uno de los personajes principales de esa cinta, basada rigurosamente en hechos históricos, fue el sturmbannführer (mayor) Amon Goeth, el sádico oficial de las SS que fue destinado a Cracovia para supervisar la construcción del campo de concentración de Plaszow y la liquidación del gueto judío de la ciudad, evento en el cual muchos fueron asesinados cruelmente.

    [​IMG]

    Interpretado en la película por el actor inglés Ralph Fiennes, se cuenta que cuando Mila Pfefferberg, una judía superviviente del campo de Plaszow, conoció a Fiennes y lo vio vestido con el uniforme de las SS durante el rodaje de “La lista de Schindler”, comenzó a temblar de manera incontrolable porque le recordó vivamente al auténtico Amon Goeth.

    Amon Leopold Göth -también conocido como Amon Goeth-, nació en 1908 en Viena, que por entonces era capital del Imperio austrohúngaro. En 1927 Goeth se unió al “Heimwehr” (“Guardia de la patria”), un grupo paramilitar antisemita y nacionalista, y tres años más tarde se sumó a la rama austríaca del Partido Nazi y a las SS austríacas. Después del Anschluss —incorporación de Austria a la Alemania nazi— se casó en octubre de 1938 con Anny Geiger, con quien tendría tres hijos.

    [​IMG]
    El verdadero Amon Goeth y el actor inglés Ralph Fiennes, quien lo encarnó en la película “La lista de Schindler”.

    Luego que se ganara cierta reputación como administrador con experiencia en los esfuerzos de los nazis por aislar y reubicar a la población judía de Europa, actuando como Einsatzführer —Líder de acción— y oficial financiero del Reichskommissariat für die Festigung deutschen Volkstums —Comisario del Reich para el fortalecimiento de la nación alemana— Goeth fue ascendido a untersturmführer —subteniente— de las SS y transferido a Lublin, en la Polonia ocupada, donde participó en la Operación Reinhard, nombre en código para la creación de los campos de exterminio en Belzec, Sobibor y Treblinka.

    Después que fuera nombrado comandante del campo de concentración de Plaszow, en Cracovia, Amon Goeth supervisó la liquidación del gueto de Cracovia: todos los ocupantes en condiciones de trabajar fueron trasladados al nuevo campo de Plaszow, mientras que los judíos que no fueron considerados aptos para el trabajo fueron enviados a campos de exterminio o ejecutados en las calles del gueto por los nazis durante el desalojo.

    [​IMG]

    Además de dirigir Plaszow, a partir del 3 de septiembre de 1943, Goeth fue el oficial a cargo de la liquidación del gueto de Tarnow, habitado desde el comienzo de la guerra por 25 mil judíos —alrededor del 45% de la población de la ciudad—. Todos fueron transportados en tren hasta el campo de concentración de Auschwitz, aunque menos de la mitad sobrevivieron al viaje. La mayoría de los supervivientes no fueron considerados aptos para trabajar y se les asesinó inmediatamente después de su llegada. Según los testimonios de varios testigos, Goeth disparó y mató personalmente a entre treinta y noventa mujeres y niños durante la liquidación del gueto.

    [​IMG]

    En el campo de concentración de Plaszow, que llegó a albergar a 25 mil prisioneros, luego que fuera ascendido a Hauptsturmführer —capitán— y nombrado oficial en la reserva de las Waffen SS, Amon Goeth cometió la mayor parte de los asesinatos indiscriminados por los que se haría tristemente famoso: mataba prisioneros de forma arbitraria todos los días y sus dos perros, Rolf y Ralf, estaban entrenados para desgarrar a los internos hasta la muerte. Poldek Pfefferberg, uno de los judíos salvados por Oskar Schindler, aseguró años más tarde que “cuando veías a Goeth, veías a la muerte”.

