Celdas V.I.P

Tema en 'Noticias de Chile y el Mundo' iniciado por kabronx, 17 May 2019.

Estado del Tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. kabronx

    kabronx Usuario Habitual nvl.3 ★
    262/325

    Registrado:
    17 Mar 2010
    Mensajes:
    1.691
    Me Gusta recibidos:
    1.600
    Con cerámicas, reposeras y un surtido refrigerador: La “celda VIP” descubierta tras allanamiento en la ex Penitenciaría



    En Colina II se encontró una celda con similares lujos en otro procedimiento, que contaba con televisores, máquinas de ejercicio, frigobar y PlayStation.

    [​IMG]

    La noche de este jueves se llevó a cabo un allanamiento de varias celdas al interior de la Penitenciaría de Santiago.

    En dicho procedimiento se pudo hallar una nueva “celda VIP”, parecida a la que se había encontrado hace algunas semanas en el penal Colina II.

    Según informó La Tercera, la diligencia realizada en la calle 6 del recinto y patio Las Palmeras, descubrió que uno de los lugares donde estaban recluidos había alcohol artesanal, punzones, marihuana, cocaína y dinero en efectivo.

    Pero esto no era lo único, ya que también se pudo ver que las paredes con papel mural, los baños con cerámica, reposeras y un refrigerador lleno de comida y bebidas.
    Parecido a lo que se encontró en el penal Colina 2, donde también se encontrarontelevisores, máquinas de ejercicio, frigobar y hasta un Play Station. Incluso algunos calabozos tenían piso flotante y muros cubiertos de azulejos o cerámica.

    Tras el allanamiento los tres internos que habitaban este lugar fueron trasladados inmediatamente al penal de Alta Seguridad.
     
  2. TOROCONTETAS

    TOROCONTETAS Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    262/325

    Registrado:
    21 Jun 2018
    Mensajes:
    10.469
    Me Gusta recibidos:
    2.221
    $$$$$$$$$??
     
  3. tavodeath

    tavodeath Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    262/325

    Registrado:
    27 Abr 2009
    Mensajes:
    28.033
    Me Gusta recibidos:
    3.998
    Y esos weones de gendarmería no sabía la existencia de esa celda?........chupenmela!.
     
  4. S.A.R.U.

    S.A.R.U. Usuario Habitual nvl.3 ★
    112/163

    Registrado:
    17 Ago 2017
    Mensajes:
    1.501
    Me Gusta recibidos:
    811
    andate a la chucha xD
     
  5. KusiPuma

    KusiPuma Usuario Nuevo nvl. 1
    2/41

    Registrado:
    10 Abr 2017
    Mensajes:
    9
    Me Gusta recibidos:
    5
    Están privados de libertad. No de "comodidades". Si ellos se costean su televisor, si se costean un refrigerador para mantener su comida. Está perfecto.
     
  6. kabronx

    kabronx Usuario Habitual nvl.3 ★
    112/163

    Registrado:
    17 Mar 2010
    Mensajes:
    1.691
    Me Gusta recibidos:
    1.600
    Crimen implica Castigo
    Si matan a tu madre, te gustaría que el asesino vea Televisión 20 años en un sillón?
    O prefieres que pague con carcel (Privado de libertad sin lujos)
     
    A SoRKeN le gusta esto.
  7. Kallfükura_rising

    Kallfükura_rising Usuario Habitual nvl.3 ★
    112/163

    Registrado:
    10 Jul 2018
    Mensajes:
    1.938
    Me Gusta recibidos:
    943
    Como diria lokoletal, quien adm a los gendarmes? Qué clase de antro mason es ese organismo? Qué relacion tienen los narcos con los partidos de corte socialistas?.

    Sólo hay que recordar los secretos a voces del panzer, lagos weber, maricela santibañez, el rasca letellier y etc con ese mundillo de ampones.
     
