La GranJA que es HUMANA y la producción alimenticia

Tema en 'La Dimensión Desconocida "Portal Paranormal"' iniciado por LOKOLETAL, 3 Ene 2015.

  1. LOKOLETAL

    LOKOLETAL Usuario Habitual nvl.3 ★
    47/82

    Registrado:
    17 Mar 2009
    Mensajes:
    4.458
    Me Gusta recibidos:
    843



    Salvador Freixedo

    [​IMG]

    Salvador Freixedo, (Carballino, Orense, 1923) ex-sacerdote y miembro de la Compañía de Jesús y Orden Jesuita, también es Ufólogo e investigador de temas paranormales, ha sido invitado como ponente en numerosos congresos internacionales, tanto en Europa como en América o Asia, así como colaborador de diversas revistas paracientíficas, como Mundo Desconocido,1 Karma 7 o Más allá 2.

    Desde los años 1970 se ha dedicado a la investigación en el campo de la parapsicología, en especial del fenómeno ovni, y su relación con el fenómeno religioso y con la historia humana, habiendo publicado diversos libros al respecto, y fundando el Instituto Mexicano de Estudios del Fenómeno Paranormal, del cual presidió el Primer Gran Congreso Internacional organizado por dicha institución.

    Freixedo hace un planteamiento, de que en este planeta no estamos solos, que existe un orden cósmico con diferentes tipo de entidades, muchas de ellas, llamados dioses y que crearon las religiones para la manipulación del ser humano, mediante adoraciones, y rituales.


    También hace un paralelismo a mi juicio, muy interesante entre las religiones del mundo y sus similitudes, entre ellas, que casi todos estos dioses piden a sus súbditos cosas muy extrañas, como rituales de sangre "holocaustos" como si el dolor a este tipo de entidades lo usasen como energía, algo no comprensible para la mente humana.
    Expone en sus obras que el ser humano ha sido manipulado desde su creación, y que las religiones para el ser humano a groso modo, han sido nefastas, ya que a lo largo de la humanidad solo hubo guerras, guerras y mas guerras.

    [​IMG]?

    Tambien ha estudiado mas de 40 años los fenomenos ovni, a lo que Freixedo se denomina como ovniologo, a ido a infinidad de congresos de la temática, y numerosas apariciones por television.
    Tengo que decir que muchos de los relatos me han impresionado, entrevisto a infinidad de testimonios, muchas de ellas afectadas por este fenómeno ovni, entre ellos.. abducciones de personas y en muchas de ellas, personas fallecidas después de haber sido abducidas y experimentado con ellas.
    Relata también que ha contactado y visto a estas entidades, pero que no le gusta hablar de eso..ya que según dice le da mucho respeto.




    [​IMG]
    LA GRANJA HUMANA
    Ellos los dueños visibles y los dueños invisibles del Mundo

    habla de la relación entre lo visible y lo invisible, de la trama que mueve el mundo por los derroteros actuales.


    Empieza así el capítulo:


    Puesto que en todo este libro vamos a hablar de los dueños invisibles de este mundo, creo será oportuno hablar antes de sus dueños visibles, que en un aspecto no son más que marionetas de los invisibles.


    Sería un infantil error creer que todo lo que pasa en nuestro mundo está dirigido desde el «más allá», por «divinas providencias» según cree el cristianismo o por algún tipo de espíritus entrometidos a los que por razones desconocidas les gusta entremezclarse con las vidas y las actividades de los humanos. El quehacer diario de los hombres y de las naciones lo forjan una serie de personajes de los que nos ocuparemos en este capítulo.


    [​IMG]


    Esto no quiere decir que en determinadas ocasiones tal o cuál suceso, que aparentemente se debe a causas humanas perfectamente conocidas, no tenga otras completamente distintas de las aparentes. Pero, hablando en general, podemos decir que las cosas de cada día suceden por causas humanas, en las que el hombre actúa libremente pudiendo haber actuado de una manera completamente diferente.