    [​IMG]

    En 1943, durante el Yom Kippur -una importante fiesta del año judío- Goeth y sus hombres SS sacaron a 50 judíos de las barracas y les dispararon. A menudo, los prisioneros eran colgados públicamente, mientras el resto de los reclusos permanecían alineados en el suelo. Moshe Beijski -un judío de Schindler que más tarde se convertiría en juez del Tribunal Supremo en Israel- relató que en una ocasión “un prisionero del campo llamado Olmer fue llamado por el comandante del campo, Amon Goeth. El comandante tenía dos perros, Ralf y Rolf, y él puso a los perros sobre él. Los perros comenzaron a devorarlo, mientras él todavía estaba con vida. Posiblemente aún le quedaba un poco de aliento, cuando Goeth le disparó y lo mató. En otra ocasión un grupo de prisioneros que descargaba mercancías de un ferrocarril robaron comida y la guardaron. Cuando el comandante del campo, Amon Goeth, se acercó y preguntó de quién era la comida, nadie respondió. Así que tomó a un hombre joven que se llamaba Nachmansohn … y le disparó. Y después a otro y a otro. Y entonces alguien tuvo una idea brillante y dijo que se habían encontrado la comida … Entonces todos recibieron cien latigazos. Uno de los hombres mayores fue golpeado y gritó mucho, y después de eso tuvo que ir donde estaba Goeth y decirle que había recibido su castigo, y él le dio las gracias. Cuando se dio la vuelta, Goeth le disparó y lo mató”.

    [​IMG]

    Testigos relatarían que Goeth, tal como aparece en la película “La lista de Schindler”, acostumbraba disparar con su rifle de largo alcance a los presos desde la ventana de su oficina junto al campo si veía que se movían despacio o estaban descansando en el patio. Rena Finder, uno de los judíos de Schindler que por entonces tenía entonces 14 años, recuerda que en Plaszow Goeth pasaba sus mañanas usando su rifle para disparar a los niños que jugaban en el campamento. “Era el hombre más vicioso y sádico que conocí en mi vida “, dijo Finder.

    [​IMG]

    En otra ocasión Goeth mató de un disparo a un cocinero judío porque la sopa estaba muy caliente, mientras que dispensaba un trato brutal a sus dos criadas, Helen Jonas-Rosenzweig y Helen Hirsch, quienes temían diariamente por sus vidas. La primera de ellas aseguró que “como superviviente puedo contarte que todos éramos personas traumatizadas. Nunca creí que un ser humano pudiera ser capaz de semejante horror y atrocidades. Cuando lo veíamos desde la distancia, todo el mundo se escondía, en las letrinas o en donde pudieran. No podría decirte cuánto lo temía la gente”.

    [​IMG]
    El Amon Goeth real, armado con el rifle de precisión con el que acostumbraba a asesinar a judíos por diversión; y el Amon Goeth que aparece en “La lista de Schindler”.

    El trabajador de Schindler, Isak Pila, que en ese entonces tenía 20 años, cometió una vez el error de quedarse dormido debajo de una mesa en la fábrica el mismo día en que Amon Goeth fue a inspeccionar. Cuando Goeth vio al joven dormido, le dijo a Oskar Schindler que lo matara instantáneamente. Schindler trató desesperadamente de encontrar una salida y golpeó al joven de un lado de la cara, luego de la otra. Finalmente le dijo a Goeth: “Ya ha tenido suficiente. Lo necesito …”. De ese modo, Isak Pila pudo sobrevivir al Holocausto.

    [​IMG]

    Goeth creía firmemente que si un miembro de un equipo de trabajo escapaba o cometía alguna infracción, todo el equipo debía ser castigado. En una ocasión ordenó que todos los segundos miembros de una cuadrilla de trabajo fueran asesinados porque uno de ellos había huido; y en otra ocasión él mismo mató a disparos a un miembro de cada grupo de trabajo porque uno de ellos no había regresado al campo. El principal lugar de ejecución en Plaszow era Hujowa Górka, una colina en la que se cometieron varios asesinatos en masa.