  8. KusiPuma

    KusiPuma Usuario Nuevo nvl. 1
    2/41

    Registrado:
    10 Abr 2017
    Mensajes:
    9
    Me Gusta recibidos:
    5
    20 años viviendo 16hrs en una celda de 2x3, donde de las 730 lucas mensuales solo le llegan a los reos 3 hallullas y dos platos de comida al día... y NADA más. Las cárceles son negocios, en especial el nuevo modelo de cárceles licitadas. Te aseguro que un mes en esas condiciones es un castigo terrible.

    Crimen implica castigo, eso te lo concedo con la privación de libertad. Lamentablemente las cárceles en latinoamerica son una especie de basurero de reciclaje de los pobres, y la MAYORÍA de las PERSONAS que están ahí realmente no tenían muchas opciones. Ahora, ¿lujos? Por favor.

    Si usted cree que la cárcel es un mecanismo de tratamiento para reintegrar a la sociedad a las personas que se negaron a adscribir su tiempo a las relaciones formales de producción, está muy equivocado. Las cárceles no están para incluir sino para practicar la exclusión o, mejor dicho, para garantizar el devenir disfuncional de los excluidos.

    De la dictadura militar que ya no se dice que vayan a la cárcel "para que aprendan", sino "para que se pudran".

    Cuando las personas adquieren un valor económico en las relaciones comerciales, las formas de control tienden a relajarse. Hay una especie de relación de continuidad entre los modos de producción y los modos de castigo. Con esa idea de que las personas vayan a la cárcel "para que aprendan". El tema no era castigar sino de producir una persona-cuerpo útil. Como el capitalismo necesita la vida de las personas para tener valor, no se ensaña con las personas a través del suplicio, habría que incluirlos en espacios disciplinarios para que asuman como propia otra moralidad (la cultura del trabajo) para que luego les permita vincular su tiempo a las necesidades productivas que reclama el capitalismo. La cárcel se postulaba como un dispositivo de adiestramiento, minimizando la energía política y maximizando la energía económica que prometían las personas-cuerpo para la burguesía ávida de fuerza de trabajo.

    Las primeras cárceles fueron cuevas, tumbas, cavernas y lugares inhóspitos para sacar de circulación a las prostitutas, vagabundos y prostitutas que asolaban los caminos y las primeras grandes ciudades. Personas que no querían pertenecer al sistema. La cárcel lejos de ser un instrumento de justicia está al servicio de un sistema social caracterizado desde el punto de vista productivo por el predominio de las relaciones de explotación y, desde el punto de vista político, por el despliegue de formas remozadas de dominación.

    La cárcel es otra pata del sistema capitalista, adiestra a los cuerpos, convence a las personas para que asocien su tiempo a las unidades de producción. Cuando el capital se valoriza más allá de la vida de las personas, hay un sobrante poblacional que no es un ejército industrial de reserva y que no puede encontrar oportunidades en el sistema económico que vivimos... o no les sirve simplemente. Este sobrante poblacional se vuelve una masa marginal afuncional, que continuará siendo percibida en términos de funcionalidad por la elite burguesa empresarial, mas aún si no se resigna a aceptar con sufrimiento lo que en suerte le tocó Esa marginalidad puede convertirse en algo disfuncional económica o política. Económicamente porque puede traducirse en delito o miedo al delito. Políticamente hablando porque podemos transformarnos en protesta o activismo social. Y aquí amigos, la cárcel asume una nueva funcionalidad: contener y neutralizar a la masa marginal.
    "
    Si bien quizás "la burguesía se propuso a poner en crisis las formas prepolíticas del desempleo; buscando prevenir la vida ociosa y conjurando la mendicidad y la pereza de los sectores plebeyos en general" (Gran encierro - Foucault 1964), las cárceles hoy en día se han convertido en depósitos de pobres, en espacios de encierro para concentrar a los redundantes o inasimilables. Un confinamiento espacial, una inmovilización transitoria para secarnos la mente y debilitar nuestros cuerpos.

    El propósito esencial y tal vez único de las cárceles no es tan sólo sacar de circulación a nosotros los antisociales, como una especie de eliminación de residuos humanos, sino que es una destrucción final y definitiva. Un mecanismo de exclusión y control.

