A satisfacer a mi mejor amiga

Tema en 'Relatos Eróticos' iniciado por Palomoo, 29 May 2022.

  1. Palomoo

    Palomoo Usuario Habitual nvl.3 ★
    42/82

    Registrado:
    5 Ene 2020
    Mensajes:
    8.227
    Me Gusta recibidos:
    1.603
    Una historia de hace unos años y bastante extensa cuyos protagonistas es mi mejor amiga y yo:

    Para poner en contexto, durante la enseñanza media nos conocimos y nos hicimos muy buenos amigos. Pasaron los años y más que solo compañeros, éramos amigos. Apesar de ser amigos, ella generaba atracción en mi, pero nunca ninguno de los 2 se atrevió a declararse al otro. En el 2002 (a los 20 años) ella se caso con un tipo que la embarazó y perdimos el contacto. A los años apareció facebook (2010 aprox) y gracias a esta rrss volvimos a contactarnos y alli me entero que se habia separado y tenia otro hijo.

    Por medio del face nos hemos seguido comunicando y viendonos con relativa frecuencia, pero siempre por poquito rato, ya que sus hijos la dejaban con poco tiempo. Y siempre las salidas eran ir a tomar un café o tomar once, pero nunca hubo una insinuación, aunque en mi me la queria follar, ya que conservaba sus curvas adolescentes.

    Físicamente ella mide 1.55, es delgada. Apesar de ser madre, conserva un abdomen duro, no tiene rollos, tiene unas tetas acorde al fisico (aunque un poco grandes) y caderas bien firmes. De piel clara y cabello liso y largo.

    Pero todo cambio una tarde, en donde me llama diciendo que necesitaba hablar algo muy importante conmigo y queria verme. Le dije que nos viéramos en el Mall Vespucio y que iriamos al Coppelia a tomar once y a hablar. Esta demás decir que esa llamada me dejo preocupado, ya que la noté muy extraña. Al salir del trabajo, fui a mi departamento a pegarme una ducha y partí a su encuentro a la hora acordada.

    Me saludo muy cariñosamente y conversamos de cosas sin trascendencia, de mi trabajo, de sus hijos, etc. Yo sabia que se había casado nuevamente hace unos 5 años (con el padre de sus ultimos dos hijos), que habia pololeado varios años con el y que el era muy buen padre. El es dueño de un camión grande y realiza viajes al extranjero, por lo que es habitual que no se encuentre en casa por varios días. De hecho en ese momento el se encontraba en Argentina realizando unos fletes.


    Le pregunté el motivo de su invitación y me dijo que estaba aburrida de cenar sola, es mas, de pasar mucho tiempo sola, que su vida matrimonial no era lo que ella había imaginado, que había empezado a tener problemas con su esposo, ya que a pesar de ser buen padre, la tenía abandonada colo mujer. Dicho eso, fuimos ahondando en este tema y me daba cuenta de la triste vida marital de mi amiga.

    De pronto, suena el teléfono de ella y era un hijo preguntando en donde estaba. Tras esa llamada empieza a llorar y me dice:

    - Te das cuenta Gabriel?

    - Mmmmm… ssiiii.

    - Tengo un esposo que es excelente padre, pero no es un buen hombre conmigo. Me hace el amor tarde y nunca. Cuando me lo hace, me lo mete y a los dos minutos se va. Ademas nunca podemos hacerlo tranquilamente, ya que siempre estan los niños presentes de una u otra manera. Ademas siento que tiene otra mina o se mete con putas.

    Tras eso, opto por pagar la cuenta y nos fuimos al estacionamiento y entre la oscuridad y soledad del lugar nos abrazamos y de pronto nos dimos un beso, a lo cual nos sonreimos y nos despedimos con un Te Quiero.

    Esa salida habia sido un dia miercoles, a lo cual después seguimos hablando por whatsapp y ya no veia a mi amiga como una mujer intocable, si no que existia la posibilidad de follar con ella (me había percatado que tenía necesidades sexuales) hasta que esas conversaciones llevaron a que nos juntáramos el sábado en mi departamento.

