Platas para campañas: 25 candidatos y un partido no transparentan los avales

Tema en 'Política Nacional e Internacional' iniciado por bluescifer, 17 Jul 2021.

Estado del Tema:
Cerrado para nuevas respuestas
  1. bluescifer

    bluescifer Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    42/82

    Registrado:
    14 Ago 2012
    Mensajes:
    17.510
    Me Gusta recibidos:
    5.397
    [​IMG]

    Si Julio Ponce Lerou –el controlador de SQM, la minera investigada por proporcionar el mayor financiamiento político ilegal conocido hasta ahora–, garantizara un crédito bancario solicitado por un candidato para costear su campaña política, no lo sabríamos. La información sobre quién pone la espalda financiera para que las instituciones de la banca aprueben estos préstamos es estrictamente confidencial. Y esa persona, en la opacidad, puede transformarse en el mayor aportante de una contienda electoral.

    El Servicio Electoral no fiscaliza quiénes son los avales de estos préstamos y los bancos no pueden informarlo, pues se trata de información cubierta por el secreto bancario.

    Los “créditos con mandato” son préstamos que los bancos facilitan a los candidatos y que se pagan con el dinero que el Servel entrega por cada voto recibido. Para la reciente elección de convencionales, gobernadores y alcaldes, esa modalidad fue utilizada por 58 candidatos de todos los sectores políticos y cuatro partidos (Evópoli, RD, UDI y PC), los que en total pidieron $3.500 millones.

    Los bancos analizan el patrimonio de los solicitantes y sus flujos, por lo que no piden aval o garantías a algunos si estiman que cuentan con respaldo propio. CIPER consultó por los nombres de los avales al Servel, a cada uno de los candidatos y partidos que utilizaron estos créditos, al Banco Estado (la institución financiera más requerida bajo esta fórmula) y a los notarios que certifican los documentos que constituyen las garantías. La respuesta siempre fue la misma: los nombres de los avales y de los titulares de depósitos a plazo u otros instrumentos o bienes que garantizan las operaciones están protegidos por el secreto bancario.

    De esta forma, cualquier tercero puede respaldar el crédito y la opinión pública no puede conocer su identidad. En caso de que el candidato o partido no obtenga votos suficientes para asumir el pago, esta persona que se mantiene bajo reserva podría asumir la deuda. Así, se convertiría en aportante a la campaña –quizás el mayor de todos– sin que la opinión púbica conozca su identidad.

    Frente a la imposibilidad de obtener la información desde fuentes oficiales, y en un ejercicio de transparencia, pedimos a los 58 candidatos y cuatro partidos que solicitaron préstamos que enviaran a CIPER los documentos que identifican sus avales y/o garantías, o que demuestran que el banco no les pidió ese requisito. Del total, 25 candidatos no entregaron los documentos adecuados, al igual que un partido: Evópoli. Dos candidatos no pudieron ser contactados para este reportaje.

    El grupo de los 25 candidatos que no enviaron los documentos es transversal a todo el arco político: 19 del oficialismo y seis opositores. En esa nómina figuran, por ejemplo, la nueva alcaldesa de Santiago Iraci Hassler (PC) y la convencional Teresa Marinovic (independiente en cupo Republicano). También aparecen los periodistas Beatriz Sánchez (Frente Amplio) y Bernardo De La Maza (cupo Evópoli), y la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI).

    Eduardo Engel, presidente de la comisión que propuso la reforma al financiamiento político después de los casos Penta y SQM, sostuvo que se deben hacer ajustes con urgencia para que en las próximas elecciones de noviembre los “avales anónimos” ya no existan: “Si el Servel cree que no tiene las facultades para regular los avales, debe informar a la brevedad para que el legislador se haga cargo. Debemos conocer la identidad de cada aval en las elecciones de noviembre”.

    -Los importantes avances transparentando el financiamiento de la política se ven amenazados por la existencia de avales anónimos de los créditos de las candidaturas. Un aval que no le cobra la deuda a la candidata puede terminar siendo su principal financista, sin que se conozca su identidad y burlando los límites a las donaciones-, agregó Engel.