    [​IMG]

    Algo por el estilo se puede decir de la marcha de la historia. Sin embargo, en este particular ya no podemos ser tan tajantes, pues cuando los acontecimientos se magnifican o a medida que éstos son considerados durante un período mayor de tiempo, el hombre pierde dominio sobre ellos y la marcha de la historia se hace errática. El hombre parece tener dominio sobre un acontecimiento o varios concatenados; pero, a la larga, la marcha de la historia pareceobedecer a leyes que se escapan a su voluntad. Ésa es competencia de los dioses, que lejos de darle protagonismo al hombre lo convierten en animal de granja; o, mejor, en soldado de filas: le dan una espada o un fusil y lo ponen a matar por una causa sagrada a sus hermanos o a los animales o a todo lo que se ponga por delante. Esa ha sido la larga, estúpida y triste historia de la Humanidad.


    [​IMG]


    Pero volvamos a los forjadores de la historia diaria; a los dueños visibles de este mundo; a los causantes de las infantilidades y los horrores que los periódicos del mundo entero recogen con prontitud y nos presentan con alborozo todas las mañanas en sus primeras planas.


    Podríamos dividirlos en cuatro clases: políticos, militares, maníacos del dinero y fanáticos religiosos. Examinémoslos uno por uno.


    Los políticos son unos maníacos del poder puro. No gustan de las armas ni de la violencia física, pero les gusta mandar. Les encanta ser vistos, ser tenidos en algo, ser consultados. Por eso se derriten de gusto ante las cámaras de televisión o ante un micrófono. Tienen por lo general personalidades psicopáticas, simbiosis periodismo-política y más concretamente periodista-político. Se aman y se odian; se necesitan y se detestan; se construyen y se destruyen mutuamente.

    Se ha dicho que el poder corrompe especialmente a los políticos. Pero esta corrupción no se refiere precisamente al mal uso o a la apropiación de fondos ajenos, sino al cambio total de mentalidad y costumbres que en ellos se opera una vez instalados en los puestos en los que se hacen invulnerables.


    Se corrompen porque dicen sí a cosas a las que antes habían dicho de entrada que no; se corrompen porque no cumplen lo que habían prometido y porque usan la demagogia igual que sus predecesores; y los más encumbrados se corrompen porque pierden por completo el contacto con el pueblo y ya no defienden tanto los intereses de éste cuanto los propios y los del partido, y su gran meta se convierte en mantenerse en el poder.


    Pero —buenos o malos— la verdad es que los políticos tienen un enorme poder para torcer o enderezar los rumbos de la sociedad y aun para hacer feliz o desgraciada la vida de los individuos.




    Los políticos que llegan a las grandes alturas organizan con frecuencia viajes rituales de visitas mutuas, con gran pompa y acompañamiento, ofreciéndose ramos de flores, solemnes recepciones con pases de revista a filas de pobres esclavos en-fusilados, discursos en estrados alfombrados, y grandes banquetes. En esto nunca fallan. La parte más importante de estas visitas de Estado y las serísimas reuniones de trabajo de los grandes estadistas radica en un gran banquete en el que no se repara en gastos. Ya no se acuerdan de que los que pagan esos banquetes son sus convecinos; pero ellos hace tiempo que no tienen convecinos, porque se aislaron del pueblo común y viven en casas apartadas y muy bien custodiadas. Lo único que tienen es compañeros de partido o de candidatura electoral.


    Es cierto que los políticos no son los dueños totales de este mundo y tienen que compartir el poder con los otros miembros de la «fraternidad negra» —como dicen los esotéricos—, pero ¡cuánto mejor irían las cosas si llegados al poder no se deshumanizasen tanto!

    [​IMG]



    [​IMG]



    Analicemos ahora a los militares, los segundos dueños visibles de este mundo.


    Los militares son los sucesores de los hombres de las cavernas, pero uniformados. Al contrario que a los políticos, les encanta la violencia. Creen que todo se puede arreglar a golpes. Les fascinan las armas, su juguete favorito, y se pasan la vida pidiéndoles a los políticos que les den más.


    En un principio, los militares profesionales tanto policías o ejercito, aparecieron en las sociedades para defenderlas de sus enemigos externos. Pero como hoy ya casi no hay enemigos externos, ellos siguen conservando el mismo instinto primario de violencia y pelea, vuelven sus energías hacia dentro y cada cierto tiempo caen en la tentación de apalear a sus conciudadanos. En vez de ser los defensores de la paz son una amenaza constante contra ella.