    Y llegó el sabado, a eso de las 10am me dice que la vaya a buscar a la casa de sus padres en Puente Alto (casa a la cual habia ido bastantes veces cuando eramos amigos en la media) y a eso de las 11 ya estabamos en mi departamento y alli le dije que pasáramos al living a tomarnos una bebida. La notaba muy nerviosa y luego de preguntarle en varias oportunidades cual era el motivo de que quería hablar conmigo, me dijo muy nerviosa, que necesitaba que le hiciera un favor, el favor más grande de su vida. Cuando le pregunte de que se trataba, todo lo imaginable que había pensado como un favor en dinero etc, quedo atrás al decirme directamente que ella había pensado que yo fuera su amante.

    Me quede helado al escuchar su petición, jamás en mi vida se me había pasado por la mente escuchar algo a si de mi amiga estando casada. Si bien es cierto que muchas veces habia fantaseado con ella y que mis primeras pajas fueron dedicadas a ella, nunca pensé en escuchar esas palabras de su boca. Me quede callado y ella muerta de vergüenza, me dijo que como yo era su único amigo, sabia que podía confiar plenamente en mi y en mi silencio, ya que esto seria un secreto entre los dos.

    Yo aun no podía articular palabra, tratando de asimilar lo que Andrea me decía, le dije que si le servia un trago y me pidio un pisco sour y se lo tomó de un sorbo y me pedío otro.

    Le dije que me dejaba sin palabras, que yo haría cualquier cosa por ella, pero que eso era una locura excitante.

    Pasaron unos minutos de un silencio denso y conversamos de cualquier cosa hasta que nuevamente tocamos el tema. Le dije que la verdad, me parecía una locura lo que ella me proponía, pero que por el cariño que sentía por ella (mejor dicho por las ganas de follarla), estaba dispuesto a hacerlo. Se puso muy contenta, me abrazo llorando y dándome las gracias llenándome de besos en la mejilla.

    Ambos nos mirabamos y nos reíamos de forma nerviosa. Esa mañana ella usaba unos jeans ajustados y una blusa de colores, con un generoso escote, por donde se podían apreciar el nacimiento de sus tetas (se notaba que llevaba un sosten de encajes). Yo estaba excitado, pero a la vez muy nervioso y tímido, cosa que no era habitual en mí. Ella por su parte, tampoco era una mujer callada y aunque hacia su mejor esfuerzo por entablar una conversación sus palabras se enredaban.

    Seguimos conversando de cosas sin importancias, bajo un ambiente completamente tenso. Luego me levante y puse youtube en mi televisor para ambientar el momento y al volver, estaba mirando por la ventana dándome una buena imagen de su culo apretado bajo esos ajustados jeans. La verdad estaba más buena de lo que yo me imaginaba.

    Al sentir que volvia a su lado, se da vuelta y queda de pie mirándome y sonriendo y la invité a sentarse y se sentó a mi lado y quise tomar la iniciativa al ponerle mi mano en su pierna. Ella se estremeció y al instante la corrió. Ambos nos reímos de su actuar, a lo que ella se excuso que estaba muy nerviosa.

    Le sugerí que nos diéramos tiempo, que no era necesario que pasara algo ese dia, ni esa semana, es más, le dije que por que mejor no nos tomábamos otro trago para distendernos y asi fue que tomamos un par de sour más y la noté más desinhibida, pero sin embargo sabia que a pesar de estar todo listo, debía actuar cautelosamente para no asustarla.

    De pronto me dice que queria ir al baño y le dije donde estaba el baño y al salir la abrace por la cintura apegándola a mi cuerpo. Ella se quedo inmóvil y sintió mis primeros besos en su cuello. No decía nada, solo respiraba fuertemente y echaba hacia atrás la cabeza disfrutando de mis primeros besos. Tomando más confianza, fui subiendo lentamente mi mano por su vientre hasta acariciar una de sus tetas. La mano de ella se puso sobre la mía, pero en ningún momento me la corrió.

    Mi mano acariciaba suavemente su pecho, sentía la textura del sostén y su pezon que estaba erecto y ella con su mano, en movimientos circulares, la apegaba más a su cuerpo. De pronto, ella se soltó, me tomo de la mano, sin decir nada, me hizo avanzar por el pasillo, hasta llegar a mi dormitorio. Nuevamente estando de pie, la volví a tomar de la cintura y la apegue a mi cuerpo. De espaldas a mi, se dejaba tocar sus pechos, respirando agitadamente, pero sin poner resistencia. Para ese entonces, mi pene ya se había endurecido y sentía las nalgas de mi amiga contra el.