    Sin embargo, Goeth también tenía sus ocasionales “momentos de bondad”, como cuando perdonó las vidas de la prisionera judía Natalia Hubler y de su hermana después de escucharlas tocar un nocturno de Chopin en el piano al día siguiente de que ellas llegaran a Plaszow.

    [​IMG]
    Amon Goeth junto a su hija Ingeborg en 1943.

    Amom Goeth sería relevado de su cargo y acusado por las SS del robo de propiedades judías —que pertenecían al estado alemán según la legislación nazi—, de la violación de las reglas del campo sobre el trato y el castigo a los internos y de permitir el acceso a los registros del campo a personal no autorizado. Los cargos serían retirados ante la inminente derrota alemana en la Segunda Guerra Mundial, pero los médicos alemanes diagnosticaron que Goeth sufría una enfermedad mental, por lo que éste fue internado en un hospital psiquiátrico en Bad Tölz. Allí fue arrestado por militares estadounidenses en mayo de 1945.

    En sus memorias, el comandante de las SS en Auschwitz , Rudolph Hoess, uno de los mayores asesinos en masa de la historia, recordó más tarde que “durante ese tiempo, una multitud se había reunido y nos maldecía airadamente. El comandante Goeth fue reconocido de inmediato. Si el coche no hubiera llegado cuando lo hizo, habríamos sido bombardeados con piedras …”.

    [​IMG]
    Amon Goeth montado en su caballo favorito.

    Después del final de la Segunda Guerra Mundial, Amon Goeth fue extraditado a Polonia y juzgado en Cracovia en agosto y septiembre de 1946. Fue declarado culpable de pertenecer al Partido Nazi —que había sido declarado organización criminal— y de «matar, mutilar y torturar a un gran número, no aclarado, de personas». Durante el juicio, Goeth mostró indiferencia provocativa y aceptó la responsabilidad de lo que había sucedido en Plaszow, asegurando que le habían dado autoridad y permiso para hacer todo lo que había hecho, pues, según él, sólo había cumplido órdenes e instrucciones recibidas de sus superiores. También sostuvo que las penas que estaba infligiendo a los reclusos, incluyendo la muerte, estaban dentro de su jurisdicción disciplinaria como comandante del campo y estaban de acuerdo con las regulaciones alemanas en vigor.

    [​IMG]

    Amon Goeth fue condenado a muerte y ejecutado en la horca el 13 de septiembre de 1946 en la prisión de Montelupich de Cracovia, no muy lejos del emplazamiento del campo de Plaszow. Sus últimas palabras fueron “Heil Hitler”. Posteriormente, su cuerpo fue incinerado y las cenizas se arrojaron al río Vístula.

    La nieta negra de Amon Goeth

    La última relación amorosa de Amon Goeth fue Ruth Irene Kalder, una esteticista y aspirante a actriz a quien conoció a finales de 1942 o principios de 1943 cuando ella trabajaba como secretaria del empresario Oskar Schindler, en la fábrica de menaje de cocina que este poseía en Cracovia. Ruth se mudó enseguida a vivir con el oficial de las SS y se convirtió en su amante. De esta relación nacería una niña llamada Monika, a quien Goeth jamás llegó a conocer.

    Monika Goeth, quien después de la guerra se cambiaría el nombre a Monika Hertwig, tendría posteriormente una breve relación amorosa con un hombre de origen nigeriano. De esa unión nacería en 1970 una niña llamada Jeniffer Teege, una mujer alemana de raza negra que al mes de vida fue enviada a un hogar católico donde perdió todo contacto con su familia biológica.

    [​IMG]
    Jeniffer Teege, la nieta negra del criminal de guerra nazi Amon Goeth.