    [​IMG]


    Cuando los abusos y errores de los generales-ministros, el descontento ciudadano y las enormes deudas externas hacen tambalear el régimen castrense, los militares, patrióticamente, entregan el poder y se refugian en los cuarteles. Pero ni aun así dejan de amenazar con volver a coger el garrote.


    Por eso, cuando ellos tienen el poder está prohibido pensar libremente. Se puede pensar, pero siempre dentro de los parámetros castrenses.


    Con el dinero que los militares del mundo entero gastan cada año en comprar y mantener armamentos, y con el dinero que los Gobiernos de todo el mundo gastan en pagar a los militares (que lo mejor que pueden hacer es no hacer nada) se podría acabar con la pobreza que padecen tantos millones de personas en el mundo y se podría elevar enormemente el nivel de vida de los ciudadanos de todos los países. Pero en este particular la Humanidad no ha superado la época de las cavernas y tiene una mentalidad troglodítica en la que el garrote y la violencia son una necesidad y una manera habitual de convivencia.


    Sobre este atribulado planeta pesan como una losa los grandes y pequeños «Pentágonos», dirigidos por auténticos maníacos de la violencia, que ya no sólo amenazan la paz de sus propios países, sino la del mundo entero con sus bombas de neutrinos y sus guerras de las galaxias.


    [​IMG]


    La enfermedad que padecen estos maníacos de la violencia es actualmente la principal amenaza de la Humanidad. Mientras existan individuos que creen que la mejor manera de arreglar las cosas es a golpes y matando, la Humanidad seguirá enferma de angustia.


    Pasemos a otros «señores del mundo»: los maníacos del dinero. Son de dos clases: los legales y los ilegales.


    Los ilegales tienen menos poder en cuanto a gobernar el mundo; más bien contribuyen de una manera indirecta a aumentar el caos reinante. Son los chulos de gran estilo que quieren vivir a costa de la sociedad y se organizan en mafias financieras y en grupos secretos que chantajean y estafan a la sociedad de mil maneras diferentes, con el solo fin de conseguir dinero y vivir bien. A veces lo hacen a lo grande y profesionalmente, y a veces por la libre y en pequeña escala.


    [​IMG]


    Por culpa de unos y de otros vivimos entre rejas, la sociedad tiene que gastar millones en policías y guardias, se arruinan empresas y hay atracos en todas las esquinas de las grandes ciudades.


    Si estos gángsters disfrazados de personas honorables llegan en alguna parte a conseguir el poder político —tal como ha sucedido en algún gran país latinoamericano—, entonces el asesinato, la extorsión, el peculado y toda suerte de crímenes se convierten en el pan nuestro de cada día, practicado por las dignísimas autoridades, y en todo el país comienza a sentirse una profunda angustia y un olor a podrido.


    [​IMG]


    Pero de ordinario estos chulos de la sociedad no suelen ambicionar el poder político y en cuanto consiguen el dinero lo mandan a SUIZA EL PAÍS CLOACA QUE VIVE DE ENCUBRIR A LOS GRANDES LADRONES DEL MUNDO y se van a calentar sus barrigas al sol de Miami. Algún día habrá que instituir la pena de muerte para es-tas sanguijuelas que viven voluntaria y conscientemente de exprimir la sangre a sus conciudadanos.


    Pasemos a los maníacos del dinero legales, que en buena parte son tan perniciosos como los ilegales. Suelen estar parapetados en los grandes Bancos, grupos, trusts, holdings, financieras, etc., y desde sus lujosos despachos acristalados, en lo alto de los rascacielos, manejan con unos hilos sutilísimos pero muy eficaces el gran «guiñol» de la política nacional e internacional. Los políticos, muy serios, gesticularán, harán declaraciones o bailarán, según estos mefistófeles financieros les tiren de los hilos.

    [​IMG]


    A veces, cuando quieren ayudar a uno de ellos porque lo ven más útil para sus intereses, lo empinan desde abajo con préstamos abundantes, para que sea más visto y tenga ocasión de gritar más y convencer a un mayor número de borregos electores.