    Nuevamente me apegue a su espalda, besando su cuello. Mi mano bajó hasta su vientre y un poco mas, dándole la primera caricia a su sexo, por sobre el pantalón. Este movimiento la hizo estremecer, se soltó de mí y dándose vuelta me beso suavemente. Mis manos se apoderaron de su culo, apretándolo fuertemente, manoseándolo a mi antojo, mientras sus suaves gemidos escapaban por sus labios sin dejar de besarme.

    Por mucho rato estuvimos de pie, al lado de la cama, besándonos sin parar. Poco a poco nuestras ropas fueron siendo desprendidas por el otro, hasta quedar ambos, solo con ropa interior. Sus pechos se veían divinos dentro de su sostén que era hermoso, que no duro más de unos cuantos segundos, antes que mis dedos desprendieran el broche de atrás, liberando dos hermosas, grandes (para su fisico) y redondas tetas No paso ni un segundo mas, cuando ya mis labios succionaban sus gloriosos pezones, deseosos , ardientes. Ella solo se dejaba llevar sin oponer ninguna resistencia, hasta que caímos a la cama para continuar con nuestros instintos.

    Besándola por todas partes, me fui colocando de rodillas entre sus piernas y comencé a sacarle su última prenda de vestir. Andrea yacía de espaldas, con sus ojos cerrados, quizás con algo de vergüenza al mostrar por primera vez su intimidad a su amigo. Sin embargo no oponía ningún tipo de resistencia. Poco a poco la prenda se fue deslizando por sus hermosas y gruesas piernas, dejándola completamente desnuda.

    Sus tetas grandes se caían un poco hacia los lados, nada de blandas como yo había pensado, sino que duras con sus pezones rosados, erguidos por la excitación. Su vientre plano, sus anchas y exquisitas caderas, una concha ligeramente poblada por pelos negros rizados era la corona de dos hermosas piernas que se abrían para recibirme. En ningún momento abrió sus ojos, solo sus piernas para dejarme montar sobre ella.

    Estaba nerviosa, pero excitada, su respiración agitada, sus brazos sobre mi espalda esperando que mi pene se colocara a la entrada de su sexo. Nuestros sexos se encontraron, estremeciéndonos a ambos. Habíamos llegado al punto en que ya no podíamos echar marcha atrás quebrando la barrrera de la amistad.

    Suavemente mi pene comenzó a entrar en su cuerpo, abriéndose paso a través del húmedo sexo de mi amiga, la que mordiéndose los labios, abría mas sus piernas para darme mas espacio. Mi pene llegó hasta lo más profundo de su sexo y comencé a metérsela y a sacarla muy suavemente, una y otra vez. Ella disfrutaba, pero sentía de todas formas su cautela o vergüenza al mostrarse excitada ante su amigo. Fácilmente podría haber eyaculado en 5 minutos, pero el divino cuerpo de mi amiga no era para un sexo rápido, queria seguir disfrutandolo.

    Echó sus brazos hacia atrás y solo gemía suavemente sin tocarme. Yo la tenía tomada de sus grandes nalgas, apretándoselas a mi antojo aumentando la intensidad de mis embestidas. Estaba muy excitado, pero a la vez, estaba un poco cortado al notar su poca entrega. Le besaba sus pechos, deliciosos, pero ella no reaccionaba como yo quería. A las finales, igual excitado, después de unos 20minutos y sin cambiar de posición comencé a descargar mi semen al interior de mi amiga que recién ahí comenzó a gemir un poco mas fuerte al sentirse inundada por la leche caliente de su mejor amigo.

    A pesar de no haber tenido una respuesta muy erótica de Andrea, fue algo de otro mundo, follarme a mi mejor amiga bajo su consentimiento. Follar con aquella mujer que fantasie muchas veces, a quien le dedique mis pajas de adolescente y a quien trataba de espiarla por medio del escote y asi tener motivos para pajearme años atrás.

    De ese orgasmo, estuve varios minutos sobre ella, sin sacar mi pene, pero notaba su poca expresión, pero ella buscaba cariño, trataba de apegarse a mi. Al paso de unos minutos (cuando pensaba en un segundo round) suena su teléfono y un hijo de ella la llamaba, asi que nos duchamos, nos dimos unos pocos besos y la fui a dejar a la casa de sus padres.