    Interesada por su pasado, Jeniffer Teege descubrió en agosto de 2008 la escalofriante identidad de su abuelo blanco gracias a un escrito y una fotografía de su madre, Monika Hertwig, la hija que Amon Goeth, el comandante del brutal campo de concentración polaco de Plaszow, nunca llegó a conocer. “El primer shock para mí fue descubrir un libro sobre mi madre y mi familia que cuenta cosas sobre mi identidad que me había ocultado. No sabía casi nada de mi madre biológica. Mi familia adoptiva tampoco. Tenía la esperanza de encontrar respuestas a las cuestiones que me habían perturbado así como la depresión sufrida en el pasado. El segundo shock fue conocer los terribles hechos que había cometido mi abuelo, que no fueron pocos. Recuerdo que vi la película “La lista de Schindler” a mediados de los años 90’ en un pequeño apartamento en el centro de Tel Aviv y ni en mis peores pesadillas me podía imaginar que el brutal oficial nazi que disparaba con una escopeta a los judíos de forma caprichosa y rutinaria desde su terraza del campo de concentración de Plaszow era mi abuelo”.

    [​IMG]

    Después de enterarse que era nieta de Amon Goeth, la mujer escribió el libro “Amon”, que en su versión en inglés se tituló “Mi abuelo me habría disparado: una mujer negra descubre el pasado nazi de su familia”.
     
    A angelrodrigo y Hans Landa les gusta esto.
    Cargando...
  2. LOKOLETAL

    LOKOLETAL Usuario Casual nvl. 2
    82/153

    Registrado:
    17 Mar 2009
    Mensajes:
    3.216
    Me Gusta recibidos:
    458
    Si pero
    Los nazis eran los buenos y los judíos los malos
     
    A Hans Landa, darapa y willy_mito les gusta esto.
  3. hellcat_cl

    hellcat_cl Usuario Casual nvl. 2
    82/153

    Registrado:
    9 Abr 2007
    Mensajes:
    4.964
    Me Gusta recibidos:
    272
    y despues ellos hicieron (y siguen haciendo) algo parecido con los palestinos
     
    BADINHO, deadrider, BLUESENDOH y 4 otros les gusta esto.
  4. beto_69

    beto_69 Usuario Avanzado nvl. 4
    212/229

    Registrado:
    19 Ago 2009
    Mensajes:
    42.747
    Me Gusta recibidos:
    194
    wow esta historia increiblemente cruda, en todo caso saliendo del tema esa pelicula en una total joya de TODA la historia del cine. Claro que en los tiempos actuales son los judios los "nuevos" nazis.
     
    Treach, darapa, Roberix y 2 otros les gusta esto.
  5. sipinium

    sipinium Usuario Avanzado nvl. 4
    232/305

    Registrado:
    4 Jul 2009
    Mensajes:
    12.318
    Me Gusta recibidos:
    317
    brigido... ser negro y tener un abuelo nazi..
    donde sea que esté su alma, se va a estar revolcando
     
  6. dx2words

    dx2words Usuario Avanzado nvl. 4
    212/229

    Registrado:
    26 Nov 2009
    Mensajes:
    15.573
    Me Gusta recibidos:
    211
    este wn deja al Mamo Contreras como nada
     
    A pichipoyen y darapa les gusta esto.
  7. Francoasd

    Francoasd Usuario Casual nvl. 2
    27/39

    Registrado:
    25 Nov 2010
    Mensajes:
    578
    Me Gusta recibidos:
    74
    La lista de schindler NO es una historial real, es ficción... el mismo Steven S. Lo dijo... lamentablemente con el tiempo se ha tomado como algo real y en ee.uu se les enseñaba a los niños esta pelicula en clases de historia como algo real.
     
    A BLUESENDOH le gusta esto.
  8. 13ikik13

    13ikik13 Usuario Casual nvl. 2
    27/39

    Registrado:
    7 May 2017
    Mensajes:
    124
    Me Gusta recibidos:
    28
    puras falacias de los putos judios hdp!
     