    La relación entre la política y la Banca es, a pesar de las apariencias, mucho mayor de lo que parece. Los políticos tratan de no hostigar demasiado a la Banca para que ésta pueda hacer sus negocitos con paz de espíritu (y en los lugares donde las cosas están más corruptas, para que ésta les devuelva en metálico sus «permisos» y su laissez faire). Y a su vez la Banca financia con intereses tolerables —los normales son intolerables— las campañas de los políticos, y sobre todo los acoge en su seno cuando un golpe infausto de la suerte los desbanca del poder y tienen que abandonar lo que irónicamente se llama el «servicio público». Los despachos de los grandes Bancos suelen ser el puerto seguro en el que finalmente han recalado muchas veces naves políticas rotas. Las buenas acciones de los políticos, el Señor las suele recompensar con buenas acciones bancarias.

    [​IMG]



    Para los maníacos organizados del dinero lo más importante en el mundo es acrecentarlo. Que a causa de sus exigencias una nación vaya al caos o una empresa o individuo se arruinen, eso les tiene sin cuidado a los grandes mogoles de las finanzas. Lo único que cuenta para ellos son los dividendos y por eso están muy atentos a los buenos negocios. La docena de guerras que hay en la actualidad en este loco planeta son una auténtica mina de oro para los traficantes de armas, y la Banca, aconsejada por políticos y militares, financia a todos los bandos para que no se termine el negocio aunque la gente siga muriendo. Y si se terminase están dispuestos a prestarles dinero para que entierren decentemente y según los ritos sagrados a sus muertos.


    Desgraciadamente para ellos, se les acabó el pingüe negocio de décadas pasadas, que consistía en prestar dinero en condiciones abusivas a naciones subdesarrolladas en las que gobernaban políticos rapaces. Los banqueros prestaban aun a sabiendas de que aquel dinero endeudaba aún más a la nación porque iba a parar a las cuentas privadas de los presidentes, ministros y generales ladrones que tanto han abundado en la historia reciente de los países en desarrollo. Los gobernantes patriotas y decentes que han heredado esas deudas de ignominia harán muy bien en no pagar un dinero que unos políticos ladrones le robaron a unos banqueros estafadores.




    Y por fin enjuiciemos al último miembro de la «fraternidad negra»: los fanáticos religiosos.


    No hay en el mundo cosa que haya separado más a los humanos y que los haya hecho pelear y odiarse tanto como las religiones.


    Aunque los líderes de las diversas religiones se jactan de que lo que todas ellas predican en el fondo es el amor y la justicia, y por lo tanto contribuyen a la unidad del género humano, los hechos a lo largo de los siglos nos dicen todo lo contrario: la historia está tejida de guerras ocasionadas pura y simplemente por la religión.


    Además predican el amor y la justicia cada uno a su manera; los predican rodeados de una serie de circunstancias diferentes que impiden que ese amor y esa justicia se extiendan a todos los hombres.


    Las religiones son creencias y ritos ideados por ciertos individuos que oyeron o creyeron que oían voces del más allá, que les dictaban lo que los hombres tenían que hacer para «salvarse». Todas las religiones sin excepción provienen de apariciones de entidades celestiales de las que alguien fue testigo. Es decir, las religiones no provienen del hombre, sino de fuera del hombre, de algo o de alguien que se la impuso al hombre haciéndole creer cosas y practicar ritos que en muchas ocasiones van contra un elemental sentido común.


    Y el vidente-fundador, como un niño, creyó las tonterías que le dictaron y organizó toda su vida y la de sus seguidores en función de estos «mandamientos» venidos de un «más allá» nebuloso.


    Las religiones juntan a grupos de hombres al hacerles creer las mismas cosas y al propio tiempo los separan de otros que creen en «dogmas» diferentes. Y como cada uno de los fieles de una religión cree poseer toda la verdad y ser el fiel seguidor de la voluntad de Dios, mira a los otros que no creen igual como a sospechosos y enemigos de Dios, v en otros tiempos se sentía con el derecho y la obligación de perseguirlos v hasta de matarlos. Porque Dios —el Dios que él tiene en su cabeza— es el dueño de toda vida. Las religiones engendran un «odio santo» al pecado y como consecuencia a los pecadores que lo cometen.