    Al rato estaba en mi departamento y recordaba con lujos de detalles todo lo acontecido alli unas horas antes y no creia que habia estado ella en mi cama.

    Al haber llegado a mi depto, le escribi un mensaje diciendo que me sentia un poco incomodo al no sentir de su parte una respuesta de excitación y que la relación sexual que tuvimos fue bastante mecánica, solo para dejarla meterla y me dudaba que si habia hecho un buen trabajo.

    Ella me dijo que me entendía, que la verdad ella no era así en la cama, muy por el contrario, pero que la entendiera que era algo muy extraño. De todas formas me dijo que no quería una respuesta obligada, que lo pensara bien y que se conectaría mas tarde le dijera que si queria seguir con esto o no.

    Me quede pensativo. Quizás lo que estaba pidiendo era abusar de ella, algo más hardcore, ya que habia sido muy suave con ella. Luego hasta pensé en llamarla para disculparme por si no había cumplido sus expectativas, pero decidí mejor no hacerlo. También dudaba si habria un segundo encuentro o peor aún, seguiríamos en contacto o se rompería la amistad.

    Pasaron un par de horas, me quedé dormido en la cama (aun sentia su aroma alli), cuando al despertar me encuentro con un mensaje de whatsapp que decía textualmente asi :

    “Gabriel:

    Se que lo que hiciste por mi es una prueba de amor mas allá de lo que le corresponde a un amigo y desde el fondo de mi corazón te estaré por siempre agradecida. Sé que es una locura lo que te pedí, pero confiando en el gran amor que tu me tienes sé que me entiendes perfectamente y confío plenamente en tu silencio.

    Debo confesarte que, la idea de hacerlo contigo, a pesar de que no lo notaste mucho, era algo que me excitaba de sobremanera y lo deseaba hace años. Mis relaciones con mi marido hace rato que no son lo mismo de antes y a pesar que he tenido muchas oportunidades de engañarlo, nunca lo había echo, solo hasta hace un par de horas.

    Sentir tu cuerpo tras de mi, tus besos en mi cuello, tus manos sobre mis pechos, me provocaron una excitación que difícilmente puedo expresártela con palabras. Después, cuando estábamos en la cama, verte desnudo, acariciándome suavemente, fue lejos mucho mejor de lo que yo pensaba.

    Me encantó tu cuerpo y todo tu cuerpo. Me arrepiento de no haberme entregado por completa como yo quería. Que ganas tenía de haberme aprovechado yo de ti. Haberte acostado de espalda en la cama, para besarte todo tu cuerpo, saborear tu pene y besarlo por largo rato, sintiéndolo dentro de mi boca. No sabes cuanto deseaba hacerlo.

    Tus besos en mis pechos me llevaron al cielo, que ganas de poder gritarte que no pararas de chupármelos jamás .Luego cuando te sentí dentro mío, casi al instante me provocaste un orgasmo como hace mucho no sentía y cuando estabas a punto de acabar, tuve que tragarme mis gritos de placer pidiéndote más y mas. Hubiese querido que esa mañana no terminara nunca.

    Mi amor, tu sabes que te adoro y que mi timidez y mi falta de experiencia, mas la persona con la que estaba, me jugó en contra, sin embargo quiero que sepas que lo único que deseo es volver a hacerlo contigo. No me arrepiento de nada y no me importa decirte qué te deseo con locura. Si me das solo otra oportunidad, te prometo que me sentirás plenamente.

    Nunca había echo esto , pero por ti, soy capaz de cualquier cosa. Para que veas que no miento, te adjunto una foto mia. Se que no soy una modelo, lo tengo claro, pero si tu quieres, todo lo que aparece en la foto, puede ser tuyo y si soy sincera, me excita mucho saber que tu la veras.

    Te amo”

    Me quede pasmado. Jamás en la vida me hubiese imaginado algo así. Era mi amiga completamente desnuda en su cama, diciéndome que deseaba estar conmigo y por otra parte un mensaje que era prácticamente una declaración. No dude ni un segundo en contestarle, ya que me había vuelto loco ver su foto y que me moría de ganas de volver a estar con ella, pero no sabia como decirle.