    ACUERDO DE CONFIDENCIALIDAD
    Para la elección de mayo pasado, Evópoli tomó dos créditos por un total de $320 millones ($285 millones para gobernadores y $35 millones para concejales). Su secretaria general, Luz Poblete, señaló a CIPER que los avales del partido solicitaron confidencialidad y declinó darlos a conocer para este reportaje.

    -Esas personas nos pidieron especial reserva de nombres públicamente. Ellos se reservan este derecho-, dijo.

    Los otros partidos que pidieron préstamos son RD, UDI y PC. En el caso de RD, pidió $20 millones y envió documentación que acredita que sus avales fueron dos militantes: el diputado Jorge Brito y la periodista Juanita Rojas. Tanto la UDI (que pidió $93 millones) como el PC ($52 millones) remitieron documentos que confirman que no les pidieron avales o garantías.

    Otra figura a la que los bancos no pidieron aval es la ex candidata a gobernadora por la Región Metropolitana, Catalina Parot (Evópoli), quien utilizó el crédito más oneroso de la pasada campaña: solicitó en total $720 millones. Ella envió a CIPER copia del contrato con el Banco Estado que muestra que efectivamente no le pidieron aval. La hoy secretaria ejecutiva de la Convención Constitucional quedó con una deuda cercana a los $280 millones, pues obtuvo menos votos de los que proyectaba. ¿Cómo pagará su deuda? Parot señaló a CIPER que no gastó todo el crédito, pensando que podría haber ido a segunda vuelta.


    RESPUESTAS SIN DOCUMENTOS
    La ex candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, no envió documentación sobre el crédito por $30 millones que usó en su campaña. Ella señaló que no lo hacía por falta de transparencia, sino que por falta de tiempo y olvido.

    Bernardo De La Maza, tampoco transparentó la información sobre su crédito por $35 millones: “No me acuerdo quién fue (el aval). Y no lo voy contar, es personal, lo pueden averiguar con el banco. Ya me extrañó que lo pidieran, pero ni siquiera tengo tiempo para preguntarle a mi aval si está dispuesto a que yo lo cuente”, dijo.

    El candidato a la convención, no electo, Jaime Coloma Álamos (UDI), pidió un crédito por $30 millones. Él dijo que fue avalado por su padre, el senador Juan Antonio Coloma (UDI), pero no aportó documentos para comprobarlo.

    Teresa Marinovic utilizó un crédito de $20 millones. Consultada por CIPER, señaló que el banco le solicitó respaldarlo con un depósito a plazo por la misma cantidad, pero no envió documentos que lo acrediten. También vinculado al Partido Republicano, el ex candidato a gobernador por la Región Metropolitana, Rojo Edwards, no accedió a enviar los antecedentes sobre su préstamo de $60 millones, y solo afirmó que su cónyuge había sido su aval.

    La actual alcaldesa de Santiago, Irací Hassler (PC), declaró ante el Servel un crédito por $30 millones. Aunque insistimos durante varios días a su equipo de comunicaciones, la única respuesta fue que estaba concentrada en resolver problemas municipales, por lo que no entregaron información.

    La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI), utilizó un crédito por $50 millones. Le dijo a CIPER que el banco le pidió como garantía un depósito a plazo por el mismo monto y que ella lo proporcionó junto a su marido, Jorge Desormeaux. No envió documentos que comprobaran esa información.

    El alcalde de Puente Alto, Germán Codina (RN), declaró un crédito por $60 millones. A través de sus asesores aseguró que el banco no le había solicitado aval, pero no envió documentos que lo confirmaran. El alcalde de La Florida, Rodolfo Carter (independiente, UDI) aseguró que no le pidieron aval para su crédito de $20 millones, pero no acompañó documentos.

    [​IMG]
    Bernardo De La Maza, Karina Oliva y Rojo Edwards.

    El ex senador PPD y derrotado candidato a gobernador por La Araucanía, Eugenio Tuma, declinó entregar la información sobre su crédito de $69,5 millones. Al ser contactado sostuvo que uno de sus hermanos fue su aval, pero que no transparentaría la información por considerarla privada: “Que cambie la ley primero”, fue parte de lo que dijo.

    Tampoco transparentó la información el ex candidato a gobernador por Ñuble, Jezer Sepúlveda (UDI). Inicialmente, respondió pidiendo que le enviáramos las preguntas. Cuando lo hicimos, no volvió a contestar. Él declaró un crédito por $25 millones.