  9. sommel

    sommel Usuario Nuevo nvl. 1
    7/39

    Registrado:
    12 Ene 2009
    Mensajes:
    56
    Me Gusta recibidos:
    9
    Esta película está basada en un libro, y el libro es una obra de ficción... No vengas con tus propagandas a cagar aun más el foro...
     
    A Jotaxak47, LOKOLETAL y BLUESENDOH les gusta esto.
  10. jimmyvalpo

    jimmyvalpo Usuario Habitual nvl.3
    162/229

    Registrado:
    21 Feb 2011
    Mensajes:
    7.361
    Me Gusta recibidos:
    740
    Completamente de acuerdo , los actuales judios son los nuevos nazis del siglo 21 y se hacen llamar el pueblo elegido
     
    Jotaxak47, beto_69, darapa y otra persona les gusta esto.
  11. Albelda

    Albelda Usuario Avanzado nvl. 4
    262/305

    Registrado:
    30 Dic 2011
    Mensajes:
    22.452
    Me Gusta recibidos:
    814
    No todos los heroés llevan capa...
     
  12. FSCat88

    FSCat88 Usuario Casual nvl. 2
    42/77

    Registrado:
    15 Jul 2015
    Mensajes:
    617
    Me Gusta recibidos:
    146
    LA LISTA DE SCHINDLER Y EL LISTO DE SPIELBERG

    por FJR

    Decididamente, las cosas van mal para los judíos; al menos, en lo que a su credibilidad se refiere. Su inferioridad ya se manifiesta incluso en la única cosa en que son tradicionalmente expertos: el arte del engaño. Normal. Y es que una paliza psicológica de 50 años termina cansando al más pintado, tanto al que la recibe como al que la da.

    Después de 10 lustros aguantando el gemido lastimero por lo del "holocausto", a la par que observamos cómo ejercen el imperio del terror con los palestinos, los nobles Arios estamos cansados y entrando en el escepticismo. Cuando ponemos la televisión y nos encontramos con otro rollo de película sobre el holocausto, una de esas películas o "documentales" que durante medio siglo, ¡MEDIO SIGLO! llevan invadiendo nuestra pantalla tres veces por semana, sin dudarlo un segundo cambiamos de canal. Sencillamente, se prefiere más ver el concurso de la Oca o los dramas de Lobatón -y ya es decir-, porque la gente está hasta la médula de los relatos sionistas.

    Yo les diría a los "señores" sionistas que cambien de técnica, que se les está viendo el plumero. Que en Occidente no existe muro de las lamentaciones. Que simplemente, al menos el español, ya no les hace ni caso. Que ya tenemos nosotros bastantes problemas como para seguir aguantando a un pueblo extranjero y llorón otro medio siglo más. ¡Ni hablar!. Señores cambien ya de rollo, que hasta para mentir hay que renovarse un poco.

    Buena prueba de que todo esto es cierto, es el último cañonazo disparado por los sionistas contra nuestra atormentada paciencia. Ese cañonazo, titulado "La lista de Schindler" y capitaneado por el judío Spielberg, demuestra que es cuesta cada vez más mantener su fábula. Sí, porque recurrir al popular Spielberg es como "quemar el último cartucho".

    Aún así, no les ha servido de gran cosa; casi ha servido más para lo contrario. Ciertas declaraciones de Spielberg en la prensa dan mucho que pensar; y para un ario avispado no pueden pasar por alto. Por ejemplo, todos pudimos leer en la revista española "Interviu" lo siguiente:

    Cuando el periodista le preguntaba por qué todos los actores e incluso los 500 extras que trabajaban en su película eran judíos, nuestro buen Spielberg respondió tan tranquilo: "porque un judío y solamente un judío puede representar el papel de un judío". ¡Bravo!, señor Spielberg. Acaba usted de demostrarnos hasta que punto los judíos son racistas; y más aún, discriminatorios. Precisamente todo eso que ustedes achacan a los nazis y por lo que llevan 50 años llorando.