    Entre mensajes y mensajes, acordamos en vernos esa misma noche. Alli me dice que su mamá sabia todo y que cuidaría a sus hijos y cubriria su espalda. Su mamá decia que siempre me habia querido como yerno y si ahora tenia la posibilidad de estar conmigo, que lo disfrutara.

    Acordamos en que ella llegaría a mi depto a eso de las 10 de la noche, con lo cual me daba tiempo para prdenar las cosas e ir al super para comprar algunos bebestibles y cosas para picar.

    Llegada la hora señalada, de pronto me llega un mensaje diciendo que estaba por llegar, asi que salgo al exterior de mi edificio y de pronto llega ella y de inmediato me saluda con un beso con todo. Se notaba que era otra mujer, estaba más decidida y no tan retraída como hace unas horas.

    La invité a ingresar al edificio y entramos al ascensor y apenas cerrando la puerta empieza a besarme como condenada. Salimos del ascensor y apenas cerrando l puerta de mi departamento continuamos con besos y manoseos en el cuerpo del otro.

    Pasaron unos minutos besandonos y me dice que estaba muy nerviosa y que necesitaba un trago. Le traje un pisco sour y se lo tomó casi al seco y cuando dejo el vaso apoyado en un mueble, la tome por detrás y comencé a besar su cuello. Ella se dejo llevar y dándose vuelta me besó apasionadamente. Nuestras lenguas se buscaban afanosamente mientras nuestro abrazo iba en aumentó. Sin separarnos ni dejar de besarnos ni un segundo, fuimos avanzando por el pasillo hasta llegar a mi dormitorio.

    Apenas entramos, nos sacamos mutuamente la ropa casi a tirones. Completamente desnudos caímos a la cama sin dejar de besarnos ni tocarnos por todos lados. Su mano se apodero fuertemente de mi pene y comenzó a masturbarme rápidamente, mientras mis labios nuevamente se encontraban una vez mas con sus deliciosas tetas. Se las chupe fuertemente, ella me soltó y me tomo de la cabeza restregándosela contra sus tetas.

    Era otra mujer, gemía muy fuerte, se contorsionaba en la cama, apretando mi cuerpo contra el suyo disfrutando al máximo el placer que su amigo le entregaba. Un suave "¡métemelo por favor!", me hizo soltar sus pechos, meterme entre sus piernas y afirmándola de las caderas la penetre sin compasión.

    Andrea con las piernas abiertas buscaba mi boca para besarme, moviendo su cuerpo al encuentro del mío fundiéndonos en un solo cuerpo. Mis manos se aferraban fuertemente a sus nalgas, apegándola a mi, haciendo que mi pico entrara a lo mas profundo de su ser.

    Era una perfecta armonía de movimientos, gemidos, besos, quejidos. Ambos nos saciábamos con el cuerpo del otro, olvidándonos del mundo, solo disfrutando del placer carnal.

    Esta vez fue completamente distinto, casi no pude creer cuando ella sola cambia de posición y se coloca en cuatro pata en la cama, con su culo levantado y su conchita humeda a mi disposición. La tome de las caderas y la penetre hasta el fondo una y otra vez, mirando ese hermoso culo entre mis manos. Nos fuimos acomodando hasta que quede de pie al borde de la cama y ella en cuatro, solo que esta vez ella apoyaba su pecho contra la cama, levantando aun mas el trasero, gimiendo desesperada.

    La folle con todas mis fuerzas, una y otra vez mi pene se enterró hasta el fondo de sus entrañas, haciéndola gritar de placer, mientras mis bolas chocaban contra su pelvis en cada embestida.

    Era un sueño estar con una mujer así, entregada completamente al placer. No aguante mas las ganas de comerme el hermoso culo de mi amiga y empujándola hacia delante, quedo tendida de boca abajo en la cama, mientras yo con toda mi boca, le chupaba su culo, llegando a lugares donde nunca habia pensado en llegar.

    Al tiempo que sus gemidos se escuchaban por toda la pieza y ella abría más las piernas para dejarme mas espacio y pidiéndome que continuara así, pero sin embargo, antes de continuar con la penetracion de su culo, me dice que ella también quería experimentar esa sensación de besar mi pene y colocándome de espaldas en la cama, se metió entre mis piernas, tomándolo con su mano y llevándoselo a la boca para darme una mamada de unos 20 minutos por lo menos, restregándoselo contra su cara, recorriéndolo centímetro a centímetro con su lengua, para luego metérselo por completo a su boca.