    La candidata a gobernadora por Biobío, Flor Weisse (UDI) tomó un préstamo por $100 millones, según los registros del Servel. Su equipo de campaña señaló que además pidió otro por $40 millones. No entregó documentación.

    El integrante de la Convención, Jorge Arancibia (cupo UDI), no entregó antecedentes sobre su crédito por $20 millones. En el equipo de prensa del también ex comandante en jefe de la Armada y ex senador, indicaron que toda la información al respecto está disponible en el Servel, lo que no es cierto.

    La constituyente electa Tania Madriaga (Lista del Pueblo), pidió un crédito de $20 millones. Su equipo señaló a CIPER que «en nuestro caso el banco no solicitó un aval en función del análisis de ingresos del último tiempo», pero no enviaron documentos que lo respaldaran.

    Otras dos ex candidatas que utilizaron este tipo de créditos y no transparentaron las condiciones son la ex alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga (independiente, UDI) y la ex candidata a constituyente y figura de la televisión Macarena Venegas (cupo Evópoli). Barriga declaró un crédito por $48 millones, y Venegas por $25 millones. Ninguna respondió los mensajes y llamadas de CIPER.

    La ex candidata a gobernadora por la Región Metropolitana, Karina Oliva (Comunes, Frente Amplio), registra siete créditos entre la primera y la segunda vuelta por un total de $211 millones. Ella envió a CIPER un documento que ratifica que para los créditos que solicitó para la segunda vuelta no le pidieron aval. Pero no ocurrió lo mismo con los créditos de la primera ronda, donde ella estaba en una situación de mayor incertidumbre, porque nadie esperaba que lograra los 600.000 votos que obtuvo. Sobre esos documentos señaló que no los tenía y que los había solicitado al Banco Estado, pero que hasta el cierre de esta edición, no se los habían enviado.

    El convencional independiente ligado al FA, Fernando Atria, envió la información incompleta. El posee dos créditos: uno de $30,7 millones y otro de casi $10 millones. CIPER accedió a la información de este último solamente, en cuyos documentos aparece que el Banco Santander no le solicitó aval.


    LA NÓMINA DE LOS QUE QUEDARON CON DEUDA
    Los ex candidatos que están en una situación más compleja son los que quedaron endeudados porque los votos que obtuvieron no alcanzaron para cubrir el monto de los créditos. Diez ex candidatos que no transparentaron documentación sobre sus avales o garantías están en esa situación. Si ellos no pagan, serán esos avales anónimos los que deben asumir la deuda. En este grupo hay saldos a pagar de hasta $27 millones.

    La excandidata a convencional Verónica Campino (RN) no envió la información y solo señaló que el Banco Bice no le solicitó aval. Ella obtuvo 2.147 votos y su crédito fue de más de $30 millones.

    Luis Silva (independiente, Republicano), Andrés Carey (Independiente, RN) y René Cortázar (DC) también quedaron con deuda. De los $30 millones que pidió, Silva debe cubrir $24 millones. Carey, en tanto, solicitó $30 millones y debe pagar $22 millones. El ex director ejecutivo de TVN, René Cortázar, declaró un préstamo de $30 millones y su deuda asciende a más de $21 millones. Ninguno accedió a enviar información y solo Silva explicó que el banco no le pidió aval, lo que CIPER no pudo constatar.

    Los candidatos a constituyentes y cónyuges Francisca Ayala y Hotuiti Teao (independientes, Evópoli), solicitaron $20 millones cada uno. Ella quedó con una deuda cercana a los $18 millones y él con una que supera los $14 millones. Teao dijo que no recordaba quiénes habían sido sus avales, señalando que revisaría la documentación de ambos. Tras varios contactos en los que se comprometió a enviar la información, finalmente eso no ocurrió.

    Otra aspirante a convencional, Bernardita Paul (RN), sobrina del senador Manuel José Ossandón, dijo que su padre fue su aval, pero no dio acceso a los antecedentes sobre su crédito de $20 millones, del que debe pagar un saldo de $6,8 millones.

    El alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira, solicitó dos créditos de $25 millones cada uno. Su votación no alcanzó para cubrirlos y le restan $5,5 millones por pagar. El edil afirmó que su esposa fue su aval, pero no facilitó documentación.