    Pero es que ésto es el colmo. Personalmente, cuando leí esto me quedé impresionado. Siempre había yo pensado que el arte de un actor consistía, más o menos, en simular aquello que no hace en realidad, en aparentar lo que en su vida real no es; esto es, en representar un papel con el que puede o no puede estar identificado, y que precisamente ahí es donde radica su mérito como actor. Pero ahora, con Spielberg, los conceptos cambian. Habrán muchos actores que se vayan al paro, ya que el arte del cine ha entrado en la era "Spielbergiana", donde un actor, para representar el papel de alguien, tiene que ser ese alguien en realidad, porque si no, "no puede" representarlo. Pero, ¿qué se ha creído ese Spielberg?. Esa declaración debe ser considerada como un insulto a todos los actores, a los espectadores, y al Cine en general.

    Sin embargo, recapacitando un poco, algo de razón sí que tiene. Hemos de reconocer lo difícil que es, siendo Ario, representar a un judío. Realmente, se hace tarea difícil representar el papel de un judío.

    Otra declaración graciosa y delatora es la que hizo Spielberg para la publicación "Blanco y Negro", del semanario ABC, con fecha 6 de Marzo-94. En la página 26, columna 3, párrafo 3, podemos leer: "¿Por qué se rodó en blanco y negro su película?". Spielberg responde: "El blanco y negro da honestidad y realidad al filme". (¿!) De modo que necesitan darle "honestidad" y "realidad" al tema del holocausto... ¡Increíble!. Algo que se nos lleva enseñando toda la vida, ya desde el colegio, de repente necesita de "realidad" y "honestidad".

    Ahora ya no hay duda, cualquier Ario empezará a pensar que "algo" pasa con esa historia del holocausto. Que ese tema apesta a mentira por todos sus poros. Efectivamente, el holocausto es una mentira gigantesca con pies de barro. Ese barro se está deshaciendo. Ya se necesita utilizar a Spielberg para poder llenar la sala de un cine donde se le lave el cerebro a la gente, porque si no, no entran, ya que el mundo está cansadísimo del holocausto.

    Pero ahora, el judío Spielberg quiere ir más allá. Descubriendo tarde su error cometido en las entrevistas, y conocedor de que su "talento" se limita al ilusionismo cinematográfico (sus películas, carentes de guiones profundos, sólo son vistas por la riqueza en efectos especiales empleada), quiere realizar una rápida maniobra que le permita desmarcarse como estafador e intentar con ello consolidar la "honestidad" y »realidad" de su película holocáustica. Necesita buscar un respaldo "verídico" que elimine toda duda sobre la "verdad del holocausto" y a la vez que sea duradero.

    Otros problemas mucho más acuciantes de hoy, desvían la atención del Ario, quedando el tema del holocausto como algo demasiado pasado, demasiado machacado como para seguir siendo de interés. Mientras estemos ocupados pensando en los "horrores del holocausto" y en la "injusticia nazi", no le daremos demasiada importancia al holocausto palestino y a la injusticia practicada por el pueblo de Israel. Necesitan mantener la mentira eternamente, so pena de descubrir que los alemanes les pagaron miles de millones como "indemnización" por algo que nunca cometieron; por unos exterminios que nunca practicaron y que son fruto de la invención sionista para vivir del cuento e impedir que el Nacional-Socialismo continúe demostrando a los Arios los crímenes cometidos por los sionistas.

    Así, nos encontramos con el nuevo proyecto del judío Spielberg. Alejándose de su profesión de fabricante de sueños en pantalla, de su viejo "Tiburón" sintético (que nos enseñó a odiar a los tiburones y con ello a la naturaleza), de su muñeco estelar "E.T", de su "Guerra de las Galaxias" (que nos muestra el subsconciente judío, mostrándonos su ideal futurista multirracial donde viven juntos y revueltos toda clase de especies grotescas con humanos; donde éstos alternan en los bares con toda especie de mutantes, fruto de la degeneración genética, etc.), y de su mundo de los dinosaurios de cartón, ahora quiere asumir el papel de "historiador científico".