    En tiempos pasados los reinos e imperios eran con frecuencia teocráticos; el rey era al mismo tiempo sacerdote o estaba investido de algún poder sagrado. Dios lo bendecía especialmente y él se sentía como su representante, lo cual lo facultaba para hacer lo que le diese la gana.


    Hoy día, si bien esta situación sigue dándose en los países menos desarrollados, en Occidente ya pasó a la historia y los jefesreligiosos son una casta aparte de los líderes civiles. Éstos siguen todavía mostrando cierto respeto farisaico hacia los jerarcas religiosos, pero en el fondo lo único que les interesa es que no inciten a sus fieles contra las medidas de gobierno.


    En los países subdesarrollados, la fuerza que tienen los líderes religiosos es enorme y funesta. Sin armas y sin dinero, basándose únicamente en amenazas y promesas referentes a la otra vida, tienen un poder total sobre las vidas de las pobres gentes. En gran parte el subdesarrollo de esos países y su falta de progreso se debe precisamente a los mandamientos de sus respectivas religiones que no les dejan usar su mente con libertad. Y en muchas ocasiones las religiones «predicadoras de la paz» son precisamente las causantes de que no la haya. El infierno que es en la actualidad el Oriente Medio es la mejor prueba de lo que estoy diciendo.


    [​IMG]



    «Irán e Irak se destrozan mutuamente con una santa ferocidad inspirada por Alá, superando ya la espantosa cifra de medio millón de muertos. Irak por vengar viejas ofensas patrias de los iraníes y éstos por la extensión de una santa revolución islámica. Drusos y cristianos se matan animados por un heredado rencor religioso. Los palestinos se aniquilan entre sí por razones patrióticas entremezcladas con razones religiosas. Siria y Libia colaboran en la guerra santa contra el Gobierno cristiano del Líbano. Norteamericanos y franceses vuelan por los aires a impulsos de una dinamita empapada de odio racial y religioso. Y en la base de todo este caos, y como origen de él, el ciego fanatismo religioso de Israel que un buen día y contra todo derecho (inspirados por las palabras de Yahvé, ¡pronunciadas hace ya 4.000 años!) despojaron de su patria a los palestinos, convirtiéndolos en un pueblo errante y desesperado. De víctimas del salvajismo nazi, los israelíes se han convertido en los nazis del Oriente Medio.

    [​IMG]


    »¿Por qué todo este horrendo infierno del Líbano? Por ideas “sagradas” fomentadas por líderes religiosos, y defendidas con furor por fanáticos descerebrados, que en vez de usar su cabeza se dejan llevar por sus sentimientos.» (Defendámonos de los dioses, cap. 9.)


    Éstos son los «visibles señores del mundo».


    [​IMG]


    Con tales señores ¿se puede extrañar alguien que la historia humana haya sido el conjunto de horrores que ha sido, y que en la actualidad, cuando ya nos consideramos poseedores de una tecnología avanzadísima, tengamos a medio mundo convertido en un volcán de guerras, con millones de personas pasando hambre, con docenas de especies de animales extinguiéndose cada año, con lagos, mares y ríos envenenados, y con la mayor parte de los bosques enfermos por la atmósfera contaminada?


    El hombre verdaderamente racional y con sentimientos llora ante tal panorama. Pero «los visibles señores del mundo», tan tranquilos, siguen adelante con sus «guerras de las galaxias» o jugando a las «reuniones cumbre» sin que sean capaces de llegar a ningún acuerdo, inflando artificialmente los intereses y los precios del oro, y hasta emitiendo nuevas Encíclicas sobre dogmas olvidados, con las que intentan seguir teniendo atontadas las mentes de los fieles o alentando a los que detonan coches-bomba para defender la gloria de Alá.