    LOS QUE SÍ TRANSPARENTARON
    Además de los tres partidos ya mencionados que transparentaron su situación (RD, UDI y PC), 30 ex candidatos también lo hicieron.

    Mauro Tamayo, alcalde de Cerro Navia, usó un crédito de $22 millones y presentó como aval a su colaboradora y administradora municipal de su comuna: Camila Rubio. El actual gobernador de Valparaíso, Rodrigo Mundaca, recibió apoyo de la encargada de contenidos de su campaña, Macarena Pereira, quien fue su aval para conseguir $25 millones.

    En seis casos, la documentación acredita que el aval fue el o la cónyuge. En este grupo están los convencionales Cristián Monckeberg (RN, $30 millones); Arturo Zúñiga (UDI, $20 millones) y Felipe Harboe (PPD, $20 millones). También figura el derrotado aspirante a la Convención, Gonzalo Blumel (Evopoli, $35 millones) y la alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñaloza (UDI, $70 millones), quien además del aval de su marido, puso como garantía una propiedad.

    Verónica Pardo, quien compitió por la alcaldía de Providencia, envió a CIPER el expediente completo de la tramitación de su crédito de $40 millones en el Banco Estado: no solo debió contar con su cónyuge como aval, sino también presentar un depósito a plazo por la misma cantidad. Para cumplir este último requisito ocupó $10 millones que tenía ahorrados en el Banco Security y solicitó otro crédito por $30 millones, pero al Banco Falabella, que obtuvo con ayuda de una hermana y dos amigos.

    El alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz (DC, $35 millones) también fue avalado por su mujer. La aspirante a gobernadora de Los Ríos, María José Gatica (RN, $30 millones), también contó con el aval de su cónyuge.

    La discrecionalidad de los bancos es un aspecto que algunos candidatos reclaman. El equipo del gobernador metropolitano Claudio Orrego (DC) envío a CIPER documentación que confirma que no le solicitaron aval para sus créditos de campañas, pero sí le pidieron exámenes médicos.

    [​IMG]
    Patricia Politzer, Cristián Monckeberg y Mariana Aylwin.

    A otros doce candidatos que también transparentaron sus documentos, tampoco les pidieron avales:

    • La ex ministra Marcela Cubillos (independiente UDI, $78 millones);
    • El ex senador Carlos Ominami (ex PS, 21 millones);
    • El ex ministro Antonio Walker (Independiente Evópoli, $20 millones);
    • El hijo del ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno Echeverría (Independiente pacto Chile Vamos, $20 millones);
    • La alcaldesa Carolina Leitao (DC, $20 millones);
    • Hernán Larraín Matte (Evópoli, dos préstamos por un total de $30 millones);
    • El ex candidato a gobernador de Valparaíso, Manuel Millones (UDI, $100 millones);
    • El convencional Agustín Squella (Independiente Lista Apruebo, $20 millones)
    • La ex candidata a convencional, Mariana Aylwin (Independientes con Chile, $20 millones).
    • El gobernador de Ñuble, Óscar Crisóstomo (PS, $50 millones);
    • La convencional Constanza Hube (UDI, $20 millones);
    • El gobernador por La Araucanía, Luciano Rivas (Independiente Chile Vamos, $30 millones).
    Los periodistas que compitieron por un escaño a la Convención, Patricia Politzer (Independientes No Neutrales) y Patricio Fernández (Independiente liberal), acreditaron que les hicieron tomar un depósito a plazo de $30 millones en sus mismos bancos, para respaldar créditos por la misma cantidad. También periodista, Bárbara Rebolledo (Evópoli, $20 millones) entregó documentos que indican que presentó como aval a una hermana

    Los papeles enviados por el alcalde de Maipú, Tomás Vodanovic (RD), muestran que le pidieron un depósito a plazo por $20 millones. Él explicó que su hermano lo ayudó con $4 millones para completar esa garantía.

    CIPER no pudo contactar a dos postulantes: Alejandro Fernández (Evópoli, $20 millones) Y María Soledad Cisternas (Independientes No Neutrales, $21 millones).