    Las cárceles al igual que tantas otras instituciones sociales, han pasado de la tarea de reciclaje a la destrucción de residuos Son la primera línea de la batalla resolviendo las crisis de nuestro sistema económico. Dispositivos preordenados para la contención de una población excedente y de un excedente de fuerza de trabajo no cualificada. Los muros son vistos como el elemento más valioso de la institución. No se trata de rehabilitar sino de contener y aquí los muros, cemento y hierro se transforman en la obsesión del servicio penitenciario.

    La cárcel hoy en día es una cárcel que no se dispone para la corrección cuanto para la mera contención. La institución ha perdido toda cobertura ideológica, para ser justificada en términos tecnocráticos, en función de lo que ella realmente es: una instancia de control para aquellos que no pueden ser gobernados de otro modo.

    Yo estuve casi 2 meses con prisión preventiva y ellos no sabían quién soy, ni siquiera tenían pruebas de que yo había cometido un delito. Al servicio penitenciario no le interesa saber nada sobre los contingentes concentrados que tienen bajo su custodia. Tampoco a los jueces que dispusieron alguna vez la privación de la libertad. A todos les basta con sacarnos de circulación y retenerlos allí durante una temporada o más, para controlar los niveles de riesgo de la sociedad.

    El legislador, al igual que la opinión pública y los medios de comunicación empresarial, meten a todos los delincuentes en la misma bolsa. No le interesa saber si la persona es un choro, un delincuente amateur o alguien que hizo del delito su profesión. En realidad, tampoco les interesa saber si se trata de un delincuente, de lo contrario las cárceles no estarían repletas de personas con prisión preventiva. Les basta con constatar superficialmente las etiquetas que lo definen como una persona causante de temor social.

    Para mí la cárcel es y fue un depósito humano, donde ni siquiera funciona bien gendarmería, sino que la gestión es prácticamente un sistema endógeno de dominación y sometimiento de parte de los reos donde el aprendizaje si no te matan son técnicas de supervivencia.

    Es cierto que es para rehabilitarse, pero para rehabilitarse y hacer las cosas bien o, mejor dicho, bien mal. A los delincuentes la población penal los capacita vinculándolos a determinadas trayectorias criminales, los asocia a otros ilegalismo que se convertirán, en el día de mañana, apenas ponga un pie fuera de aquellos establecimientos, y experimenten la exposición, la estigmatización y el resentimiento, en una fuente de ingreso que les permitirá resolver sus problemas materiales actuales. Es decir, en mejores delincuentes.

    El sistema penal no saca de circulación a individuos peligrosos sino contingentes de personas referenciados como productores de riesgo, es un dispositivo de tratamiento de stock de categorías completas de individuos. A pesar de yo no tener ningún tipo de antecedente criminal, es mas, ni siquiera estar en una detención de los pacos... entré a la cárcel como un delincuente con letra C, "peligro para la sociedad", teniendo arraigo social, grados académicos y en ese momento estudiando en la escuela de postgrado de la Universidad Central. No se trata de encarcelar criminales peligrosos, esto es, de neutralizar factores individuales de riesgo, sino más bien de administrar a nivel de poblaciones enteras una carga de riesgo que no se puede (Y QUE NO SE PRETENDE) reducir.

    El tratamiento ya no se organiza a partir del delito cometido y la peligrosidad individual revelada con el supuesto acto, con vistas a una supuesta reintegración en la comunidad, sino en función del riesgo general que representan para los ciudadanos-consumidores aquellos colectivos de personas. La cárcel, semejante a un centro de detención y concentración de la masa marginal, administra los niveles de riesgos de estos contingentes.