    De esa gran mamada, le dije que queria penetrarla, asi que sin problemas, ella se coloca en cuatro y volvi a besar su culo por unos instantes y aprovechando que mi pico estaba húmedo, me puse sobre ella, me puse entre sus piernas y le enterré casi de una mi pene en su culo, sacandole unos grandes gritos de dolor y placer. La tomé de sus caderas y continué la penetracion, mientras ella se masturbaba con una mano y con la otra se apoyaba en la cama. Pasaron varios minutos y ella llega a un orgasmo muy intenso y volvimos a cambiar de posición.

    Ahora yo me senté (apoyando mi espalda en el respaldo de la cama) y se sienta frente a mi y se entierra mi pene, dejándome sus tetas a la altura de mi cara, las que chupe una y otra vez con pasión, mientras mis manos le manoseaban con deseos su hermoso culo, mientras ella subía y bajaba al compás de mis embestidas.

    Ya a esa altura no aguantaba mas las ganas de eyacular dentro de su cuerpo y hacia grandes esfuerzos por no hacerlo, ella dándose cuenta por mis gemidos y brusquedad con que la apretaba comenzó a mover su cuerpo de adelante hacia atrás muy rápido tocándose las tetas y avisándome que se corría pidiéndome a gritos mi leche.

    Sus gritos de placer inundaron al cuarto al igual que su concha me mojaba mis pene sintiendo un liquido que corría entre mis piernas. No pude aguantar mas y apretándola con todas mis fuerzas, metiéndoselo lo mas adentro que pude comencé a echarle mi leche caliente que salía a chorros dentro del cuerpo de mi amiga. Era un orgasmo de ambos al mismo tiempo, ella no paraba de correrse, ni yo de disfrutar la mojada concha de mi amiga, la cual apretaba con sus interiores mi pene aun duro.

    Permanecimos desnudos abrazados, haciéndonos cariño sin decir nada, recuperando el aliento. Luego nos acomodamos cucharita en la cama y me quedé detrás de ella acariciando con ternura sus grandes tetas, besándola en el cuello, tal pareja de enamorados. Ella me dijo que hace mucho tiempo que no la follaban así, que su marido hacía la posición del misionero y sería. Me insistia que nuestro encuentro había sido maravilloso y que quería que esa noche no terminara nunca.

    A los minutos me dice que me tenia una sorpresa, pero para lo cual necesitaba ir al baño, a lo cual le digo que use el baño del dormitorio. Se levantó desnuda, cogio un bolso que andaba trayendo y aprovechando de que estaría en el baño, me fui al otro baño a limpiarme del sudor de la sesión de sexo que había tenido.

    Pasaron unos minutos, volvi a tirarme desnudo a la cama y de repente, ella aparece vestida de colegiala, con un verdadero uniforme del colegio y era el mismo uniforme de cuando eramos compañeros. La misma falda y una blusa. Esta vez ella era una colegiala sexy, y que no llevaba sostén. Le dije que apagara la luz principal y encendi la luz del respaldo del dormitorio (para encender el ambiente) Alli esta colegiala se sube a la cama y gateando se coloca sobre mi y empieza a besarme. Al verla asi me excita de inmediato, pero para no penetrarla de una, la tiendo de espalda, lavanto su falda y veo que llevaba un colaless rojo, el cual lo manosee por sobre la falda y luego, meti mi mano debajo de la falda y bajo el colaless y senti su humedad.

    Sin pensarlo, acerqué mi boca a su entrepierna y empece a hacerle oral, mientras los gemidos de ella volvian a invadir el dormitorio, hasta que se corre en mi boca y alli me tiendo de espalda en la cama, le indico que se monte sobre mi pene, pone sus piernas en torno a mis caderas y empiwza a flotar su conchita (con el colaless) con mi pene y de pronto corre esa prenda y mi erecto misil entra en su cuerpo y empieza a menearse de una manera increíble. Se apoyaba en mi pecho y se movia… de a poco la blusa se fue soltando y entraron en escena sus tetas, hasta quedar en topless, pero con su faldita de colegiala. Y asi siguió sobre mi hasta llegar a un orgasmo, en donde se inclina hacia mi y nos empezamos a besar, mientras mi pene seguia duro dentro de ella y mis manos apretaban sus pezones.