    Fuente: https://www.ciperchile.cl/2021/07/1...ales-de-los-prestamos-bancarios-que-pidieron/
     
  2. tavodeath

    tavodeath Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    262/325

    Registrado:
    27 Abr 2009
    Mensajes:
    28.160
    Me Gusta recibidos:
    4.115
    Algo nuevo?, todo acomodado.
     
  3. radamantys

    radamantys Usuario Casual nvl. 2
    62/82

    Registrado:
    25 Jul 2008
    Mensajes:
    3.574
    Me Gusta recibidos:
    183
    10,20,40,100 millones y alguien cree eso, y cuanto no declaran
     
    A Tutu Tutito le gusta esto.
  4. NicolásLazc

    NicolásLazc Usuario Casual nvl. 2
    42/82

    Registrado:
    26 Dic 2019
    Mensajes:
    214
    Me Gusta recibidos:
    198
    Ya apareciste con tus temas zurdos wn ohhh.

    #ZurdosQls
    #JAKPresidente
    #PinochetVive
    #PinochetInmortal
     
    A shileno111 le gusta esto.
  5. bluescifer

    bluescifer Usuario Avanzado nvl. 4 ★ ★
    262/325

    Registrado:
    14 Ago 2012
    Mensajes:
    17.510
    Me Gusta recibidos:
    5.397
    Ya apareciste a leer temas que no te gustan como los weones
     
  6. Shooterzorron

    Shooterzorron Usuario Casual nvl. 2
    62/82

    Registrado:
    3 Ene 2019
    Mensajes:
    468
    Me Gusta recibidos:
    284
    Jamas declaran todos estas pestes politicas
     
  7. ricardop

    ricardop Usuario Casual nvl. 2
    82/163

    Registrado:
    7 Ago 2008
    Mensajes:
    1.203
    Me Gusta recibidos:
    483
    Uta la wea añeja weon..................
    Como p'a remover la neurona del "autor" de este titular "plagiado".....¿ Alguna vez ha sido distinta la situación de los candidatos en sus arcas financieras y en tiempos de elecciones?
     
  8. NicolásLazc

    NicolásLazc Usuario Casual nvl. 2
    42/82

    Registrado:
    26 Dic 2019
    Mensajes:
    214
    Me Gusta recibidos:
    198
    :nanay:
     
    A EL CERDO le gusta esto.
  9. EL CERDO

    EL CERDO BANEADO
    262/325

    Registrado:
    9 Dic 2010
    Mensajes:
    10.896
    Me Gusta recibidos:
    6.006
    Y jadue? Transparentó ese weón?
     
  10. RoboTOC

    RoboTOC Usuario Casual nvl. 2
    42/82

    Registrado:
    28 Mar 2019
    Mensajes:
    273
    Me Gusta recibidos:
    251
    Si es legal el secreto y la confidencialidad, nada qué alegar. Otra cosa es que no nos guste tanto el financiamiento de particulares como por el Estado.
    Quiere ser candidato?? Páguese su campaña.
    Quiere su pacto elecciones primarias?? Págueselas usted mismo, pero por qué el Estado debe financiar campañas y elecciones cuando son decisiones de las personas/partidos? Si no son capaces de ponerse de acuerdo entre ellos y "endosarnos" la responsabilidad de elegir a nosotros, que se paguen ellos sus campañas y elecciones.

    Otra cosa es la elección definitiva, la importante... pero el chaucheo chico???

    Por otra parte, si es efectivamente legal y los candidatos (del lado que sean) no quieren transparentar y los bancos no pueden dar esa información, no lo hacen y punto!! La Ley los faculta para hacerle TAPA al que pregunte o pida explicaciones. ¿Cuál es la idea de CIPER andar buscando la quinta pata del gato? Está bien, entiendo el periodismo investigativo, pero si la weá está así por Ley, el andar buscando lo que no se ha perdido solo genera ruido y más animadversión hacia la política y políticos.

    Ahora, si el financiamiento es o fue ilegal, ya poh! que se haga la respectiva denuncia, se instruyan las investigaciones y pasa a ser un tema judicial y se seca al candidato y al aval por cometer un delito. Fin.
    Pero.... están las leyes para eso? Quién las hace??? Oh!.. verdad! Los mismos weones que están en el Congreso y que se financian de estas formas.
     
Estado del Tema:
Cerrado para nuevas respuestas