    [​IMG]
    HEMISFERIO NORTE "LA TIERRA SANTA" DEL PARALELO 33°

    en HEMISFERIO SUR esta la CASA DE LA MONEDA EN CHILE con el OBELISCO, SÍMBOLO DEL PATRIARCADO MUNDIAL



    ¿Quién nos librará de semejantes señores? Y puesto que no han venido de fuera sino que son de nuestra propia carne y sangre, será lógico que nos preguntemos: ¿por qué, en cuanto el ser humano se encumbra, se vuelve un verdugo para sus hermanos y se deshumaniza tanto?



    Creo que la solución a tan importante pregunta —aunque la ciencia oficial no lo quiera admitir— está en lo que diremos en el resto de este libro. Está en los «señores invisibles» de los que los «visibles» no son más que meros servidores, que lo único que hacen es obedecer las órdenes que aquéllos les dictan, aunque lo hagan inconscientemente las más de las veces.







    LOS ARCONTES ALGUNOS SON DEPREDADORES DE NUESTRA ENERGÍA ETERICA



    [​IMG]








    Nosotros somos, para el mundo de lo suprarracional, lo mismo que el mundo de los animales superiores para nosotros. Nosotros dominamos ese mundo con la razón, que supera al entendimiento de nuestras bestias, pero a nosotros se nos está dominando y se nos manipula mediante una supra-racionalidad -o irracionalidad, porque ese mundo no tiene nada de racional ni de razonable- que jamás podríamos ser capaces de comprender.
    Juan G. Atienza
    "la gran manipulacion cosmica"​

    "El sapiens, en su lucha inclemente por la existencia, hace que su aparato emocional y nervioso elabore ciertos elementos incorpóreos, pero de una extraordinaria potencia, los cuales "abandonan" el cuerpo humano en forma de vibraciones que son emitidas por antenas incorporadas en su unidad biológica, las cuales se encuentran orientadas y sintonizadas con la frecuencia de los Arcontes, que así "cosechan" esta fuerza y la utilizan con fines que no divulgaremos; volviendo a advertir que, de todos modos, cumplen una función cósmica.


    Es así como el sapiens es despojado inadvertidamente del producto más noble producido por él mismo, el destilado final de la experiencia humana... el "caldo aurífero" de su vida.


    El sapiens debe nacer, sufrir, amar, gozar, reproducirse, construir civilizaciones, destruirlas, enfermar y morir, sólo para beneficio de potencias superiores invisibles, quienes capitalizan el "producto vital".


    El sapiens es, por lo tanto, un esclavo a perpetuidad. No obstante, ejemplares individuales o aislados (segregados del grupo), pueden llegar a ser libres".
    John Baines
    Los brujos hablan​



    Lo que dicen los Pleyadianos


    "Para ustedes que deben alimentarse con comida, les es difícil entender que la conciencia alimenta a la conciencia. Pero los alimentos también contienen conciencia, como las emociones son alimentos para otros. Cuando se les mantiene bajo control para producir caos y frenesí, ustedes crean una frecuencia que alimenta a otros. Hay quienes viven de la vibración del amor, y ese grupo quiere volver a establecer el amor en el planeta".


    "El plan es cambiar la frecuencia de la Tierra. Las emociones son fuente de alimento. Por ahora se nutren de temor, ansiedad, caos, hambre y tristeza... por eso es que manejan las cosas de manera que se produzcan estas emociones. La «Familia de la Luz» quiere devolverle a la Tierra su frecuencia de Amor, y debe retirar el abastecimiento de las otras emociones para que se vayan los que dominan.


    Como miembros de la Familia de la Luz, ustedes son los que están retirándole el alimento. Son quebradores de sistemas, están aquí para vencer sus propios miedos y mostrarle al planeta que no hay nada que temer. No deben hacer proselitismo, solo deben ser receptáculos, ustedes reciben los rayos cósmicos en vuestros cuerpos, esos disfraces que usan, y permiten que suceda el proceso.


    Ustedes están codificados y responderán al Plan a medida que surja en vuestra memoria, comenzarán a mantener una frecuencia y luego vivirla, trasmitiéndola como pulsaciones electrónicas, a medida que viven vuestra frecuencia, afectan a todo lugar y persona por donde vayan. Muchos ya saben lo que tienen que hacer, otros están empezando a recordar."