    Luego le pedi que se pusiera en cuatro, apoyandose en la cama y empece a follarla asi por la vagina, la agarré de sus caderas y mientras sus nalgas chocaban con mis muslos le di otro orgasmo y asi descargue toda mi leche en su vagina, que a esa altura de la noche estaba mojada con sus jugos y el liquido preseminal mio.

    Mi amiga era una adicta a chupar el pene y eso lo demostró al rato, en donde estabamos en la cama hablando de cualquier cosa, se levanta y se queda pegada a mi pene devorándolo. Y estuvo alli por unos 20 minutos y de alli pasamos a un espectacular 69, con ella arriba dejándome besarle su concha a mi antojo, mientras ella no paraba de mamarme. Luego de ese 69, la tendi de espalda en la cama, le separé las piernas y la penetré lo mas profundo, hasta sentir que mis bolas chocaban con su cuerpo, hasta que termine por eyacular dentro de ella, bañado de transpiración y con gemidos que retumbaban las paredes de mi departamento. Era increíble que a sus 38 años, follara como una de 20 y luego nos duchamos juntos y terminamos haciéndolo nuevamente en la ducha de una manera más suave, ya que el cansancio nos estaba pasando la cuenta. Y ya era hora de dormir, me pidió un beso de despedida, tras el cual nos quedamos dormidos abrazados y desnudos como dos enamorados.

    Al otro día (en estricto rigor, a las horas después, ya que nos dormimos a eso de las 3am) despierto yo antes y la veo a mi lado, plácidamente dormida y desnuda. Asi que me levanté y fui al baño y al contemplar la belleza de mi amiga, rápidamente mi pene se endurece, asi que la tome por detrás y comencé a tocarla. Y empezó a mover su culo, restregándolo a mi cuerpo. Y con esto nuevamente nos entregamos al placer y lo hicimos en la posición del misionero, haciendo que llegue a dos orgasmos con facilidad, antes de llenar su vagina con mi leche.

    De ese rico orgasmo matutino, nos quedamos viendo tv y a eso de las 11am nos levantamos para desayunar y cómo presentía que ya luego mi amante se tendría que ir, le propuse que nos ducháramos juntos y alli aprovechamos a darnos amor.

    Ya trayecto a su casa (desde La Florida a Puente Alto) conversamos de todo lo que habiamos hecho y al llegar a la plaza de Puente Alto, nos empezamos a besar y me pregunta.

    -Te quedan fuerzas y leche para otro orgasmo.

    -Si.

    -Quiero irme a la casa y tener tu leche dentro de mi concha.

    -En donde lo podemos hacer, estamos en la calle. Podemos volver a mi departamento.

    -No amor, a menos de dos cuadras de la plaza hay un motel. Vamos?

    -Yapo

    Segui las indicaciones de ella y llegamos a un motel rasca. Dejamos en la calle el auto y entramos caminando y nos entregan una habitación básica. Ignorando el lugar, nos empezamos a besar, a los minutos ya estabamos en desnudos y ella en cuatro chupando mi pene y de alli muy rápido ya tenia mi pene en su interior, hasta que conseguí un intenso y abundante orgasmo dentro de ella. Descansamos un rato, nos dimos una mojadita y a la hora de haber llegado, nos fuimos con una sonrisa de oreja a oreja.

    Llegamos a la casa de sus padres (simulando que era un Uber), alli estaba su mamá, quien me reconoció de una y conversamos un poco, pero me decia que le hubiera encantado que yo fuera su yerno, a lo cual nos reímos. Y nos despedimos, con la promesa de vernos muy pronto.

    Durante ese domingo, nos mandamos muchos mensajes, me decia que no recordaba cuando la habian follado de esa manera, ya que su esposo solo le hacia en posición del misionero, duraba un par de minutos y se iba y ella no disfrutaba nada.

    Al otro día, en la tarde llego su esposo y supuestamente y a eso de las 11 de l noche me manda un mensaje diciendo que habian tenido sexo, que solo duró 2 minutos y que ahora estaba durmiendo y ella había quedado caliente. Y me manda una foto de ella acostada con las tetas al aire y al otro lado de la cama estaba su marido durmiendo.