    La característica más saliente del poder punitivo en Chile actual es su aspecto prisionizante es que la gran mayoría de los presos se hallan sometidos a medidas de contención porque son procesados no condenados. Cárceles superpobladas de presos sin condena, donde el aumento de escalas penales no importa mayores penas sino más prisioneros preventivos. Se ejerce medidas de contención para los supuestos sospechosos peligrosos, o sea, que se trata en la práctica de un derecho penal de peligrosidad presunta que sobre la base de ésta impone penas sin sentencias condenatoria formal a la mayor parte de la población prisionizada.

    El elevado porcentaje de personas encarceladas en esta condición nos está informando de la pereza intelectual y el clasismo de los operadores judiciales. Jueces que no cumplen su función de control de las garantías durante el proceso, ni durante la ejecución de la pena; y fiscales perversos hijos de puta acostumbrados a pedir la prisión preventiva en forma automática sin mejorar las prácticas de investigación.

    Se sabe que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y eso es algo que sólo podremos averiguarlo, en el proceso, con la sentencia. Mientras tanto, la prisión preventiva puede disponerse como una medida cautelar susceptible de aplicarse, extraordinariamente, en dos momentos. Uno, cuando existe el riesgo procesal, es decir, cuando hay indicios fehacientes de que existe peligro de fuga por parte del acusado. Dos, cuando el acusado puede alterar las pruebas. Para estos tipos hay que sacar de circulación a las personas productoras de riesgo.

    Primero se castiga y después se procesa, o mejor, se castiga procesando.

    La prisión preventiva constituye una pena anticipada dirigida, por otro lado, no sólo a obviar la lentitud del proceso sino a ocultar el carácter clasista de la justicia. La prisión cautelar desalienta a la defensa, ya que frecuentemente interesará al acusado pactar una pena injusticia pero reducida en un juicio abreviado, rápida y ulteriormente negociable y reductible bajo la formas de beneficios, mas que esperar una eventual absolución sufriendo durante años el duro régimen de la prisión preventiva.

    Aquí se comprende la perversidad y el carácter extorsivo de la prisión preventiva: no sólo se constriñe al imputado detenido a colaborar en el proceso sino a confesar o a delatar a sus pares. Pero al presionar en pos de obtener una sentencia reducida, se certifica y consolida una trayectoria vulnerable que lo incapacitará, en el día de mañana, cuando esté en libertad, a hacer valer sus derechos toda vez que se trate de una persona con antecedentes, es decir, sospechoso para siempre.

    La prisión preventiva es una medida de los pacos que contribuye a las personas a producir una identidad vulnerable que las precipita en una especie de espiral, conforme a la cual el sistema se reasegura un circuito marginal para ellas que incluyen sucesivas "entradas" en la comisaría y en las cárceles.

    Mientras exista miseria, inconsciencia e injusticia, habrá accionar insurgente en todos lados.
    familias.
     
  9. Kallfükura_rising

    Kallfükura_rising Usuario Habitual nvl.3 ★
    112/163

    Registrado:
    10 Jul 2018
    Mensajes:
    1.938
    Me Gusta recibidos:
    943
    Un chachi posteando dentro de la carcel jaja, cortenle internet a esos qls.
     
    A SoRKeN le gusta esto.
  10. egolein

    egolein Usuario Habitual nvl.3 ★
    162/163

    Registrado:
    6 Oct 2013
    Mensajes:
    5.642
    Me Gusta recibidos:
    1.902
    me tienta mucho ver aplicar en chile el modelo japonés después de saber esto.

     
    A ikeduk le gusta esto.
  11. Alonsin

    Alonsin Usuario Habitual nvl.3 ★
    112/163

    Registrado:
    11 Ago 2016
    Mensajes:
    1.170
    Me Gusta recibidos:
    559
    Tremendo culo que debe tener la vieja que metió el congelador...andaaaaaaa.
     
  12. jimmyvalpo

    jimmyvalpo Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    262/325

    Registrado:
    21 Feb 2011
    Mensajes:
    10.585
    Me Gusta recibidos:
    2.465
    Corrupción
    ......naaaaa , que es eso ?? acá en chile no existe
    :awesomehands:

    :lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol::lol:
     
Estado del Tema:
Cerrado para nuevas respuestas