    "Los dioses creadores están volviendo a incursionar, porque no quieren perder el abastecimiento. Entienden que está en marcha un sistema de "resquebrajamiento" a través de ustedes, así que van a crear mayor caos y temor, y luchar una vez mas por el territorio que están perdiendo: el control del planeta, así que se están replegando a su primer base en Medio Oriente, donde yace su nido debajo de la tierra, para crear el caos y el miedo.


    Los Planificadores Originales, quieren devolverle a la Tierra su frecuencia de libertad de elección. Los dioses que se apoderaron de este planeta no les permiten elegir libremente, ellos roban vuestra energía psíquica dándoles un cuadro falso de la realidad de mil maneras, que ustedes ni se dan cuenta. No decimos que sean malos, sino que manejan las cosas para cosechar lo que necesitan. Ustedes no se dan cuenta que las situaciones que surgen son manejadas para que ustedes, como población, reaccionen de ciertas maneras y que vibren en cierta forma.

    Más vale que abandonen las fábulas en que creían, la energía que predomina encauza vuestras creencias según lo que ellos necesitan. Ellos canalizan esa energía colectiva y la mandan hacia afuera, esta energía mental vuestra tiene vida, los pensamientos tienen vida, ¿y cuál es el pensamiento predominante entre los cinco billones y medio de habitantes?... ¿no es acaso el desasosiego y el miedo?..."


    "Les hemos dicho que existen entidades que se alimentan de vuestras emociones; pues la T.V. les viene como anillo al dedo, en todo el mundo millones de seres humanos están emitiendo jugos emocionales según lo que ven por las pantallas. Ya no necesitan montar tantas guerras para activar las emociones, ahora hacen películas. Aquellas personas que necesitan mirar T.V. no están apelando a la riqueza que tienen archivada en sus mentes, y en lo que les rodea. Si es que quieren evolucionar, no lean mas los diarios, ni escuchen la radio, pues si pueden estar un tiempo libre de esas influencias, se alejan de la frecuencia que emite caos, ansiedad, stress, y tentaciones de toda clase que ustedes no necesitan, y les aclara el panorama. Empiecen entonces a escuchar lo que tienen dentro de ustedes, y vivirán en el mundo sin estar perdidos en él."
    Barbara Marciniak,
    Mensajeros del Alba​



    MARDUK GOBERNANTE DEL PLANETA



    Enlil inunda la Tierra abriendo las compuertas del cielo. Los demás dioses reprenden a Enlil ya que necesitan los sacrificios humanos para alimentarse. Cuando las aguas se retiran, Ziusudra ofrece un sacrificio a los dioses, que lo reciben hambrientos. Finalmente Enki solicita a la diosa madre la creación de nuevos seres humanos.
     
    #1 LOKOLETAL, 3 Ene 2015
    Última edición por un moderador: 14 Nov 2016
  2. caoz

    caoz Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    262/325

    Registrado:
    8 Mar 2008
    Mensajes:
    44.739
    Me Gusta recibidos:
    710
    interesante... sería interesante pasar muchos días sin la influencia de la tv, internet y radio...
     
  3. edu78

    edu78 Usuario Habitual nvl.3 ★
    162/163

    Registrado:
    12 Nov 2011
    Mensajes:
    8.044
    Me Gusta recibidos:
    546
    ¿como pueden escribir tanta wea junta?
     
  4. Fabox57

    Fabox57 Usuario Nuevo nvl. 1
    6/41

    Registrado:
    29 Jun 2014
    Mensajes:
    97
    Me Gusta recibidos:
    0
    no se si el wn que escribe estas wea de verdad esta chalao, o quiere llamar la atencion
     
  5. Baker.!

    Baker.! Usuario Casual nvl. 2
    27/41

    Registrado:
    4 Dic 2009
    Mensajes:
    448
    Me Gusta recibidos:
    27
    ignorantes qls informences, yo creo que ni leyeron el tema
     
  6. nickspeed

    nickspeed Usuario Casual nvl. 2
    47/82

    Registrado:
    10 May 2007
    Mensajes:
    1.733
    Me Gusta recibidos:
    55
    voy en la mitad me dio sueno terminare despues...ZZZZ