    Pasó la semana y los mensajes con ella se limitaban a responder rapido los que ella me mandaba, pues estaba con su marido. Y al cabo de unos dias, al fin se vuelve ir de viaje al sur y nuevamente nos juntamos en mi depto para saciar las ganas de sexo con ella.

    Esta vez me la follé como todo un animal, ya que sentía celos de qué habia estado varios dias con otro hombre. En mi departamento, casi no alcance a desvestirla cuando ya la tenia ensartada con toda mi pico adentro. Mientras me la follaba, le preguntaba si su esposo la había follado de la misma manera que lo hacia con ella y entre gemidos me decía que no, que nadie nunca la había follado como yo y que mientras estaba con el, se acordaba de mi para excitarse. Luego de unos 40 minutos de estar follando en el reencuentro, terminamos rendidos en la cama.

    Ya mas tranquilos y desahogados, le pregunte si en su casa habían sospechado algo y me dice que no. Que su mamá sabia todo esto, pero se encargaba de los niños, mientras ella iba a “juntarse con una amiga” Lo bueno era que estas salidas no generaban sospechas, ya que solia salir con amigas.

    Prácticamente pasamos a convertirnos en amantes. Y cada vez que podíamos, terminábamos follando con mi amiga y cada vez de una manera impresionante. Cada vez nos poníamos mas desinhibidos al momento de follar, al punto de llegar a tener sexo anal con frecuencia, ya que si bien, en nuestro segundo encuentro tuvimos un rato de sexo anal, noté que no le gustaba mucho, pero de a poco comence a trabajarla y de a poco me fue entregando esa entrada. Segun ella, solo cuando era adolescente habia tenido sexo anal, asi que fue prácticamente desvirginarla por allí.

    Y asi hasta el dia de hoy nos vemos, aunque sea una vez al mes, pero nuestros cuerpos se necesitan para disfrutar de buenas dosis de orgasmos y placer.
     
    Pipo350z, odtc, xalitro y 4 otros les gusta esto.
  2. mansa_verga

    mansa_verga Usuario Nuevo nvl. 1
    7/41

    Registrado:
    28 Ago 2014
    Mensajes:
    50
    Me Gusta recibidos:
    20
    excelente historia amigo.... podria compartir la foto de la amiga para hacerle unas dedicatorias .... saludos
     
  3. The riddle

    The riddle Usuario Nuevo nvl. 1
    2/41

    Registrado:
    16 May 2022
    Mensajes:
    10
    Me Gusta recibidos:
    7
    Buen relato, los 38 años son una excelente edad , la mujeres están en la plenitud de su sexualidad.. ni muy joven ni muy adulta....
     
  4. ice_32

    ice_32 Usuario Casual nvl. 2
    82/163

    Registrado:
    13 Jun 2012
    Mensajes:
    1.316
    Me Gusta recibidos:
    291
    buen relato
     
  5. trooper42

    trooper42 Usuario Nuevo nvl. 1
    2/41

    Registrado:
    9 Nov 2017
    Mensajes:
    16
    Me Gusta recibidos:
    12
    Leo cada historia que subes y realmente son todas muy buenas, hay detalles que no vienen al caso y que extienden demasiado el relato, como por ejemplo, nombre de calles que para los que somos de provincia no nos interesa, pero como digo, son solo detalles, lo demás excelente.
    saludos
     
  6. odtc

    odtc Usuario Casual nvl. 2
    82/163

    Registrado:
    15 Jul 2008
    Mensajes:
    2.802
    Me Gusta recibidos:
    343
    Que buena historia
     
  7. Alejo_alejandro

    Alejo_alejandro Usuario Casual nvl. 2
    42/82

    Registrado:
    31 Ene 2019
    Mensajes:
    436
    Me Gusta recibidos:
    203
    Buen relato compa y si en pte hay un motel pero es tuja pero es lo que hay
     
  8. Palomoo

    Palomoo Usuario Habitual nvl.3 ★
    162/163

    Registrado:
    5 Ene 2020
    Mensajes:
    8.227
    Me Gusta recibidos:
    1.603
    Es uno que esta en Santa Elena, entre J.Luis Coo y 21 de Mayo... en la vereda oriente?... o hay otro en Puente?