    Recientes declaraciones suyas nos indican que pretende seguir bombardeándonos con su mentira hasta el futuro. En el diario "El País" del 16 de Marzo/95, dice: "Nos enfrentamos a una carrera contra el tiempo...". Como apunté antes, él sabe que el interés por el "holocausto" se extingue, y que en un futuro no demasiado lejano, en los colegios y clases de historia se estudiará los crímenes de los judíos, pues terminarán tapando "los de los nazis".

    Para impedirlo y darle consistencia de "realidad" a su filme, Spielberg recurrirá (¿a quién si no?) a sus consanguíneos judíos. Según manifiesta, va a entrevistar a 150.000 judíos supuestamente "supervivientes" del holocausto. Cada entrevista durará dos horas (total-300.000 horas) tras una "sesión preparatoria". (Han de "preparase" para explicar algo que supuestamente es verdad que vivieron). Spielberg dice que «cada entrevistador tendrá que superar una "fase de formación, principalmente histórica"». O sea que se han de "preparar" tanto el entrevistador como el entrevistado. Después, toda la información será objeto de archivo multimedia, "con el fin de que cualquiera engeneraciones futuras pueda tener acceso personal desde su ordenador a los testimonios sobre la barbarie nazi, con versiones adaptadas a la edad y nivel escolar de los solicitantes".

    Así pues, tenemos "holocausto" para rato, y el pobre Ario tendrá que sufrir la intromisión de la más gigantesca Mentira de este siglo, incluso en su ordenador.

    Su reveladora frase (la única verdaderamente cierta): "Nos enfrentamos a una carrera contra el tiempo", indica que sus recursos se agotan. Los judíos se han debilitado sosteniendo el peso de la mentira tanto tiempo, y saben que se acerca el día de la Verdad. Su sistema no cambia, sólo la sofisticación; al final, todo queda en falsas listas. Spielberg, para no ser menos, también quiere hacer la suya, en este caso dos: la de Schindter y su lista particular. Pero muchos sabemos que le va a dar igual; él también lo sabe, porque nuestra Victoria está cerca.

    Spielberg, esta vez te has pasado de listo y de "listas".

    F.J.R, en Madrid
     
    A caralampio y darapa les gusta esto.
  13. kbro_90

    kbro_90 Usuario Casual nvl. 2
    82/153

    Registrado:
    31 May 2009
    Mensajes:
    2.567
    Me Gusta recibidos:
    283
    por que todos estos wnes enfermos son los que mas se alejan del ideal (fisicamente) ario nazi?
     
    A DaniSpecial le gusta esto.
  14. darapa

    darapa Usuario Casual nvl. 2
    82/153

    Registrado:
    21 Dic 2006
    Mensajes:
    1.398
    Me Gusta recibidos:
    392
    Solo cumplió órdenes como todo militar.
     
  15. edu78

    edu78 Usuario Habitual nvl.3
    132/153

    Registrado:
    12 Nov 2011
    Mensajes:
    7.484
    Me Gusta recibidos:
    262

    por que eso del ideal nazi es una mentira, ve al propio hitler, ve a los soldados y altos cargos te vas a dar cuenta que no existe la mas remota posibilidad de que lo que dicen los judíos es verdad, y ahí tu si quieres profundizar mas sobre los mitos nazis.

    y la misma película, nadie puede saber si alguna parte incluso los protagonistas son verdaderos, a lo mejor las personas existieron pero no hay pruebas de que una simple escena de la película sea real.

    recuerden que la razón de la película fue alargar el lucro con la segunda guerra mundial que hizo que los judíos perdieran millones
    de dolares no de personas obviamente, y eso para un judío es imperdonable.